TOP

Volkswagen, el motor del Wolfsburgo y la Bundesliga

Volkswagen, el motor del Wolfsburgo y la Bundesliga

Con la Bundesliga afrontando ya su coletazo final a la espera de la última jornada, muchos analistas ya hablan a modo de resumen de lo que ha acontecido esta temporada en la máxima categoría del fútbol germano, que arrancó el 22 de agosto del pasado año, aún de resaca tras la consecución de la Copa del Mundo alzada por Alemania en su travesía veraniega por Brasil.

El título, prematuro una vez más, del Bayern. Los altibajos -mas bajos que altos- del Borussia Dortmund, el crecimiento de Augsburgo o Borussia Mönchengladbach, este último que volverá a disputar la UEFA Champions League; o la temporada del Paderborn, un recién ascendido que, sin hacer mucho ruido se coló en lo más alto de la clasificación, y que el próximo sábado luchará por evitar el descenso.

Todos estos ejemplos anteriores son realidades a boca de quien ha seguido cada jornada de la Bundesliga. Sin embargo, una en la que todo seguidor del fútbol alemán estará de acuerdo es en la ya explosión de un Wolfsburgo que esta temporada se ha atrevido con todo y ha sido capaz de todo.

Sin temor alguno, el conjunto de se ha plantado en la final de la DFB-Pokal -que disputará ante el Borussia Dortmund-, además de permanecer como segundo en la clasificación de la Bundesliga durante más de una vuelta de campeonato, siendo el primer equipo en vencer al Bayern Múnich en esta edición de la Bundesliga; haciéndolo además con un rotundo 4-1 en casa. Un 4-1 que llegaba escasos días tras la trágica pérdida de su jugador Junior Malanda, a quien sus compañeros homenajearon con un soberbio recital de fútbol ante el líder del campeonato, hasta entonces intocable en esta Bundesliga.

Sin embargo, otra realidad absoluta es que todo este sueño que está haciendo realidad el Wolfsburgo no sería capaz sin el actor que da fuerzas a las hazañas de este protagonista. Y es que estamos ante una maquinaria que carbura como pocas veces antes lo había hecho, y que lo está haciendo gracias a su motor, nada menos que la empresa automovilística Volkswagen, imagen y bandera del proyecto de un Wolfsburgo que sueña con repetir la proeza de la campaña 2008/09, en que la ensaladera de la Bundesliga llegó al Volkswagen-Arena por primera y única vez en su historia.

No podríamos imaginar a este Wolfsburgo de los De Bruyne, Ricardo Rodríguez, André Schürrle, o el propio Max Kruse, sin pensar en el papel que juega Volkswagen. La multinacional alemana, dirigida por Martin Winterkorn, posee el 100% de las acciones del club de la Baja Sajonia, al que viene inyectando en las últimas temporadas estratosféricas cifras que superan las decenas de millones de euros. Tanto es así, que según han barajado medios locales, esta temporada Volkswagen habría inyectado 90 millones de euros en este renovado Wolfsburgo.

Así, Wolfsburgo es junto a Bayer Leverkusen, patrocinado por Bayer, las únicas dos entidades de la Bundesliga sobre las que se toma de forma extraordinaria la medida de inversión de 50+1. 

Volkswagen Wolfsburgo Bundesliga

Con el logo de Volkswagen al frente, el Wolfsburgo se pasea por la Bundesliga de la mano de sus nuevas estrellas. Foto: Getty Images.

De Bruyne, el modelo estrella de la marca Volkswagen:

Todo equipo necesita una estrella, y el Wolfsburgo no es menos. Kevin De Bruyne se ha convertido a sus 23 años en la estrella del Wolfsburgo, y en el club lo saben. Mientras media Europa se pelea por el internacional belga -con contrato hasta 2019-, el Wolfsburgo lo mima entre halagos, reconocimiento y, sobre todo, oportunidades de progresar.

Un progreso mutuo que ha llevado al jugador formado en el Racing Genk belga, a posicionarse en el epicentro del mercado futbolístico mundial, destacando como uno de los jugadores más codiciados en la élite europea. Pero como mutuo progreso que es, el aporte del ex Chelsea al Wolfsburgo ha sido indispensable. Ha sabido cargar con el equipo a sus espaldas, dejando actuaciones para el recuerdo esta temporada. Sin ir más lejos, en el partido ante el Bayern Múnich de la segunda vuelta de la temporada.

El sábado rompió el récord de asistencias en una temporada en la Bundesliga, y es que ya suma un total de 21 en la presente edición. Además de otros 10 goles. Todo esto, sólo en la Bundesliga.

“Tengo muchísimas ganas de que se quede”, dijo Martin Winterkorn, Presidente de la Junta Administrativa de Volkswagen, que añadió: “el Wolfsburgo hará todo lo posible por mantenerlo. Los grandes partidos son decididos por los grandes jugadores, y él es uno de ellos”, culminó el dueño de Volkswagen, el pasado sábado.

Volkswagen Wolfsburgo Bundesliga

Martin Winterkorn, seguidor acérrimo de la Bundesliga, ha aprovechado su papel en VW para integrarla al marco futbolístico alemán. Foto: Getty Images.

Volkswagen y el fútbol alemán

Sin embargo, Wolfsburgo no es el único destino de la prestigiosa factoría automovilística, que posee acciones en hasta 16 equipos de las dos máximas categorías del fútbol alemán. Aunque, a palabras de su presidente el pasado mes de febrero en una entrevista concedida al diario Spox, “no habrá en principio más expansión dentro del fútbol alemán.”

Así, destaca el 1860 Múnich y su Think Blue en el torso de la camiseta, que responde a una campaña de Volkswagen por la mejora de la sostenibilidad ambiental. Por su parte, el Eintracht Braunschweig, luciendo la marca de Seat en el pecho, aboga por el convenio con la filial española de Volkswagen.

En esta lista aparecen además, Hertha Berlin (Audi), Werder Bremen, Hamburgo, Hannover 96, Borussia Mönchengladbach (Audi), Hoffenheim (Audi) y Schalke 04, sólo en la 1.Bundesliga. Mientras tanto, en la 2.Bundesliga aparecen Greuther Fürth, Kaiserslautern, Red Bull Leipzig y Nürnberg (Audi).

Audi, poseedor además de los derechos de la Audi Cup, principal torneo de verano que organiza el Bayern Múnich, al que acuden algunos de los principales equipos del mundo.

Sin embargo, este modelo criticado por ser excesivamente omnipresente, generando exceso de dependencia por parte del club, choca con el de otro club que triunfa a pesar de no depende en su mayoría de los grupos patrocinantes. Es el caso del Bayern Múnich, cuyo 75% de acciones pertenecen a accionistas, y que reparte el 25% restantes entre tres grandes empresas. Así, Audi, Allianz y Adidas, poseen un 8,33% cada uno de las acciones restantes de la entidad bávara.

Otros clubes, sin embargo, optan por la supervivencia a expensas de sus respectivos patrocinantes. El Schalke 04 ha visto como en el último año su principal sponsor, la empresa de gas rusa Gazprom, se ha visto salpicada por la tensión vivida en el este europeo en el último año, que ha culminado con reiteradas denuncias por parte de la Unión Europea a la empresa presidida por Viktor Zubkov.

Otros, como Mainz 05 o Friburgo, en cambio, optan por no tener ni un sólo porcentaje de inversión de patrocinadores, dejando todo el poder financiero a los accionistas.

Sobre esta expansión futbolística que está experimentando la marca germana ha hablado Christian Klingler, Director de Marketing de Volkswagen: “Estamos entrando fuertemente en un contexto con empresas muy prestigiosas que también están de lleno en el mundo del fútbol. “

Sin embargo, en el caso de Volkswagen las críticas son apenas perceptibles, en relación con otras marcas como Red Bull, en el caso del RB Leipzig. Aunque tanto la Federación Alemana de Fútbol (DFB) como la UEFA ya han expresado en más de una ocasión su desencanto con la omnipresencia de la empresa de automóviles en el mercado futbolístico alemán.

Tras el ascenso del Ingolstadt 04, la automovilística Audi, filial de Volkswagen, reforzará aún más el papel de VW en el fútbol alemán. Tanto es así que el estadio del Ingolstadt, el Audi-Sportpark, con capacidad para 15.729 espectadores, pertenece en gran parte a la automovilística. Esto viene impulsado por la compra de Audi del 20% de las acciones del Ingolstadt en 2006, acompañado por los accionistas minoritarios del club, según nos comenta el compañero Shark Gutiérrez.

En 2010 llegaría la construcción del Audi Sportpark, en cuyo levantamiento se invirtieron aproximadamente 20 millones de euros, una gran parte de ellos pagados por Audi, dueño de una quinta parte del club.

Y es que el proyecto de Audi quiere ser, a la par que Volkswagen, un ascenso continuo. Sin prisa alguna, pero sin necesidad de pausa. Así, en 2011 Audi aseguraba un contrato con el Ingolstadt 04 hasta el término de la temporada 2017/18. 

Volkswagen Wolfsburgo Bundesliga

Audi, filial de Volkswagen buscará sumarse a partir de la próxima temporada a la carrera bundesliguera de la empresa automovilística. Foto: Getty Images.

1995, cubano en Madrid. Estudiante de Ciencias Políticas y aprendiz en Periodismo. Twitter: @aleconK

Publicar un comentario