Alemania

¿Cuánto podría durar la adaptación de Kai Havertz a la Premier League?

Los primeros partidos de Kai Havertz en la Premier League de Inglaterra con el Chelsea FC se han saldado con actuaciones muy dispares. Si bien el joven mediapunta alemán pasó desapercibido en sus dos primeros partidos de liga ante Brighton & Hove Albion Football Club y Liverpool FC, sustituido al finalizar el primer tiempo, ya ha dejado su primera exhibición.

Ante el modesto Barnsley FC, de segunda división, logró su primer triplete, en este caso en la Copa de la Liga, mientras que frente al West Bromich Albion FC colaboró en el disputado empate 3:3 liguero.

Muchos se preguntan por tanto cuál de las dos versiones será la tónica general en la temporada y si ya estamos ante una estrella consolidada.

Al conseguir su primer triplete, en su cuenta personal de Twitter lo celebró con una galería de las mejores fotos de aquel inolvidable partido.

Una fuerte inversión a medio o largo plazo

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Havertz, así como todo el proyecto actual del Chelsea, es una inversión pensando en el medio o largo plazo. La astronómica cifra de 80 millones invita a pensar que su rendimiento debe ser inmediato.

Sin embargo, tanto su fichaje como el de Timo Werner o Hakim Ziyech son solo el comienzo de un nuevo asalto a la Liga de Campeones que se irá cimentando poco a poco.

Frank Lampard, entrenador de Los Blues, cuenta con la confianza de la directiva, la cual entiende que tanto él como los jugadores, que están poniendo a su disposición, se quedarán en Stamford Bridge durante muchos años.

Entienden, por tanto, que para que el bloque se consolide se necesitan años de engranaje y maduración futbolística. Pero la presión por la inversión realizada urge a Lampard y la plantilla para que este proyecto carbure lo más pronto posible.

Havertz tiene tan solo 21 años y pasarán otros tantos para que podamos ver su plenitud futbolística junto a sus nuevos compañeros. Incluso en Bayer 04 Leverkusen tuvo tramos de irregularidad, que le costaron críticas sobre si verdaderamente entrará la élite mundial.

La adaptación a un cambio de dibujo y su exigencia física

En Leverkusen, Havertz acostumbraba a jugar en un 4-2-3-1, donde Peter Bosz le daba libertad total para moverse por cualquier lado en la línea de mediocampo ofensivo. Aunque se le solía ver en el centro o caído a la banda derecha, cambiaba frecuentemente de lado e incluso acabó la temporada como falso nueve rindiendo a un excelente nivel.

En Londres se encontrará con un cambio de formación, y es que Lampard suele apostar por un 4-3-3, exigiendo a sus jugadores un gran físico para darle dinamismo y versatilidad a su juego. Los primeros meses Havertz debería desarrollar su cuerpo para soportar el ritmo rudo de la Premier.

Además, es probable que la carga de partidos sea mayor, ya que al Chelsea se le presupone llegar lejos año tras año en Europa, juegan una copa más y la Premier dura de por sí cuatro jornadas más que la Bundesliga.

A este esfuerzo físico hay que sumarle que tendrá que aceptar la pérdida de libertad y protagonismo en un equipo donde (aún) no será la estrella.

Otros casos similares que invitan a la paciencia

Antes de Havertz, otros jugadores cambiaron la Bundesliga por la Premier League. Los casos más destacados en los últimos años son, entre otros, los de Henrij Mkhitaryan (Borussia Dortmund – Manchester United), Shinji Kagawa (Borussia Dortmund – Manchester United), Andre Schurrle (Bayer 04 Leverkusen – Chelsea FC), Kevin De Bruyne (VfL Wolfsburg – Manchester City) o Christian Pulisic (Borussia Dortmund – Chelsea FC).

Los tres primeros fracasaron en sus respectivas aventuras. Para que se hagan una idea, De Bruyne, que ahora es posiblemente uno de los cinco mejores jugadores del mundo, llegó al City en 2015. Cinco años ha necesitado para alcanzar su máxima expresión futbolística.

En el caso del estadounidense, también se está viendo su desarrollo y aunque ha sido de los mejores en su equipo la pasada campaña, le falta para entrar en la conversación de los mejores de la liga.

Sobra decir que cada caso es un mundo y más en el fútbol, donde como resulta evidente los procesos de desarrollo son muy diferentes. Pero si echamos la vista atrás, los que llegaron a Inglaterra antes que el de Aquisgrán ni mucho menos dominaron la liga en su primera temporada.

Kai Havertz es un jugador exquisito, con una técnica y una plasticidad brillante. Pero paciencia: Lo más normal es que el mejor Havertz tarde en llegar. No hay que alarmarse si en su primera temporada no justifica su compra. Dejemos que Lampard y el propio paso de los años le hagan crecer. Y entonces podremos ver en qué quedan esos 80 millones.


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top