Supercopa

Borussia Dortmund vence por 2:0 a FC Bayern München y se lleva la Supercopa de Alemania

La típica antesala de la Bundesliga que es la Supercopa de Alemania nos deparó un Der Klassiker distinto a la par que infartante, donde un FC Bayern München que llegaba como campeón de liga y Pokal se chocó en casa de un Borussia Dortmund que fue implacable al contraataque con goles de Paco Alcácer y Jadon Sancho.

Der Klassiker siempre es un partido especial. Los dos colosos alemanes mano a mano, siempre con roce, calidad y agonía, y hoy no iba a ser la excepción. No obstante sí que había algo que hacía a este choque ser más distinto que el resto, y es que sólo hubo una cara nueva (la de Nico Schulz) entre las 22 sobre el césped cuando sonó el pitido inicial. No estaba Lucas, ni Thorgan Hazard, ni Brandt y tampoco un Hummels que se cayó de la convocatoria en las horas previas, todos lesionados. Ni siquiera Pavard fue titular, jugando únicamente los últimos diez minutos con el marcador ya decidido. Se puede decir que era un partido de 2018 que se jugaba en 2019.

Los Bávaros atacan pero sin morder

FC Bayern München buscaba salir a lo suyo. Quería tener el control del encuentro tal y como acostumbra. Tocaba lento, presionaba muy arriba y trataba de arrinconar poco a poco al rival en su área. Pero pasaban los minutos y Los Bávaros continuaban con un toque estéril atrás siendo incapaces de llegar con peligro al arco de Hitz. A Favre no le importaba mandar a su equipo a replegarse. De hecho, lo hacía con bastante más efectividad de la que se pudiera esperar, con las ayudas llegando siempre en el momento oportuno y blocando la mayoría de los disparos. Desde luego esta primera impresión fascinaba, cuando a este mismo Borussia Dortmund hace nada le abrían la lata con una facilidad pasmosa.

Avisó Reus en el primer minuto y no se quedó ahí, siendo desde el inicio la principal figura en ataque de unos Borussos que hacían mucho más daño contragolpeando, siendo el primero en recibir para la conducción de balón. Con tan sólo cuatro toques los zagueros bávaros se rompían y los locales se plantaban en el área, como si esa fragilidad atrás se hubiera traspasado de Dortmund a Múnich. Alcácer tuvo la más clara tras una salida estrepitosa de Neuer hasta el mediocampo pero no supo convertir desde esa distancia, y el propio arquero del FC Bayern terminaría reivindicándose después deteniendo un disparo de Guerreiro dentro del área.

Nico Schulz frente a Joshua Kimmich. Foto: Getty Images

Alcácer acaba con los buenos minutos del FC Bayern

Sólo cuando en Los Negriamarillos empezaron a abrirse huecos, bien entrada la media hora de juego, el FC Bayern se encontró a sí mismo y fue ganando metros hasta poder adentrarse en el área rival. Aunque Coman tuvo una muy clara con un disparo a bocajarro que tapó Hitz, no hubo muchas más ocasiones de verdadero peligro porque la hora del descanso se le echó encima al conjunto de Niko Kovač.

Las buenas noticias llegarían pronto para una localía que se aprovechó y de buena manera de la atmósfera de incertidumbre que se generó al inicio del segundo tiempo. Los visitantes parecieron no saber a qué salir y el Dortmund cogió el martillo y les aporreó en la cabeza. Sancho se aprovechó de un erróneo pase atrás para coger el cuero, moverlo con astucia y dejarlo en la frontal para que Alcácer pusiera un disparo al palo izquierdo de Neuer que encontró las redes.

Paco Alcácer celebra el gol que pone por delante a Borussia Dortmund. Foto: Getty Images

Sancho sentencia y saca a relucir las debilidades del campeón

A partir de ese gol todo se convirtió en una montaña rusa. Los Bávaros se lanzaron con todo y tuvieron el empate al alcance de su mano pero tirando de épica y con la fortuna de su parte Los Borussos consiguieron mantener el marcador. Y fue en el momento de realizar las sustituciones cuando se vio la verdadera debilidad del conjunto de Múnich, que no tenía a nadie capaz de darle un giro de tuerca al encuentro.

A veinte minutos del final y con su rival desesperado, Sancho volvió a hacer acto de presencia para poner el segundo y definitivo tanto con una galopado por su banda derecha que finalizó al palo largo cuando se topó con el portero. Fue un auténtico golpe para un FC Bayern que, por primera vez en muchísimo tiempo, no podía hacer nada. Hasta Kimmich, que no es precisamente un hombre que tenga la sangre caliente, terminó perdiendo los papeles.

Jadon Sancho tras anotar el tanto definitivo. Foto: Getty Images

La balanza de Supercopas se equilibra

Seis Supercopas entre FC Bayern München y Borussia Dortmund se han disputado y, con este triunfo de Los Negriamarillos, la balanza se equilibra con tres triunfos para cada uno. En un partido que no terminó de ser como un Der Klassiker en medio de la temporada pero del que se puede sacar una cosa: el FC Bayern es cada vez más frágil. Veremos si en noviembre, con todas las armas a disposición, se termina confirmando.

FICHA TÉCNICA

Borussia Dortmund

Alineación: Hitz; Piszczek (Wolf, 80′), Toprak, Akanji, Schulz; Witsel, Weigl; Sancho (Bruun Larsen, 81′), Reus, Guerreiro (Hakimi, 75′); Alcácer.

Amonestaciones: Ninguna.

Entrenador: Lucien Favre.

Banco de suplentes: Oelschlägel (A), Zagadou, Schmelzer, Delaney, Dahoud, Götze.

FC Bayern München

Alineación: Neuer; Kimmich, Süle, Boateng, Alaba (Renato Sanches, 70′); Goretzka, Tolisso, Thiago (Pavard, 80′); Müller (Davies, 66′), Coman, Lewandowski.

Amonestaciones: Robert Lewandowski y Joshua Kimmich.

Entrenador: Niko Kovač.

Banco de suplentes: Ulreich (A), Hoffmann (A), Singh, Johansson, Arp.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top