TOP

Alemania podría no llevar todas sus estrellas a la Copa Confederaciones 2017

Alemania podría no llevar todas sus estrellas a la Copa Confederaciones 2017

Tras críticas por parte de jugadores y técnicos, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) decidió marginar de la convocatoria para la Copa Confederaciones 2017 a varios de sus mejores figuras.

La actuación de varios jugadores de Alemania durante la Euro 2016, así como críticas por parte de Thomas Müller y el técnico fetiche del Sankt Pauli, Ewald Lienen, llevaron a Oliver Bierhoff a pensar un poco en cómo puede estar afectando la calidad de la selección un calendario de juegos cada vez más cargado. Una discusión que en años recientes ha tenido bastante pertinencia, en buena medida gracias a figuras del fútbol germano.

Müller ha estado en una onda de reflexión post-Euro 2016, en la cual no sólo ha decidido dejar de ser cobrador de penales en Alemania hasta nuevo aviso, sino también como una pequeña voz de razón dentro del seno del tetracampeón del mundo. Es él quien ha optado hablar sobre el desgaste que viven los jugadores profesionales, en especial aquellos que juegan con sus selecciones. «Tienes tres semanas para agarrar aire, después te vuelven a sumergir en el agua. A nivel mental esto tiene un enorme desgaste».

El coach Lienen complementaría lo comentado por el autor de 10 goles en Mundiales diciendo: «Hace años que el calendario del fútbol está saturado, y todo apunta a que se seguirá saturando». Estos comentarios se produjeron cuando fue preguntado por la ampliación de la Euro a 24 equipos.

Para el director deportivo de la selección, Bierhoff, no hay mucha vuelta que darle al asunto: si el equipo y los jugadores sufren, algo debe hacerse.

Por ello, se ha empezado a discutir a puertas cerradas la posibilidad de llevar una convocatoria alternativa a la venidera Copa Confederaciones 2017, con sede en Rusia, como preámbulo al Mundial 2018; torneo que se ha venido organizando desde el 2005.

«La Copa Confederaciones simplemente no tiene el mismo valor que el Mundial o la Euro. Por ello es posible que no viajemos con nuestra mejor escuadra a Rusia el año que viene», dijo Bierhoff. «Tendría más sentido darle el verano libre a uno que otro jugador titular», añadiría.

Por supuesto, hay dos caras a cada moneda, y en la mayoría de las circunstancias alguien se beneficia de decisiones como estas. En este caso se trata de los jugadores más jóvenes que ven menos minutos con la Mannschaft. Tendrán la oportunidad perfecta para brillar ante la posible apertura de varios cupos en la plantilla de 23 que deberá ensamblar Joachim Löw.

Éste último también será un ganador, dado que podrá planificar con más ligereza el torneo, e incluso enfocarlo más en buscar probar nuevos nombres o estrategias en vez de sufrir de la presión acostumbrada de ganar el trofeo. Solo pensemos en qué podrían conseguir en crecimiento jugadores como Joshua Kimmich, Julian Weigl, Leroy Sané, Kevin Volland, Jonathan Tah, Emre Can y compañía; todos incluidos en la preconvocatoria de la Euro 2016, y todos con hambre por vestir la camiseta de Alemania en un torneo internacional.

Director de MiBundesliga y Coordinador de Deportes en El Hatillo, Caracas, Venezuela. Conocedor y aficionado a la liga más competitiva, atractiva y única del fútbol mundial. Graduado de Universität Konstanz en Ciencias del Deporte; especializado en Sociología del Deporte.

Comentarios (5)

  • Juleo

    Pensándolo bien, no es mala idea

    responder
  • Abelardo

    Es razonable, quizás salga de ahí el verdadero 9 que hoy está necesitando Alemania

    responder
  • Wiliam Grossberg

    Bueno yo creo que el primer error de la sobrecarga de partidos de los jugadores son los mafiosos de la UEFA y la FIFA que año tras año inventan cualquier estratagema para llenarse los bolsillos proponiendo ampliaciones de equipos participantes (como erróneamente ocurrió en esta Euro 2016 donde el Campeón Portugal que en el otro formato hubiese quedado eliminado en la primera ronda y que al final se benefició de esto para ganar una de las peores Euros cualitativamente hablando). También la UEFA y la FIFA son responsables de esta sobrecarga de partidos por la creación de nuevos torneos y competencias solo con la finalidad de llenarse los bolsillos sin importarle al final el bienestar de los jugadores… Al final siempre la soga revienta por lo mas delgado y la DFB que es cómplice de las marramucias de la UEFA soluciona el problema priorizando Campeonatos (COPA MUNDIAL por encima de LA COPA CONFEDERACIONES) Pues al final no creo que tengamos mas remedio que aceptar esa solución. Ya que la UEFA ni las Federaciones van a renunciar a ese dinero y tendremos que hacer de tripas corazones aprovechando esa idea que nace de las malas decisiones de la UEFA y la FIFA tal vez se para sacar algo positivo de esto!!! … Viendo que no hay mas remedio creo que deberían llevar a los mejores jugadores Alemanes jóvenes o medianamente veteranos que tengan potencial a futuro para ser convocados o incluso para ser titulares con la Mannschaft para el Mundial de Rusia 2018…….Y así también le pegas un susto aquellos jugadores que sienten que son inamovibles en la Selección para que se le descongele un poco el Pecho y sepan que nadie tiene nada seguro en la Selección y que la Titularidad hay que ganársela día a día…!!!!

    responder
  • Juleo

    Alemania tiene para sacar como tres selecciones más. Evidentemente siempre habrá una que tenga más calidad. Pero…qué pasaría si se foguean en competencia otros jugadores? Se potencializaría la competencia entre compañeros y eso optimizaría la selección absoluta…pero ojo, hay que saber hacerlo también

    responder
  • Gustavo Blanco S

    Estoy de acuerdo podria utilizarse para mostrar nuevos talentos, darles rodaje , al final de cuentas del campeon de la copa Confederaciones nadie se acuerda.

    responder

Publicar un comentario