Bayer Leverkusen

El delantero jamaiquino Leon Bailey se muestra decidido contra el racismo

El racismo desde mucho tiempo es un tema común en el mundo del deporte, en donde los principales deportistas hablan desde sus experiencias sobre cómo lo han afrontado. El jugador del Bayer 04 Leverkusen, Leon Bailey, también se unió a la discusión y propone medidas drásticas para frenarlo.

El jugador nacido en Jamaica ya experimentó racismo en Alemania de parte de algunos fans rivales y lo contó en una entrevista con el portal de noticias, t-online.de:

»Lo oculto. Odio discutir o discutir con la gente. Destruye mi energía, mi felicidad y no quiero eso.»

Pero tanto dentro como fuera del estadio ya se enfrentaba con este problema y no esta solo con eso. Jugadores como Mario Balotelli o Antonio Rüdiger también tuvieron episodios con insultos raciales que luchar. Cascaras de bananas, insultos y hasta mascaras de primates tuvieron que aguantar dichos protagonistas. Bailey no tiene consuelo y declaró que:

»No puedo creer como alguien puede pagar una entrada a un estadio para lastimar a otra persona verbalmente.»

Contra el racismo, cueste lo que cueste.

El actual puntero del Bayer Leverkusen quiere que el racismo sea desterrado de los estadios:

«Puedes enfrentarte a otro equipo a todo o nada pero el racismo no tiene lugar en nuestro deporte aunque tengamos que cerrar las gradas, este tipo de penalizaciones mostrarían a las personas lo importante que es tener esto en claro.»

Muchos jugadores, algunos de los cuales han sido victimas de insultos racistas, ya han dado señales para erradicar este problema de raiz. El buen amigo de Bailey, Raheem Sterling, del Manchester City, que también tiene raíces jamaicanas, es uno de los mas comprometidos con la causa.

Bailey, sabe que la atención que tiene Sterling es por el lugar que el ocupa. Al ser clave en el equipo ciudadano, sus palabras no pasan desapercibidas y sin consuelo, declara lo siguiente:

«Raheem actualmente juega un gran fútbol, por lo que todos lo escuchan. Si jugara mal y llamara la atención sobre el racismo, no tendría ningún efecto. Lamentablemente así es el mundo.»

Pero mas allá de la desazón, valora la actitud de uno de los estandartes del equipo dirigido de Guardiola y declara que:

«Que Raheem tome todo esto significa mucho para mi y para todos lo que lo sufrimos.»

Pareciera ser una locura seguir hablando de racismo en el 2020 despues de todo lo que ya se ha vivido pero, como lo dijo Bailey, estos problemas solo se van a cortar con el ejemplo de los protagonistas dentro del césped y con la educación que brinden los clubes a sus aficionados para evitar el daño que se produce y poder tener un fútbol que todos podamos disfrutar. Es hora de actuar, el racismo no tiene lugar, no solo en el fútbol sino también en el mundo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top