Selección Nacional

Alemania vence y convence ante Dinamarca (3:1)

Alemania sub21 ha hecho un gran partido a nivel colectivo, destacando especialmente la labor individual de Marco Richter con dos goles y una asistencia. Buenas noticias también en la versión omnipresente de Mahmoud Dahoud, que ha ayudado en varias alturas. De este modo comienza su participación en la Eurocopa sub21 de Italia y San Marino con gratas sensaciones.

Los hombres de Stefan Kunz han salido al Stadio Nereo Rocco con ganas de presentar candidatura al título que ya levantaron en Polonia 2017. El criterio combinativo ha sido la tónica de la mayor parte del choque, con algunos momentos para explotar los espacios, pero con el juego posicional más presente.

Lukas Klostermann y Benjamin Henrichs han tenido un papel importante en ataque, dado que han sido los encargados de ejercer como extremos al no haber alineados efectivos naturales en dicha demarcación. Es por ello que, el poco peligro de los daneses, ha llegado después de encontrarles la espalda, especialmente en el caso del del Bayer 04 Leverkusen.

Arne Maier y Mahmoud Dahoud se han encargado de ejercer como pegamento a base de pases con criterio, siendo el nexo entre la zaga y los interiores. Hay que destacar el papel del futbolista del Borussia Dortmund, testimonial con Lucien Favre pero reivindicado en el día de hoy. Su actividad ha permitido dar salida desde la retaguardia y jugar con criterio en posición más cercana a la mediapunta.

Mahmoud Dahoud (izquierda) peleando un balón aéreo con Rasmus Kristensen (derecha). Imagen procedente de: Getty Images

Las bandas quedaban con menor peso para los teutones, siendo ocupadas por Levin Öztunali cayendo más abierto en determinadas situaciones y Marco Richter, que sin quedarse anclado a la línea de cal ha estado constantemente en movimiento.

Precisamente el delantero del FC Augsburg ha sido el mejor jugador del partido con dos goles, el primero tras una buena triangulación con el del 1.FSV Mainz y Maximilian Eggestein, que ha centrado sus esfuerzos en el apartado físico y no ha tenido demasiadas oportunidades de rendir con el balón en los pies.

En el segundo tiempo se han podido ver más transiciones de los hombres de Stefan Kunz gracias al planteamiento más ambicioso de los daneses, que han avisado nada más volver del descanso. Más espacios se han traducido en más opciones. Una de ellas ha nacido de una gran presión de Marco Richter, que ha conducido tras el error de Mads Pedersen hasta dejar atrás a un rival y definir al palo corto de forma excelente.

Gian-Luca Waldschmidt picando el balón para anotar el tercer tanto de Alemania. Imagen procedente de: Getty Images

Gian-Luca Waldschmidt, que partía como doble punta junto al bigoleador, ha sido más posicional como referencia arriba e incluso ha podido firmar el tercer tanto, con asistencia de su inspirado compañero, con una vaselina de gran calidad.

Ya con 3:0 en el marcador, los daneses han recortado distancias después de un penalti inverosímil de Timo Baumgartl tras impactar el balón en su mano dentro del área. Robert Skov lo ha transformado ajustándolo a la izquierda de Alexander Nübel, pero no ha supuesto ningún contratiempo especial para Alemania, que aún ha tenido alguna ocasión para ampliar la renta.

Desde el banquillo ha tenido especial aporte Nadiem Amiri, que ha sorprendido al no aparecer entre los once titulares. Su técnica y el hecho de contar con espacios le han permitido explotar sus opciones. Jonathan Tah no ha tenido que emplearse demasiado más allá de algunos centros rivales, igual que el trabajo de del mismo modo que la aportación de otros suplentes como Florian Neuhaus o Suat Serdar no ha tenido demasiado peso sobre el partido.

Alemania vence y lo hace de forma segura, certificando su candidatura para revalidar un título que ya logró en Polonia 2017 y que anteriormente únicamente había conseguido en Suecia 2009. El objetivo sigue siendo plenamente formativo para dotar de más efectivos de futuro a la selección absoluta, pero la posiblidad de acercarse a Italia (5) y España (4) también está ahí. Además, tiene probabilidades de distanciarse de los otros combinados nacionales bicampeones de este torneo como son Inglaterra, Holanda o Rusia. La segunda jornada será el jueves 20 frente a Serbia, en el mismo escenario y a la misma hora.

Marco Richter (izquierda) recibiendo la felicitación de sus compañeros tras ser sustituido. Imagen procedente de: Getty Images

ALINEACIONES

ALEMANIA
Alexander Nübel – Benjamin Henrichs, Timo Baumgartl, Jonathan Tah, Lukas Klostermann – Arne Maier, Maximilian Eggestein, Levin Öztunali – Mahmoud Dahoud – Marco Richter, Gian-Luca Waldschmidt

DINAMARCA
Daniel Iversen – Mads Pedersen, Jacob Rasmussen, Victor Nelsson, Rasmus Kristensen – Philip Billing, Magnus Kofod Andersen, Mathias Jensen – Jacob Bruun Larsen, Robert Skov, Marcus Ingvartsen

GOLES
Marco Richter (1-0 en el minuto 28 con asistencia de Maximilian Eggestein)
Marco Richter (2-0 en el minuto 52)
Gian-Luca Waldschmidt (3-0 en el minuto 65 con asistencia de Marco Richter)
Robert Skov (3-1 en el minuto 73 convirtiendo un penalti)

CAMBIOS
ALEMANIA: Florian Neuhaus (min.45 por Arne Maier); Nadiem Amiri (min.70 por Marco Richter) y Suat Serdar (min.80 por Mahmoud Dahoud)
DINAMARCA: Oliver Abildgaard (min.70 por Magnus Kofod Andersen); Mikkel Duelund (min.80 por Philip Billing) y Jonas Wind (min.81 por Jacob Bruun Larsen)

AMONESTACIONES
ALEMANIA: Arne Maier (min.37) y Benjamin Henrichs (min.50)
DINAMARCA: Marcus Ingvartsen (min.59) y Mathias Jensen (min.82)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top