RB Leipzig

Marcelo Saracchi dice adiós al RB Leipzig, en busca de oportunidades

Año y medio después del fichaje de Marcelo Saracchi por RB Leipzig, la falta de minutos han llevado al lateral uruguayo a cambiar Alemania por Turquía, con una cesión al Galatasaray hasta junio de 2021 en búsqueda de continuidad para poder relanzar una carrera estancada en la Bundesliga.

El exjugador de Danubio y River Plate nunca pareció haberse aclimatado del todo al fútbol alemán. Los Toros Rojos gastaron 12 millones de euros en el verano de 2018 para poder tener un competidor en el lateral izquierdo para Marcel Halstenberg y que pudiera ser su relevo a largo plazo, pero una desaparición repentina de la rotación durante la segunda vuelta de la pasada campaña sumada al gran rendimiento de Halstenberg en esa posición tanto con Ralf Rangnick como ahora con Julian Nagelsmann en el banquillo, dinamitaron las esperanzas de Saracchi ya no sólo de ser titular sino de poder tener tiempo de juego con cierta frecuencia. Salir cedido era la mejor opción para intentar conseguir más experiencia y oportunidades en el fútbol europeo.

Lo que Red Bull te da, Red Bull te lo quita

Lo que ha ocurrido con Marcelo Saracchi no es nada nuevo para RB Leipzig, un equipo acostumbrado al movimiento constante de jugadores en la red de Red Bull. Siempre llegan jugadores jóvenes con mucha proyección en cada mercado que, o bien triunfan como es el caso de Timo Werner o Naby Keita en su día, o se estrellan como les ocurrió a Bruma o Jean-Kévin Augustin. Con una política de fichajes a veces tan agresiva, no se puede asegurar que todos los que llegan desde ligas de menor nivel estén preparados para dar el salto. Y por ello tampoco le cuesta mucho a Los Toros Rojos deshacerse de aquellos que nunca terminaron de encajar.

No obstante, la peculiaridad con el caso del lateral uruguayo es que su desempeño fue bueno de forma general cada vez que tenía la oportunidad de salir al campo. Únicamente estuvo en el sitio y momento equivocados para pelear por ese hueco en el once inicial, pero ello él y el club no podían estar satisfechos el uno con el otro. Más aún cuando, en el pasado mercado estival, llegó otro joven lateral izquierdo como Luan Cándido para tratar de ocupar ese puesto de Saracchi en el banquillo. Esta temporada tan sólo ha podido disputar 4 de 17 partidos de Bundesliga, siendo titular solamente en uno de ellos.

Un ‘hasta pronto’ que puede contentar a todos

Con la decisión de enviar a Saracchi hasta el final de la próxima temporada al Galatasaray, todas las partes salen beneficiadas. Primero El Leipzig, que tendrá la oportunidad de probar a Cándido y ver si es él su lateral izquierdo para los próximos años o si tendrá que llegar otro más. Segundo el propio uruguayo, que tendrá minutos de sobra en un equipo que le necesita y donde podrá demostrar al club alemán que estaba equivocado con él y volver (tiene contrato hasta 2023) o bien atraer los focos de otros clubes del viejo continente para traer de vuelta a ese jugador que se llevaba merecidos cumplidos en Sudamérica.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top