TOP

Crisis de juveniles en Bayern Munich

Crisis de juveniles en Bayern Munich

La baja cantidad de canteranos afianzados en el primer equipo levanta cada vez más polémicas en Alemania; Rummenigge dice tener un proyecto pero sabe que será complicado.

bayern múnich bundesliga

Foto: fcbayern.de

La vorágine triunfalista que se abalanza sobre los grandes clubes de Europa cada vez se cobra más víctimas: los jóvenes talentos forjados en las divisiones inferiores, que ven cada vez más lejos la oportunidad de desarrollarse en el primer equipo que siempre soñaron y deben tomar nuevos rumbos o bien esperar a que el destino les dé un guiño. En su afán de permanecer en la elite y conservar un equipo competitivo y en la primera plana mundial para, primordialmente, satisfacer los intereses económicos que existen detrás de cada institución, las cúpulas directivas de elite se apoyan en las megacontrataciones de futbolistas, relegando el patrimonio genuino del club a un segundo plano.

Este fenómeno que mixtura fútbol-éxito-negocios ha sido firmemente incentivado con la llegada de jeques y magnates que volcaron fortunas para crear plantillas de ensueño y, aquellos que no disponen de los “petrodólares”, se las ingenian para seguirles el ritmo. Por esto es que, cada vez, se premia o reconoce más a los casos que siguen el paradigma de Barcelona, cuya nómina está mayoritariamente nutrida de productos de La Masía (aunque en disminución).

Uno de los casos que en el último tiempo viene adquiriendo una imagen similar a la de los grandes derrochadores es el de Bayern Munich que, según las declaraciones de Maurizio Gaudino, exfutbolista y padre del joven mediocentro Gianluca Gaudino de FC Bayern, ya es parte de este fenómeno: “Bayern Munich prefiere comprar grandes futbolistas, porque necesita constantemente títulos sin importar las consecuencias que conlleven”.

El propio presidente del club bávaro Karl-Heinz Rummenigge reconoció lo difícil que es integrar el primer equipo y asentarse como titular para un juvenil del club: “Básicamente es mucho más difícil hoy en día que un jugador del filial se instale en el primer equipo a lo que era hace 10 o 15 años”. Y los ejemplos están claros: en los últimos 5 años, solamente Thomas Müller y Holger Badstuber, productos genuinos del Bayern Munich, han podido afianzarse en el club y en la selección nacional de Alemania; a estos casos se le agrega el lateral izquierdo David Alaba, aunque su participación internacional es en Austria. En la actualidad, solamente Pierre-Emile Höjbjerg, Gianluca Gaudino, Julian Green y Sinan Kurt son los representantes de las divisiones inferiores que han tenido minutos bajo las órdenes de Pep Guardiola.

“Si quieres que tu club compita con el gran concierto de potencias, es necesario que compres. No puedes esperar al desarrollo de los talentos como en Mainz o Hoffenheim. Bayern no es un club de entrenamiento”, aseguró categóricamente Stefan Effenberg, gloria del Bayern Munich y palabra autorizada en lo referente al club. Quien coincide desde otro punto es el actual mediocentro del FCB Sebastian Rode, quien resaltó la paradoja que existe con el seleccionado nacional hoy en día: “Es más difícil llegar a Die Nationalmannschaft estando en Bayern Munich que siendo regular en otro equipo”.

De todas formas, Rummenigge quiere que esta tendencia se cambie lo antes posible para no perder la esencia que caracterizó a los grandes seleccionados alemanes, que se nutrían de los mejores equipos de la liga encabezados por el mismo FC Bayern. “Queremos que en pocos años nuestros jóvenes tengan un nivel excelente como para mejorar el incentivo en nuestro propio club”. Esta será, indudablemente, una batalla complicada contra los galopantes intereses económicos y deportivos que plantean los grandes inversores.

Argentino. Licenciado en Ciencias de la Comunicación y periodista deportivo. Analista de fútbol europeo, especialista en fútbol alemán. En el equipo de MiBundesliga desde 2013. Contacto: [email protected] / Twitter: @Ezerocha

Publicar un comentario