TOP

La interrupción de Felix Zwayer

La interrupción de Felix Zwayer

Corría el minuto 65 cuando se producía una falta sobre un jugador del Borussia Dortmund cerca de la zona defensiva del mismo. El balón cayó a un futbolista del conjunto aurinegro, que sacó la falta unos metros más adelantado del lugar donde se produjo la acción. Lo lógico en estas situaciones es que el colegiado de la ley de la ventaja, sobretodo cuando no sanciona con tarjeta a quien comete la infracción y/o el equipo que la recibe tiene oportunidad de continuar con la jugada. Lo realmente importante es que tras esto, el equipo entrenado por Thomas Tuchel realizó un contragolpe que finalizó con el tanto de Pierre-Émerick Aubameyang. El entrenador del Bayer Leverkusen protestó de forma enérgica por la posición en la que se había puesto el balón en movimiento, lo que desencadenó en la expulsión del técnico. Roger Schmidt se negó a abandonar el terreno de juego, según él porque el colegiado estaba a 45 metros y él quería explicaciones. Felix Zwayer le comunicó a Stefan Kiessling, el capitán de los Werskelf, que hablase con su coach para que éste dejase el banquillo. Ante la negativa a aceptar la expulsión, el árbitro emprendió el camino hacia los vestuarios y mantuvo el partido suspendido durante nueve minutos de incertidumbre, tanto para espectadores como para futbolistas.

Felix Zwayer señalando el final del partido de forma prematura. Imagen procedente de: l3.yimg.com

Felix Zwayer señalando el final del partido de forma prematura. Imagen procedente de: l3.yimg.com

Herbert Fandel, excolegiado y actual jefe de árbitros de la DFB, defendió la actuación de su compañero: «Zwayer ha elegido las reglas correctamente en la situación posterior al gol del Dortmund. Si un jugador o un entrenador se niega a la orden de salir del campo, la decisión correcta es la interrupción del juego y la amenaza de cancelación. Si el árbitro habla directamente con el entrenador está bajo sus órdenes. En cualquier caso es inaceptable que ignore una decisión y pida una explicación personal por su comportamiento.»

Herbert Fandel en su época como árbitro. Imagen procedente de: shakhtar.com

Herbert Fandel en su época como árbitro. Imagen procedente de: shakhtar.com

El jefe de árbitros de la DFL, Hellmut Krug, también se pronunció: «Se trata de un caso para la Comisión. Es muy posible la sanción para Roger Schmidt.»

Hellmut Krug. Imagen procedente de: st-listas.20minutos.es

Hellmut Krug. Imagen procedente de: st-listas.20minutos.es

Otro antiguo árbitro, Peter Gagelmann, protegió también a Zwayer: «Básicamente el capitán siempre es el punto de contacto para el árbitro. El entrenador se trata a continuación, si no quiere abandonar el terreno de juego entonces se amenaza con la suspensión del partido. Es una lástima que el fútbol no esté en primer plano y tengamos que discutir estas cosas. Creo que es irrespetuoso valorar si un entrenador se comporta.»

Peter Gagelmann. Imagen procedente de: weser-kurier.de

Peter Gagelmann. Imagen procedente de: weser-kurier.de

Thorsten Kinhöfer, actual colegiado de la Bundesliga defendió a su homólogo: «Él lo ha hecho bien todo. Esto es manifiestamente antideportivo por parte de Roger Schmidt. El juego se hubiese cancelado si él no hubiese abandonado el terreno de juego. Tendrá una sanción jurídica sin duda.»

Thorsten Kinhöfer. Imagen procedente de: spox.com

Thorsten Kinhöfer. Imagen procedente de: spox.com

El propio Zwayer justificó su decisión al finalizar el encuentro: «No tenía otra opción. He intentado varias veces que Roger Schmidt abandonase el terreno de juego. Puesto que no lo ha hecho, no tuve otra opción que interrumpir el juego.»

Nueve minutos después del pitido del colegiado se reanudó el partido entre silbidos por partes de los aficionados locales y con Schmidt fuera del banquillo. El partido terminó 0-1 sin más incidencias. En la rueda de prensa, el propio técnico local asumió su error: «Por supuesto ha sido un poco terco.» Ahora está a la espera de la sanción que le pueda imponer la DFB.

Este momento pasará a la historia, puesto que el «caso Schmidt» como se le ha bautizado en Alemania es el primero en el que un árbitro de la Bundesliga tiene que interrumpir un encuentro porque un entrenador no acata sus órdenes. Además, el técnico del club de la aspirina podría ver la sanción aumentada, puesto que no es el primer encuentro que termina en la grada. Es bastante conocido por reincidir en protestas y de forma bastante enérgica.

Since 1997. Joven estudiante con ganas de ser periodista deportivo en un futuro. Gran seguidor del fútbol internacional y de la Bundesliga en especial. Encantado de escribir en cualquier blog relativo al deporte rey.

Comentarios (1)

  • MIguel

    Al que deberían sancionar es a Felix Zwayer, se portó como una diva no queriendo enfrentarlo por que sabía que no tenía razón ya que tuvo dudas al no marcar. Por otro lado se comió un penal del tamaño del estadio, por lo que claramente el arbitro influyó en reiteradas ocasiones en el resultado del cotejo donde la lucha es muy pareja y un punto puede ser la diferencia entre descender o entrar en zona de champion league. Lamentable lo del arbitro

    responder

Publicar un comentario