1.Bundesliga

La Bundesliga le hace frente al coronavirus

El COVID-19, usualmente conocido como ‘coronavirus’, está dejando estragos repartidos por todo el mundo, inclusive en la Bundesliga. Casi todos los países han tenido que tomar medidas para prevenir el contagio de este, y Alemania también ha estado inmerso en este bloque de países que, a día de hoy, siguen luchando por poner trabas a la expansión de una enfermedad que no deja de propagarse cada minuto que transcurre.

El origen de este virus, el cual aún no se tiene excesivamente claro, se ha ido expandiendo desde China, principal foco afectado por el coronavirus, hasta el resto del mundo, afectando a Alemania, entre otros países. Al parecer, un trabajador alemán fue el primer infectado a finales de enero en el país germánico tras estar en contacto con una persona de origen chino, que había viajado desde Shanghái hasta Baviera con motivo de participación en uno de los cursos que ofrece la empresa donde trabaja este presunto paciente cero. Incluso, se ha llegado a especular que este hombre pudiese ser el primer infectado en toda Europa.

Desde este momento, el virus no ha cesado en su vil tarea: expandirse y infectar al máximo número de personas posibles. En Alemania, las cifras de afectados que se manejan rozan los 1.200 damnificados, de los cuales casi la mitad se encuentran en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia. Lo curioso es que, hasta hoy, no se habían confirmado muertes por esta enfermedad; en las últimas horas se han relatado la muerte de al menos dos personas que residían en el estado federado mencionado.

El coronavirus invade el fútbol alemán

Lo cierto es que los efectos del coronavirus han llegado, incluso, a afectar a la Bundesliga. El gobierno alemán y, por ende, los clubes de la máxima competición alemana, han decidido tomar medidas respecto al virus para evitar que el número de contagios siga en ascenso.

El derbi entre Borussia Mönchengladbach y 1. FC Köln, aplazado hace meses por el temporal ‘Sabine’ que afectó al país, que se disputará mañana en el Borussia-Park supondrá el primer partido a plena puerta cerrada en la historia de la Bundesliga (esta vez previniendo el coronavirus), siguiendo las indicaciones del ministro de sanidad alemán, Jens Spahn, que ha recomendado la prohibición con público de todo aquel evento que supere los mil asistentes.

Uno de los primeros en pronunciarse respecto a la medida de jugar el derbi sin público ha sido precisamente el alcalde de Mönchengladbach, Wilhelm Reiters, quien no escondía su frustración por no poder ser arropados por su afición en este grandioso encuentro.

“Me alegra que exista ahora, a nivel regional, una norma común, pero también entiendo la frustración que sienten los hinchas acerca de que el derbi vaya a jugarse sin público.”

Jugar o no con público, decisión de los estados federados

A pesar de los contagios, no se ha establecido una normativa común que afecte a todo el país, por lo que se cede a cada estado la posibilidad de escoger si sus eventos se realizarán con o sin público en las gradas.

Encuentros como el que tendrán lugar esta noche entre RB Leipzig y Tottenham en Liga de Campeones, o el que emparejará a Unión Berlín y FC Bayern München la próxima jornada liguera, aparentemente se jugarán con la presencia del público en las gradas, por voluntad municipal y regional de las localizaciones en las que tendrán lugar dichos encuentros.

Sin embargo, gran parte de la próxima jornada de la Bundesliga se jugará a puerta cerrada como prevención al coronavirus. Salvo los encuentros entre Union Berlín y FC Bayern München, y los que enfrentan a RB Leipzig y SC Freiburg, y SG Eintracht Frankfurt y Borussia Mönchengladbach, estos dos últimos a la espera de confirmación, el resto de encuentros de la jornada se disputarán sin público.

Frankfurt, a la espera de la opinión de las autoridades sanitarias

A pesar de las ya comentadas declaraciones del ministro de sanidad alemán, recomendando no celebrar eventos que superen los mil asistentes, SG Eintracht Frankfurt ha elaborado un comunicado oficial en el que explican que si las autoridades sanitarias de la ciudad no recomiendan seguir las indicaciones del ministro, los partidos que ejerzan como locales se disputarán con total normalidad en las gradas.

Esto quiere decir que Las Águilas están a la espera de que se realice un examen médico de la posible expansión del coronavirus en la ciudad de Fráncfort, para poder determinar así si jugar con público podría suponer un peligro en la propagación de esta enfermedad. En caso de que no se prevea una expansión por parte de los médicos, el Commerzbank Arena seguirá acogiendo público. Aún así, la vuelta de los octavos de final de la UEFA Europa League, que disputarán los de Hütter en Suiza frente al FC Basel, se jugará a puerta cerrada.

VfL Wolfsburg no podrá jugar con su afición ante Shaktar Donetsk

Los Lobos tampoco podrán contar con su afición en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Europa League. La situación de la ciudad en relación con el coronavirus no es excesivamente buena, y se ha querido prevenir más contagios disputando el encuentro sin gente en las gradas.

Así lo comunicaba el propio Tim Schumacher, director general del club.

“Lamentamos tener que toma esta decisión, pero tratamos de actuar con la mayor minuciosidad posible y tratando de satisfacer el interés de todos los involucrados”.

FC Bayern München jugará a puerta cerrada frente a Chelsea FC

El club de Baviera, uno de los principales focos del virus, ha elaborado otro comunicado comentando que se cancela la admisión de público en el encuentro de UEFA Champions League frente al Chelsea FC inglés, para evitar problemas con la llegada de un público internacional no controlado.

Sin embargo, el mismo club reconoce que “no está claro” cómo se disputarán el resto de encuentros ligueros en el Allianz Arena hasta el día 19 de abril.

Der Klassiker’, en el aire

Y otro de los encuentros que tiene en vilo a los amantes de la Bundesliga (por coronavirus) es el clásico encuentro entre Borussia Dortmund y FC Bayern München. Los dirigidos por Lucien Favre, que tienen que lidiar con jugar el Revierderby frente a FC Schalke 04, podrían enfrentarse también al vigente campeón alemán sin el apoyo de su afición en el estadio.

A priori, parece que Dortmund ha rechazado localmente jugar con público los próximos encuentros en las próximas semanas, entre las cuales se encuentra el flamante partido contra los dirigidos por Hans-Dieter Flick. Aunque no hay un comunicado oficial todavía, se especula que ‘der Klassiker’ pueda ser otro ‘partido fantasma’.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top