1.Bundesliga

Las consecuencias deportivas y económicas del Brexit para la Bundesliga

El fútbol, y especialmente la Bundesliga, no es ni mucho menos ajeno al Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) que se oficializará el próximo 31 de diciembre de 2020. Aunque pueda parecer algo lejano, afecta directamente al fútbol alemán y sobre todo a su labor formativa.

Se acabó el fichar menores exranjeros

A falta de confirmar muchas otras incógnitas, la FIFA ya ha dado conocer algunos aspectos de la nueva normativa de traspasos postbrexit. Uno de los más llamativos es la prohibición de fichajes de menores ‘extranjeros’ a equipos de Premier League y viceversa. Destacamos la palabra ‘extranjero’ porque, a efectos legales, incluye a todo aquel que antes de los 21 años haya jugado 3 años fuera del Reino Unido.

En este contexto, jugadores como Cesc Fàbregas o Héctor Bellerín (fichados en su día por el Arsenal cumpliendo dicha condición) no se considerarían extranjeros a ojos del campeonato inglés. Sí, por ejemplo, Eric Dier, inglés de nacimiento, pero formado en el fútbol portugués.

Una vez aclarado esto, hay que recordar que esta prohibición ya existe a nivel mundial, pero que la FIFA permite anular en casos excepcionales. Uno de esos casos es la Unión Europea para menores de entre 16 y 18 años. La salida del Reino Unido implica que dejan de ser un país comunitario y, por tanto, parte de esta excepción.

Según The Athletic, los clubes ingleses no han tardado en pedir a la FIFA que el límite baje a 16 años. De esa forma, llegarían a tiempo a la puja por jugadores que tengan al menos esa edad.

¿Cómo afecta esto a los clubes ingleses?


En primer lugar, esta norma dificulta el traspaso de jugadores a niveles formativos y la capacidad aglutinadora y de captación de los clubes ingleses. Los grandes nombres del campeonato británico se han caracterizado estos últimos años por acumular promesas de todo el mundo en su cantera, muchos de los cuales acaban cedidos por toda Europa.

De ahí, que jugadores provenientes de canteras como las del Chelsea FC, Manchester City o Liverpool FC abunden en La Liga o la Bundesliga. Algunos de ellos, incluso, no llegan a debutar con el club que les tiene en propiedad. A partir de ahora, no podrían intentar seducirles hasta que no cumpliesen los 18 años.

¿Y la Bundesliga?


Hasta ahora la Premier se apoyaba mucho en el campeonato alemán para ceder a muchos de sus jóvenes. En ese sentido, la Bundesliga es puntera a la hora de desarrollar talentos y darles el tiempo y la confianza necesarios para madurar y convertirlos en jugadores conocidos a nivel mundial.

Ahora, al quedar Inglaterra legalmente fuera de sus posibilidades con el Brexit, Alemania y la Bundesliga pueden posicionarse como el destino estrella de todas estas perlas, al menos para dar el primer paso de su carrera.

Ya lo es para muchas de ellas: Erling Haaland o Giovanni Reyna entre otros han preferido el campeonato germano, antes que uno de los clubes llamados ‘Big 6’ para desarrollarse como futbolistas. Esta nueva normativa, de mantenerse, no hace sino aumentar las probabilidades de que se repitan más casos similares en el futuro.

El fútbol alemán sabe que no puede competir económicamente con la Premier League, cuando llama a su puerta triplicándole el sueldo a un jugador. Sin embargo, sí ganar una fuerte compensación económica cuando este, inevitablemente, quiera dar el paso a las islas en algún punto de su carrera. Independientemente de que acaben allí, ya no jugarían cedidos en la Bundesliga con este panorama del Brexit. Lo harían como propiedad de clubes germanos por los que estos podrían pedir una gran cantidad.

Desventaja: desarrollo de promesas británicas


Como resulta evidente, el caso opuesto tampoco se podría dar. Los menores formados en el Reino Unido pasarían a ser extracomunitarios y no podrían fichar por clubes europeos en ese rango de edad. Así, casos como el de Jadon Sancho o Jamal Musiala, jugadores que han explotado en Alemania, no se darían porque no podrían desarrollarse lejos de su tierra.

En definitiva, se gana por un lado y se pierde por el otro. El resto de ligas gana tiempo para anticiparse a las potencias económicas de Inglaterra y llevarse a las promesas emergentes que surjan en la Unión Europea, pero se sacrifica a todas aquellas que, por suerte o no, crezcan en campos británicos. Lo que está claro es que si alguna liga en particular puede aprovecharse de este nuevo reglamento gracias a su buena labor puliendo talento bruto, esa es la Bundesliga.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top