1.Bundesliga

RB Leipzig empata 1:1 contra FC Bayern München en casa y sigue líder en solitario

De vuelta tras el parón internacional, todo alrededor de la Bundesliga no podía girar hacia un lado que no fuera el del RB Leipzig – FC Bayern München. Un partido que siempre trae emoción y mucho en juego y que esta vez no fue excepción. Robert Lewandowski adelantó a los tres minutos a Los Bávaros, que dominaron todo el primer tiempo pero que dieron alas al conjunto de Julian Nagelsmann con un penal que transformó Emil Forsberg justo antes del descanso.

En el segundo tiempo todo fue mucho más distinto, con un partido de ida y vuelta donde todos tuvieron oportunidades para ganar pero no fueron capaces de transformar, por lo que el reparto de puntos no sabe demasiado bien a ninguno de los dos.

Lewandowski golpea primero y el Bayern domina

Para ser una cuarta jornada había mucho más en juego que si se estuviera en febrero. Primero porque el Rasenballsport trataba de seguir invicto y mantenerse en solitario en la primera plaza, creando más distancia contra el que es uno de los otros aspirantes al título. Y segundo, porque Los Bávaros no querían dejarse más puntos que los que se dejaron en la primera jornada, jugando sin Coutinho en el once titular y con Boateng entrando a última hora por la lesión de Alaba.

RB Leipzig quiso salir a practicar su juego. Presión muy alta, conexiones al primer toque en el mediocampo para llegar lo antes posible al área y constante búsqueda de desmarques de Werner. O al menos esas eran sus intenciones porque en tan sólo tres minutos se desfiguró, lo que tardó Robert Lewandowski en hacer acto de presencia. Un error de Klostermann permitió recuperar a Müller y, con la defensa totalmente al descubierto, dejó al polaco completamente solo con un pase y en el mano a mano definió a placer. Su séptimo gol en cuatro partidos, cifras más que extraordinarias.

Robert Lewandowski definiendo para el 1-0. Foto: Getty Images

Los hombres de Niko Kovač se hicieron completos dominadores del partido desde el principio tanto en el marcador como en el juego. Sacaban el balón con extrema solvencia, conectando con Thiago y Kimmich sin que la presión lo evitara, y ganando la mayoría de duelos individuales a los carrileros para llegar al área. Durante buenos tramos del primer tiempo se vio, y esto ocurre muy pocas veces, a Los Toros Rojos forzados a defender en su propio campo.

Un penal que da vida a un Leipzig superado

Le costó bastante a Julian Nagelsmann entender el tempo del partido desde su zona técnica, algo bastante inusual porque siempre ha sacado planteamientos que han provocado muchos dolores de cabeza a Los Bávaros. La especie de 5-3-2 que le funcionó muy bien ante SG Eintracht Frankfurt fracasó en el primer tiempo, y sólo cuando Forsberg y Sabitzer pudieron descolgarse un poco más de Laimer el equipo comenzó a presionar como suele hacerlo, aunque sin crear peligro.

Incluso tuvo la oportunidad FC Bayern München de poner el segundo tanto poco antes del descanso con un penal a favor provocado por Lucas pero que el colegiado anuló con la ayuda del VAR. Y justo después Lucas se convirtió de héroe a villano provocando un penal mucho más claro, pero en contra, en el momento en que más daño podía hacer a su equipo para que Forsberg pusiera la igualada. Prácticamente sin quererlo se le puso a RB Leipzig un contexto favorable antes del descanso.

Forsberg y Poulsen celebran el gol del empate. Foto: Getty Images

Un segundo tiempo de descontrol pero sin precisión

Como era de esperar, lo que pasó en el primer acto acabó teniendo poca o ninguna relación con lo que pasó en el segundo. Nagelsmann sacó a Klostermann y dio a entrada a Demme para reconstruir su sistema a una especie de 4-2-3-1 que le permitió presionar y asfixiar a su rival, y al final todo derivó en un encuentro anárquico, de constante ida y vuelta. Por fin RB Leipzig pudo llevar el encuentro a donde quería y las ocasiones llovían. Primero Mukiele, después Werner y por último Sabitzer tuvieron las más claras para su equipo, pero entre Neuer y la mala fortuna no encontraron las redes.

En el baile de los cambios Kovač trató de disminuir el ritmo con la entrada de Tolisso e incrementar la presencia del FC Bayern, comandado por un Coman que con espacios también sacó un buen repertorio de movimientos y acciones individuales y que sacó lo mejor de Gulácsi. Al final después de todo el partido se pudo decidir en dos acciones: un mano a mano de Werner con Neuer en el 89′ que el arquero tapó con solvencia, y un cabezazo de Süle en el tiempo de descuento que Gulácsi desvió lo justo tirando de mística. Pudo haberlo ganado cualquiera.

Gulácsi en una de sus intervenciones. Foto: Getty Images

Un punto válido, pero que no alegra a nadie

Todo se quedó en un reparto de puntos que deja a RB Leipzig en la cima de la tabla con diez puntos, seguido de Borussia Dortmund en la segunda plaza con nueve y con FC Bayern München y VfL Wolfsburg en la tercera posición con ocho. Un empate que le sabe amargo a Los Bávaros por todo el dominio mostrado en el primer tiempo y que les sabe igual a Los Toros Rojos por la buena imagen mostrada en el segundo. La siguiente parada para ambos, la Champions League.

FICHA TÉCNICA

RB Leipzig

Alineación: Gulácsi; Klostermann (Demme, 46′), Mukiele, Konaté, Orban, Halstenberg; Forsberg, Laimer, Sabitzer, Forsberg (Nkunku, 69′); Poulsen (Cunha, 81′), Werner.

Amonestaciones: Marcel Halstenberg, Christopher Nkunku, Konrad Laimer y Marcel Sabitzer.

Entrenador: Julian Nagelsmann.

Banco de suplentes: Mvogo (A), Ampadu, Ilsanker, Haidara, Lookman, Schick.

FC Bayern München

Alineación: Neuer; Pavard, Süle, Boateng, Lucas; Kimmich, Thiago (Coutinho, 88′), Müller (Tolisso, 63′); Gnabry (Davies, 62′), Coman, Lewandowski.

Amonestaciones: Robert Lewandowski y Jerôme Boateng

Entrenador: Niko Kovač.

Banco de suplentes: Ulreich (A), Javi Martínez, Cuisance, Perišić.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top