Borussia Dortmund

Lucien Favre y la amenaza de que se le vuelva a caer un proyecto

El entrenador suizo pasa por un momento delicado en un segundo curso con el Borussia Dortmund que comenzó hace poco menos de tres meses, habiendo logrado dos triunfos en los ocho últimos partidos. Ya en la segunda vuelta del anterior ejercicio dio la sensación de ir cuesta arriba, algo entendible por lo alto que se puso el listón en una primera vuelta con 13 victorias, tres empates y únicamente una derrota. En la segunda dejaría escapar el título y una ventaja de nueve puntos respecto al FC Bayern München, que se haría con su séptima ensaladera consecutiva.

Tras ese final de año tan frío, este parecía ser el de la confirmación de un proyecto que se había reforzado con jugadores de nivel para dar un salto y asaltar el campeonato. Mirando la clasificación no parece que haya urgencias, puesto que apenas hay tres puntos de diferencia con el Borussia Mönchengladbach, que lidera la tabla tras nueve jornadas. Si vemos la trayectoria de Lucien Favre, ha habido varios tramos en sus anteriores equipos donde ha encarrilado cuatro o más choques sin conocer la victoria, entrando de este modo en una dinámica negativa donde terminaba recayendo. Por el momento, terminó una racha de dos con el Borussia Dortmund gracias a la remontada (2:1) copera ante Los Potros, pero el calendario que viene por delante podría suponer otra mala secuencia si las sensaciones no mejoran. Vemos cuáles han sido sus encadenadas negativas.

Lucien Favre, sonriente, durante su etapa en el Servette suizo. Imagen procedente de Swiss Info.

Nos remontamos a 1996, momento donde el entrenador helvético comenzó una etapa de prácticamente cuatro años en el Yverdon-Sport, equipo de tercera división suiza en la actualidad. En el último año sufriría varias rachas sin conocer la victoria.

Del 11 de abril al 8 de mayo de 1999: cinco partidos (tres empates y dos victorias)
Del 5 de junio al 21 de julio de 1999: cuatro partidos (tres empates y una derrota)
Del 17 de octubre al 6 de noviembre de 1999: cuatro partidos (tres empates y una derrota)
Del 5 de diciembre de 1999 a 26 de marzo del 2000: cinco partidos (un empate y cuatro derrotas)
Del 15 de abril al 20 de mayo del 2000: seis partidos (todo derrotas)

 

Esa racha final fue definitiva para que su estancia en el club se diese por finalizada. Poco después ejercería como técnico en el Servette, también en su país natal, durante dos ejercicios. En este caso solo pasaría por una racha de estas características entre el 1 y el 29 de octubre del año 2000, con dos empates y dos derrotas. Allí conquistaría una de sus dos Copas de Suiza, siendo la otra y dos ligas domésticas su paso más exitoso por un club en la siguiente parada: el FC Zúrich. En la disciplina zuriquesa, donde estuvo entre 2003 y 2007, tendría los siguientes registros en estos términos:

Del 16 de julio al 17 de agosto de 2003: seis partidos (un empate y cinco derrotas)
Del 14 de setiembre al 15 de octubre de 2003: cuatro partidos (todo derrotas)
Del 4 de abril al 2 de mayo de 2004: seis partidos (cuatro empates y dos derrotas)
Del 6 de agosto al 11 de setiembre de 2004: cinco partidos (un empate y cuatro derrotas)

Lucien Favre (brazo estirado) junto a otros miembros del cuerpo técnico durante su etapa en el Hertha BSC. Imagen procedente de Getty Images.

Del 24 de abril al 11 de mayo de 2005: cuatro partidos (un empate y tres derrotas)

 

No dejaría el FC Zúrich porque el proyecto se desgastase y fuese un momento de llegar al final, sino porque recibió la llamada del Hertha BSC para tener la primera de sus tres aventuras en la 1.Bundesliga. Su etapa en la capital se extendió desde 2007 hasta 2009, dejando las siguientes rachas de cuatro o más partidos consecutivos sin ganar:

Del 25 de setiembre al 20 de octubre de 2007: cuatro partidos (un empate y tres derrotas)
Del 23 de noviembre de 2007 al 2 de febrero de 2008: cinco partidos (un empate y cuatro derrotas)
Del 7 de marzo al 26 de abril de 2008: ocho partidos (cinco empates y tres derrotas)
Del 30 de agosto al 27 de setiembre de 2009: seis partidos (un empate y cinco derrotas)

 

 

Lucien Favre entrenando al Borussia Mönchengladbach. Imagen procedente de Getty Images.

Encadenar seis encuentros sin ganar provocó que fuese destituido poco después de haber comenzado el curso, tomándose un descanso hasta 2011 para tomar las riendas del Borussia Mönchengladbach, donde superó los cuatro años en el cargo. Con Los Potros establecería la que, hasta la fecha, es su mayor racha de partidos seguidos sin ganar, cosechada entre las siguientes:

Del 21 de marzo al 14 de abril de 2012: cinco partidos (dos empates y tres derrotas)
Del 1 de setiembre al 4 de octubre de 2012: siete partidos (cuatro empates y tres derrotas)
Del 3 al 24 de febrero de 2013: seis partidos (tres empates y tres derrotas)
Del 14 de diciembre de 2013 al 8 de marzo de 2014: nueve partidos (cinco empates y cuatro derrotas)
Del 9 al 30 de noviembre de 2014: cuatro partidos (un empate y tres derrotas)
Del 15 de agosto al 19 de setiembre de 2015: seis partidos (todos derrotas)

 

Favre en el OGC Nice, su último equipo antes de aterrizar en Dortmund. Imagen procedente de Getty Images.

Terminaría su etapa en un club otra vez por culpa de seis choques consecutivos sin ganar, siendo todo derrotas como hemos visto. Volvería a tomarse un descanso hasta llegar a su penúltima parada en el OGC Nice, donde estuvo dos campañas con una primera sensacional y una segunda con una nueva dinámica negativa:

Del 21 de diciembre de 2016 al 20 de enero de 2017: cuatro partidos (tres empates y una derrota)
Del 7 de mayo al 16 de agosto de 2017: ocho partidos (tres empates y cinco derrotas)
Del 1 de octubre al 2 de noviembre de 2017: seis partidos (todo derrotas)
Del 27 de enero al 25 de febrero de 2018: siete partidos (dos empates y cinco derrotas)

 

 

Daría el salto desde el conjunto francés al Borussia Dortmund, su todavía equipo actual, con la misión de aportar experiencia en una plantilla que aspiraba a discutir la hegemonía bávara en Bundesliga. Hasta la fecha solo tiene una racha de este estilo, con los cinco encuentros (tres empates y dos derrotas) entre el 2 y el 18 de febrero. Las victorias ante Slavia Praga (0:2) y Borussia Mönchengladbach (1:0) evitaron una nueva dinámica negativa de resultados, algo que no ha podido pasar desapercibido a nivel de juego. Como podemos ver, Lucien Favre es un entrenador con una tendencia común de encadenar varios partidos sin ganar hasta que termina siendo despedido, denominador común en sus dos anteriores etapas en la competición alemana. Las dudas están sobre su tejado, más allá de que Hans-Joachim Watzke y Michael Zorc quieran mantener un mensaje de calma. ¿Tendrá el BVB la misma paciencia que los anteriores clubes? ¿Puede permitirse su momento actual cuando su objetivo es aspirar al campeonato? ¿No avanzar a octavos de Liga de Campeones sería un detonante? A Los Negriamarillos se les acaba la paciencia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top