1.Bundesliga

Lewandowski comanda a FC Bayern München en la victoria por 0:3 sobre FC Schalke 04

Con soltura y maestría, FC Bayern München se impuso en el VELTINS Arena por 0:3 ante un FC Schalke 04 que estuvo muy lejos de su mejor imagen. Y lo hizo con un Robert Lewandowski intratable, anotando los tres goles del encuentro (20′ pen., 50′ y 75′) y sumando ya cinco en dos partidos. Los Bávaros no serían los mismos sin su polaco de confianza.

Un penal que disipó dudas en Baviera

Las intenciones de FC Bayern München eran claras. Tocaba demostrar que el resbalón de la primera jornada ante Hertha BSC fue un caso aislado y no una tónica que se pudiera repetir, más aún habiendo anunciado las llegadas de Coutinho y Cuisance horas después del pitido inicial en el Allianz Arena. Y lo bueno es que Los Mineros no iban a ser tan valientes y agresivos como lo fueron Los Capitalinos.

FC Schalke 04 utilizó el método convencional contra Los Bávaros, esperando atrás las embestidas del rival y esperando al momento propicio para el contraataque, aprovechando la velocidad de Raman y Caligiuri en ambas bandas, y con Burgstaller pugnando cada envío aéreo. No obstante esa zaga no era ni mucho menos sólida, dando muchas facilidades a Lewandowski para rematar de cabeza y sin terminar de ser contundente en los laterales. Sobre todo en el izquierdo, donde a Jonjoe Kenny le venía demasiado grande el duelo frente a Kingsley Coman para ser su segundo partido en Bundesliga.

Tan solo veinte minutos tardó el FC Bayern en sacar petróleo de esa debilidad. Gracias a una internada del extremo francés, que se plantó en línea de fondo, pudo forzar un penalti de Kenny que Lewandowski transformó a la perfección, engañando a un Nübel que unos minutos antes ya había actuado de oficio para salvar a su equipo del primer tanto.

Nübel lanzándose al lado equivocado en el penal de Lewandowski. Foto: Getty Images

Schalke, sin opciones cuando tenía que demostrar

Viéndose por detrás en el marcador antes de lo que esperaban, era el momento de que Los Mineros trataran de dar un paso al frente, pero eso no ocurrió. Cuando el conjunto de David Wagner tenía que comenzar jugadas desde atrás, el doble pivote formado por McKennie y Mascarell no encontraba alternativas de pase debido al 4-1-4-1 con el que los visitantes defendían. Y las pocas veces que las transiciones llegaban a buen puerto, Harit no estaba acertado en la toma de ocasiones. Los únicos disparos que efectuaron fueron desde fuera del área por el compromiso de terminar alguna jugada como fuera.

El encuentro se fue con la mínima ventaja para el FC Bayern al descanso más porque los de Niko Kovač bajaron las marchas, que por los méritos propios de los locales. No tardó en demostrarse cuando, a la vuelta de los vestuarios, la superioridad bávara volvió a imperar sobre el césped. Y únicamente en cinco minutos, en el 50′ de juego, Lewandowski lo dejó matado con un lanzamiento de falta a la escuadra izquierda.

La falta del polaco superando la barrera antes de entrar en la portería. Foto: Getty Images

Lewandowski puso la guinda y el fin al tardío despertar de Los Mineros

Los Reales Azules tuvieron un atisbo de esperanza impulsado por el ingreso de Kutucu al campo y llegaron a intimidar a Los Bávaros por momentos, pero no llegó lejos. Incluso, para más inri, tuvieron mala fortuna debido a que el VAR no revisó una mano en el área tras un lanzamiento de falta de Caligiuri. Por más que el canterano quisiera echarse al equipo a las espaldas y estar en todos los lances, hoy no era su día.

Por fin Kovač tuvo un momento de tranquilidad en el banquillo. Dio entrada a Perišić y Coutinho, que disputaron sus primeros minutos con la elástica bávara. Y al final Lewandowski quiso poner la guinda y, con un contraataque en el 75′ donde se quedó solo en la frontal del área, lo hizo para anotar así su quinto gol de la temporada. A partir de ahí, FC Schalke 04 sabía que no había nada más que hacer.

Robert Lewandowski dirigiéndose a la grada tras el partido con el balón. Foto: Getty Images

FC Bayern München despierta tras el primer resbalón

Por mucho que pudieran aguantar a Borussia Mönchengladbach en la primera jornada, FC Schalke 04 fue arrollado por un vendaval apodado Robert Lewandowski, que anotó de todas las maneras posibles y que parece haber rejuvenecido unos cuantos años. FC Bayern München, esta vez sí, ganó y convenció. Mantuvo la portería a cero, dejó que el polaco anotara cada balón que se topó en su camino, y se llevó de vuelta a Baviera un resultado holgado que demuestra que, aunque Hertha BSC le pillara por sorpresa, seguirá siendo un equipo a temer.

FICHA TÉCNICA

FC Schalke 04

Alineación: Nübel; Kenny, Nastasić, Stambouli, Oczipka; McKennie, Mascarell (Sané, 59′); Caligiuri, Harit (Mercan, 85′), Raman (Kutucu, 51′); Burgstaller.

Amonestaciones: Ninguna.

Entrenador: David Wagner.

Banco de suplentes: Schubert (A), Boujellab, Reese.

FC Bayern München

Alineación: Neuer; Pavard, Süle, Lucas (Javi Martínez, 77′), Alaba; Tolisso, Kimmich, Müller (Coutinho, 77′); Gnabry (Perišić, 57′), Coman, Lewandowski.

Amonestaciones: Ninguna.

Entrenador: Niko Kovač.

Banco de suplentes: Ulreich (A), Cuisance, Davies.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top