Fútbol Femenino

Alemania se abre paso en la Copa Mundial femenina

Dos semanas han pasado desde que Francia y Corea del Sur dieron el puntapié inicial en París de la octava edición de la Copa Mundial Femenina. En un torneo que ya la FIFA ha catalogado como la «Copa del Mundo femenina más grande de la historia», con controversias dentro y fuera del terreno de juego, Alemania avanza en la búsqueda de su tercer título tras las conquistas de 2003 y 2007.

La fase de grupos del Mundial nos ha dejado la alta cifra de 106 goles, con un promedio que promete competir con lo ocurrido en Canadá hace cuatro años (2.94 por partido), además de la contundente exhibición de Estados Unidos, venciendo a Tailandia por 13:0, en el marcador más amplio en la historia del torneo. Las norteamericanas, máximas ganadoras en tres ocasiones, son el rival a vencer en esta Copa; comandadas por las estrellas Alex Morgan, Carli Lloyd y Megan Rapinoe. Aunque ciertos resultados podrían demostrar una marcada diferencia entre los equipos de primer nivel y el resto de los países; lo cierto es que, para muchas profesionales y periodistas, esta Copa Mundial ha equilibrado su nivel respecto de las últimas ediciones desde el punto de vista técnico y táctico.

En su búsqueda de mayor visibilidad e igualdad de condiciones profesionales que sus pares masculinos, esto es un punto a favor. En los años previos al torneo, los reclamos se han ido acumulando: Las Matildas (la Selección Australiana) con su campaña de igualdad; el pedido de profesionalización en Argentina; la renuncia de Ada Hegerberg, primera ganadora del Balón de Oro, por mejores condiciones en Noruega; y hasta las mismas estadounidenses, que presentaron una demanda por discriminación de género institucionalizada, hace unos meses. Las alemanas no se quedaron atrás y, previo al inicio del campeonato, dieron a conocer una campaña publicitaria con la marca Commerzbank en la que lucha contra los estereotipos y los clichés en 2019. La frase “No necesitamos pelotas, tenemos coletas» se hizo viral a mitad de mayo.

En este contexto; se desarrolla esta Copa del Mundo que, desde lo futbolístico, ha dejado cosas para remarcar. Desde los goles, la delantera brasileña Marta alcanzó la cifra de 17 tantos en su quinto Mundial, sobrepasando incluso a Miroslav Klose con sus 16 anotaciones en el fútbol masculino. Jamaica y Tailandia han marcado sus primeros goles en Mundiales. Acerca de evitarlos, las actuaciones de las sudamericanas Christiane Endler (Chile) y Vanina Correa (Argentina) recibieron múltiples elogios, como por ejemplo de la histórica Hope Solo, por sus paradas ante equipos de mayor envergadura como Estados Unidos e Inglaterra. Y el VAR ha hecho su polémica aparición en este torneo, donde una regla controvertida hizo repetir tres penales: las porteras deben mantener un pie en la línea al momento de su ejecución.

Los octavos de final esperan a los cuatro mejores equipos del Ranking FIFA: Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Alemania. Todas han llegado a esta instancia con tres victorias en tres partidos, aunque Die Nationalelf ya no es la aplanadora de Mundiales anteriores. La entrenadora Martina Voss-Tecklenburg preparó un equipo joven para este certamen: 15 de las 23 jugadoras son debutantes en una Copa Mundial, un cambio generacional necesario luego de la temprana eliminación de la Euro 2017. La inexperiencia y timidez respecto a la veteranía de varias de sus rivales, sumado a la perdida de su mejor jugadora Dzsenifer Marozsán por una lesión en el pie, no se ha notado en los resultados: 1:0 a China, 1:0 a España y 4:0 a Sudáfrica. “No siempre hemos sido muy compactos. […] Pero al final del día, lo que importa el resultado final”, admitió la DT.

Si bien sus actuaciones todavía no han sido suficientes para despertar temor entre sus rivales, Alemania está en un camino muy prometedor. Siete meses después de la llegada de Voss-Tecklenburg, la Selección continúa invicta, logrando siete victorias de ocho posibles. Abriéndose camino en el torneo, el puntaje ideal en el grupo no solo prepara las bases para una Copa exitosa, sino para un futuro que podría estar a la altura de generaciones doradas anteriores. El próximo desafío para Alemania será Nigeria, que ha logrado avanzar como una de las mejores terceras. El encuentro será el sábado 22, a las 17:30 hora local, en la ciudad de Grenoble.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top