Selección Nacional

El adiós de una leyenda del fútbol alemán: Bastian Schweinsteiger

El mediocampista campeón mundial en Brasil 2014 ha dado por concluida su carrera deportiva; consagrándose como uno de los jugadores alemanes más exitosos de la historia y así mismo de los más queridos por la afición. Durante los últimos tres años, Schweini ha estado jugando en la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos en el Chicado Fire, club con el que terminó contrato al término de la presente campaña, tras no alcanzar la fase de postemporadas.

Bastian se despide de la afición del Bayern München tras un partido de despedida contra el Chicago Fire. Foto: Kicker

Con un mensaje en su cuenta de Twitter dio a conocer a la opinión pública su decisión de colgar las botas y dar por terminado su periodo como profesional:

La carrera del antiguo capitán de la selección Alemania comenzó, realmente, cuando a los 18 años debutó en 2002 al equipo profesional del FC Bayern München, al que se había unido desde la adolescencia. En sus 13 años con Los Bávaros, celebró un total de ocho campeonatos alemanes y siete veces la copa. Su mayor victoria a nivel de clubes fue el triunfo en la Liga de Campeones en 2013 en la »final alemana» en Wembley contra el Borussia Dortmund (2:1).

En el equipo nacional, Schweinsteiger estuvo entre 2004 y 2016 a las 121 internacionalidades (24 goles), situándose en el cuarto lugar entre los futbolistas con más participaciones internacionales. Superado sólo por Lothar Matthäus (150 partidos), Miroslav Klose (137) y Lukas Podolski (130). De igual manera, cabe destacar que con Die Mannschaft jugó en tres campeonatos del mundo (2006, 2010 y 2014) y cuatro campeonatos europeos (2004, 2008, 2012 y 2016).

Artículos relacionados

El 13 de julio de 2014 fue quizás el día más importante de su carrera deportiva, pues aquel domingo celebró el título del mundo con una victoria por 1:0 después del tiempo extra contra Argentina. De ese juego, quedó en la retina de los aficionados cómo no rehuyó un duro duelo en el Maracaná y, a pesar de los calambres en las pantorrillas y una herida sangrante debajo del ojo, resistió hasta el final para convertirse en el símbolo del triunfo alemán.

Aquel día, el seleccionador, Joachim Löw calificó así la actuación del dorsal 7:

«Su voluntad de ganar podría notarse con cada acción»

Además el entrenador agregó:

»Es uno de los mejores jugadores que Alemania ha producido. Un gran jugador, una gran personalidad, siempre honesto, siempre empático»

Schweinsteiger es el quinto campeón mundial de 2014 que dice adiós a los terrenos de juego, después de que Miroslav Klose, Philipp Lahm, Per Metersacker y Roman Weidenfeller.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top