Schalke 04

Amine Harit, en pleno apogeo de su talento

Las cosas no le fueron demasiado bien a FC Schalke 04 la pasada temporada. Todas las expectativas depositadas en el club de Gelsenkirchen se fueron difuminando jornada tras jornada. Un juego indefinido, con constantes modificaciones técnicas y tácticas que impedían determinar claramente a qué jugaban Los Mineros, fue el némesis que persiguió al club toda la campaña 2018-2019.

Sin embargo, con aquel episodio calificado como agua pasada, han trabajado duro para revertir la indomable situación. Y uno de los máximos artífices de este renacer de Los Azules Reales está siendo el mediapunta Amine Harit.

El marroquí ha comenzado la temporada como un tiro. Cuatro goles y dos asistencias en seis encuentros, y constantes exhibiciones, rellenan sus casillas; sorprende ver cómo en poco más de quinientos minutos ha conseguido aventajar sus números pasados. Y gran parte el cambio del buen hacer del centrocampista la tiene el nuevo director técnico David Wagner. Así lo reconoció el jugador en unas declaraciones:

“He cambiado por completo, estoy mucho más concentrado. Con trabajo, poco a poco todo va dando sus frutos. Tengo una buena relación con David, hablamos eventualmente. Es esencial para mí persona la confianza que ha depositado en mí”.

El propio coordinador de licencias del jugador lo confirmaba.

“Tiene una gran participación en el desarrollo actual de Amine. Después de la pasada temporada, quisieron darle al jugador la oportunidad de comenzar desde cero y Harit está respondiendo con goles. Sabemos de lo que es capaz; en el uno contra uno es un muy buen futbolista. Tan solo tienes que darle la pelota: él siempre toma las mejores decisiones”.

Y es que su actuación ante RB Leipzig no decepcionó en absoluto. Convirtió un tiro penal y lideró el contraataque en el que asistió a Rabbi Matondo en el tercer tanto, devorando las intenciones del entrenador rival Julian Nagelsmann y su equipo. Un conjunto que se vio omnipresente en fase de creación y en las veloces transiciones defensa-ataque.  En definitiva Harit fue, posiblemente, la cara más destacada del encuentro. Llevó la batuta de la orquesta de El Null Vier, y orientó el partido a su comodidad.

Así, con un Schalke que se ubica en la zona alta de la clasificación y establecidos en cuarta posición, Amine Harit está demostrando de lo que es capaz cuando se le nutre de regularidad. Ahora mismo, se muestra como un jugador desequilibrante y que aporta soluciones en la parte ofensiva cuando su equipo los necesita. No cabe duda que el marroquí se encuentra en su mejor momento y es consciente de ello.

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top