Borussia Dortmund

5 razones por las que Lucien Favre debería dejar Borussia Dortmund

Finalizada la pasada temporada, el voto de confianza a Lucien Favre fue renovado por el club pese a la ventaja de siete puntos que Borussia Dortmund no supo aprovechar para llevarse la Bundesliga. En dicho momento, todos decían que le faltaban algunos refuerzos y que nueve de cada diez veces que se tiene siete puntos de ventajas se termina ganando, por lo que la suerte fue la culpable de dicho final.

Lejos de faltarle el respeto al lector, creemos que Favre tiene varias razones por las que hasta ahora llevó al fracaso al equipo negriamarillo y estas son cinco de ellas.

Sobrevivir a las crisis sin planes a futuro

Desde que Favre es el entrenador de la escuadra se ha puesto su puesto en duda y cada vez que esta por ser echado, Lucien da un cambio radical en el equipo.

Luego del empate de local 3:3 frente a SC Paderborn, Lucien cambio el 4-2-3-1 por el 3-4-2-1, un esquema que le sirvió para ganar vs. Hertha BSC y darle respiro. Lejos de criticar esto pues es muy destacable saber cambiar cuando hay que hacerlo pero lo que hizo Favre fue claramente sobrevivir en el puesto.

En Dortmund parece ser que no hay planes pensando a futuro si no en la repetición de las formaciones sin tener en cuenta lo que viene, el ejemplo estuvo claro en el partido frente a Werder Bremen este martes pasado.

Lucien repitió el once que venia poniendo en cancha donde incluía a Sancho, Brandt, Hummels y Reus, jugadores que necesitaban un descanso antes de afrontar la visita a Leverkusen que es clave pensando a la Bundesliga. El resultado final fue la eliminación, la lesión de Marco Reus por una sobrecarga física y un equipo totalmente extenuado. A la vista de todos esta que lo que funciona lo repite hasta que no funciona más. Lo mismo paso cuando Götze jugaba de falso nueve, luego de la derrota en Hoffenheim, Mario no fue tenido más en cuenta.

La defensa, una desilusión constante

Desde que Favre llego a Dortmund, más de un año y medio, logró grandes movimientos tácticos en ataque y fue muy capaz para administrar las piezas para poder ser una amenaza constante para los rivales. Pero todo lo contrario pasó en la defensa. Cada vez que el equipo negriamarillo es atacado, generalmente le marcan y ya no importa a que equipos se enfrente. Ya nombramos que hasta el colista, SC Paderborn 07, le ha clavado tres dagas que les provocó perder dos puntos inexplicables en el Westfalenstadion.

Estadísticamente, de 29 partidos que ya disputaron en lo que va de la temporada, solo en nueve ha podido conservar la valla en cero. Siete de ellas fueron en Bundesliga donde ocupa el tercer puesto en la tabla general y de los primeros seis equipos es el más goleado. En 21 partidos, 32 veces fueron las que le marcaron a BVB, un numero calamitoso para un equipo que sueña con pelear la Bundesliga. Más allá de los números, hasta el plantel lo ha dicho en más de una ocasión que la materia pendiente, sin dudas, es la defensa.

Un pésimo manejo de vestuario

Si algo ha reinado en Dortmund en los últimos meses es el descontento del plantel y el reflejo de ello se vio en el ultimo partido como local. BVB ganaba con una amplia superioridad, cuando Favre decidió sacar a Achraf Hakimi y a Marco Reus del campo de juego para darle minutos a Dan-Axel Zagadou que volvía de una lesión y a Thorgan Hazard que es un habitual titular. Cuando tuvieron que dejar el césped, tanto el marroquí como el alemán, hicieron un berrinche pocas veces visto. El descontento esta a la vista de todos.

Esto no es nuevo en Dortmund, ya en la temporada pasada, trascendió a los medios de comunicación que en muchos momentos, sobre todo, llegando al final de la campaña, muchos jugadores se mostraron molestos con las decisiones de Favre haciéndolo culpable de la ventaja perdida. Como si ello no fuera poco, jugadores como Mario Götze y Marcel Schmelzer fueron borrados totalmente.

Ante la adversidad, nunca hay respuesta

En todo el historial de Favre como entrenador su problema siempre fue el mismo. En la primer temporada que desembarca en los equipos, la mejora es inmediata. Los jugadores recuperan la confianza, la afición se ilusiona y todo parece ir bien pero al final siempre se desinflan.

Antes de llegar a la Cuenca del Ruhr, en su primer temporada en Niza, el equipo estuvo en la primer posición en gran parte del torneo pero finalmente PSG pudo mantener su superioridad. Ya en la segunda temporada en el club francés, las cosas ya no fueron bien y ni siquiera pudo lograr una plaza en una competición europea.

En Dortmund todo parece que va por la misma senda que en Niza, una primer temporada de alto nivel que fue desgastándose. Llegando al nivel actual donde la afición ha perdido la confianza hacia el equipo y donde nunca se sabe cual será el nuevo papelón que harán. Debido a que hace mucho tiempo el equipo no da un golpe en la mesa y debería dar un paso hacia adelante en pro de recuperar el prestigio perdido. Como por ejemplo cada visita, durante su gestión al Allianz -Arena.

Gran calidad para poca aspiración

Si analizaríamos todos los equipos que tuvo BVB a lo largo de la historia, seguramente, este sea uno de los que tienen mayor jerarquía. En defensa, Mats Hummels es el referente, pese a ya no ser el joven que conocimos con Klopp, sigue teniendo un gran nivel.

Axel Witsel es el gran lider del mediocampo donde lo acompaña Julian Brandt que es el jugador mas importante del equipo siendo clave en las transiciones de defensa y ataque. Y en las llegadas por sorpresa rompiendo desde la medular. En ataque, las cosas mejoran con Jadon Sancho como el joven de mayor talento en toda Europa con estadísticas increíbles, con Erling Håland marcando 8 goles en apenas 4 partidos jugados; con Marco Reus que ya ha demostrado las cosas que puede llegar a hacer.

Esta a la vista de todos que en la dirección deportiva del equipo, el panorama esta desparejo. Se cuenta con un plantel de gran nivel pero con un entrenador que, hasta aquí, no ha parado de fracasar. Sumando una nueva eliminación en Copa Alemana como ya se dijo, teniendo en cuenta el bajo nivel de FC Bayern München, el poco tiempo que le quedan a Sancho y Håland vistiendo de aurinegro, es hora de que Zorc y Watzke revean sus decisiones si quieren empezar a ganar títulos nuevamente.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top