Bayern München

Müller resurge en FC Bayern bajo el mando de Flick

No hacía mucho cuando FC Bayern München era el centro de las críticas en Alemania por su bajo rendimiento en liga (situándose fuera de puestos europeos en alguna jornada), poco acorde con las expectativas. Uno de los principales damnificados era un Thomas Müller que estaba poco o nada contento con la situación del equipo y del que incluso se llegó a rumorear una salida. Sin embargo y con la llegada de Hans-Dieter Flick al banquillo de Los Bávaros, se puede afirmar que Müller pasa actualmente por uno de sus mejores momentos futbolísticos.

De los rumores de salida a ser una pieza fundamental

El paso de las jornadas con Niko Kovač cada vez hacía más daño a un Thomas Müller que no estaba nada acostumbrado a ser un asiduo en el banquillo del FC Bayern durante los últimos años. El técnico croata dejó de verle un hueco en el once titular, más aún con la reciente llegada de Philippe Coutinho a Baviera. El atacante alemán fue uno de los más críticos con los malos resultados del equipo por aquel entonces e incluso se llegó a rumorear una posible salida tras haber acumulado cuatro suplencias consecutivas en Bundesliga. Parecía que su ciclo en Múnich estaba empezando a terminar pero entonces apareció Flick y todo dio un giro de tuerca.

Desde que Hans-Dieter Flick se hiciera cargo del equipo allá por noviembre, en la contribución de Müller al equipo se ha visto una gran mejoría. Tan radical ha sido el cambio que, de ser un mero jugador de rotación, es una pieza angular para Los Bávaros y de la que depende buena parte del juego ofensivo. Y no lo ha hecho reconvirtiéndose a otra posición o cambiando su estilo, sino explotando una vez más las virtudes que le han hecho triunfar a lo largo de los años. Es él quien se encarga de romper las líneas ante rivales replegados, aprovechando la atracción de sus compañeros a la marca de los defensas; quien apura siempre para dar el pase decisivo dentro del área

Los números de Müller no engañan

Para entender la transformación de Thomas Müller antes y después de la llegada de Hans-Dieter Flick, no hay más que echar un vistazo a las estadísticas. En 60 partidos bajo el mando de Kovač, sumó 11 goles y 22 asistencias en todas las competiciones, y hasta el momento con Flick lleva 7 dianas y 11 asistencias en únicamente 17 partidos. Registros que le colocan como el máximo asistente en Bundesliga, sumando a otro peso pesado como Jadon Sancho.

Se podría decir sin temor a equivocarse que este está siendo uno de los mejores momentos de forma en su carrera. Sin ser el más veloz, ni el más fuerte o el más técnico, es capaz de decantar la balanza por sí solo. Y si a todo esto le sumamos su pasión y capacidad de liderazgo sobre el verde, queda un jugador sumamente diferencial. Todo gracias a un técnico que ha mostrado confianza plena en él.

Con una Bundesliga más que apretada y con opciones tanto en Champions League como en Pokal, este Bayern tiene muchas papeletas para añadir más títulos a sus vitrinas a final de temporada. Y con este nivel de Müller, a pesar de que fuera apeado de la Mannschaft en su día, su candidatura para viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio tiene un peso mayor. Quién sabe si le veremos con un oro olímpico este verano.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top