Alemania

¿Habrá más confianza en el PSG con Thomas Tuchel, de cara al futuro?

El Paris Saint-Germain (PSG) y, su adiestrador, Thomas Tuchel parece no tener lo necesario todavía para ganar la Liga de Campeones de la UEFA y ganarse un espacio en lo más distinguido del fútbol europeo.

Si bien esta vez rompieron su propio maleficio y se instalaron en la final, su rival, el FC Bayern München tuvo la suficiente experiencia como grupo para ganar el partido 0:1 y finalmente salir campeón. Como es costumbre, el señalado en las derrotas, la gran mayoría de las veces, es el entrenador alemán.

El futuro de Thomas Tuchel en el PSG podría estar en entredicho luego de la derrota del pasado 23 de agosto, y su salida es una opción que se podría estar barajando en el seno parisino. ¿Sería realmente una buena opción cesantear al alemán del banquillo de la todopoderosa oncena francesa?

¡Sí! ¡Que se vaya! No trajo la Champions

Una de las mayores críticas que enfrenta Tuchel en el PSG es el manejo del banquillo y sus opciones de cambio. Esto quedó evidenciado en la final continental. Luego que Kingsley Coman abriera el marcador, el equipo francés debía salir a buscar el partido. Pero los expertos consideran que los cambios hechos para ello, no fueron los adecuados.

Dos de los mejores jugadores del partido, Ander Herrera y Ángel Di María, quienes en el primer tiempo se combinaron para casi abrir el marcador, fueron sustituidos, en un movimiento que poco se entendió, por Julian Draxler y Eric Maxim Choupo-Moting.

Anteriormente, en un intento por tener mejor control del mediocampo, Marco Veratti ingresó por Leandro Paredes, y el italiano no se consiguió dentro del campo.

No solo eso, sino que dejó en el banco a dos jugadores que pueden cambiar el partido en un chasquido de dedos: Pablo Sarabia (cuarto máximo goleador de Ligue 1) y Mauro Icardi, (por quién la gerencia pagó 60 millones de euros al Inter de Milán, para jugar este tipo de partidos). Tuchel puso su confianza en Choupo-Moting en detrimento del argentino.

Para colmo de males, el alemán e internacional por la selección de Camerún falló el empate, casi a puerta vacía y en la última jugada del partido, lo que pudo ser el empate y no tardó en escucharse el “Icardi no lo hubiese fallado”

Tuchel siempre ha sido un entrenador que cuando le toma confianza a un jugador, va a muerte con él, y, difícilmente, sea algo que vaya a cambiar.

Al final, son apuestas que pueden salir bien o no. Hoy está siendo crucificado por el ingreso de Choupo-Moting, pero una semana atrás era alabado porque fue él quién le dio la clasificación al PSG a semifinales en el último suspiro del juego contra el Atalanta.

¡Que se quede ¡El PSG nunca llegó tan lejos como con él al mando!

Desde que llegó Nasser al-Khelaifi a la presidencia del club, ganar la Liga de Campeones ha sido su obsesión. Por ello ha invertido más de 1.300 millones de euros en jugadores, y ha puesto nombres muy pesados en el banquillo, pero ninguno lo ha llevado tan lejos en Europa como Tuchel.

Tres años consecutivos cayendo en octavos de final y una remontada en cuartos de final de esta campaña, es parte del palmarés que cosechó el PSG en Europa, recientemente. Si bien esta temporada fue atípica a causa del coronavirus, se hicieron los deberes y se llegó a las postrimerías del torneo.

Otra razón para quedarse es calendario ajustado que tienen los capitalinos. La liga francesa ya empezó, pero el debut del PSG será el 9 de septiembre contra el Lens de visita. Y salir de Tuchel significará un problema muy grande logísticamente hablando. Ha sonado Máximo Allegri como posible sustituto, pero ¿podría el entrenador italiano asumir un equipo y planificar una temporada sin margen de tiempo?

Al principio de una temporada no se ganan torneos, pero si se pierden. Y una mala planificación inicial podría condenar el destino de un equipo que encara los últimos dos años de contrato de sus figuras Neymar y de Kylian Mbappé. Un fracaso en este curso podría significar el adiós definitivo, antes de lo previsto, de sus dos estandartes y superestrellas mundiales.

Tuchel tiene la capacidad de llevar a cabo un proyecto a largo plazo. Adicionalmente cuenta con la habilidad de sacar lo mejor de sus jugadores y de triunfar. Puede tomar decisiones controversiales pero eso es lo que hacen los grandes DT’s que, a menudo, son incomprendidos.

Sin importar lo que se diga, él sigue planificando su futuro como mandamás del PSG. Ya ha hecho saber que jugadores necesita para una nueva temporada y ya se ha establecido objetivos para la zafra 2020/2021.

Su fuerte ética de trabajo hace que su foco sea llevar a su equipo a lo más alto posible. Pero ¿Confiará la gerencia en él? Solo el tiempo (y los resultados) dictarán sentencia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top