TOP

Alemania ve esperanzas en Grecia, ahora en el Europeo Sub-19

Alemania ve esperanzas en Grecia, ahora en el Europeo Sub-19

En un año marcado por la ausencia de competiciones oficiales para la selección alemana absoluta -salvo la Fase Clasificatoria para la Eurocopa del próximo año en Francia- el fútbol alemán está viviendo un año 2015 protagonizado por las nuevas generaciones, con las disputas de la Copa del Mundo Sub-20, el Europeo Sub-21, y ahora, el Europeo Sub-19 que arrancará en el día de hoy en Grecia.

Tras los batacazos sufridos en Nueva Zelanda y República Checa, el fútbol alemán ve en Grecia la última oportunidad de lavar la imagen de una estructura de academia muy criticada tras las prudentes actuaciones vistas por parte de las selecciones Sub-20 y Sub-21 en sus respectivas participaciones, mundial y continental, respectivamente.

Primero era la Sub-20 germana quien caía por sorpresa en la Copa del Mundo Sub-20 de Nueva Zelanda, al ser eliminada por la selección de Mali en una de las sorpresas con mayúsculas del campeonato. Con Julian Brandt al frente, la expedición teutona desembarcaba en islas del Pacífico como una de las amplias favoritas para levantar el título mundial. Y el debut ante Fiyi dejaba entrever dicha posibilidad. El 8-1 de la primera jornada ponía a Alemania en el foco de atención, y liderando un Grupo F en el que además, se impuso ante Uzbekistán y Honduras.

En octavos, Nigeria era el rival a vencer para una Alemania que se impuso por 1-0, en un choque donde la eficacia en el juego de la selección teutona disminuyó en consideración. Ante Mali, en cuartos; misma historia, diferente resultado. Los penaltis dejaban a Alemania fuera del torneo, en un choque donde fue otro penalti –detenido por el portero africano, Diarra- el que impidió el pase alemán a las semifinales.

Alemania Europeo Sub-19 Grecia

El joven Marcus Sorg buscará reivindicar su papel como entrenador, ante su próxima etapa al frente de la selección Sub-21 alemana a partir del próximo año. Foto: Getty Images.

En la República Checa, el papel de la Sub-21 alemana fue aún peor, si cabe. Una Alemania que llegaba con una de las plantillas más poderosas del Europeo Sub-21, aspirando a revalidar el título alcanzado en 2009; hasta ahora, el único en su historia en la competición continental de esta categoría.

Ante la ausencia de España y la no presencia de algunas estrellas en Inglaterra, Alemania parecía colgarse el cartel de favorita antes del inicio de la cita continental, el pasado 17 de junio. Sin embargo, Serbia –con un plantel sin sus principales estrellas, que estaban disputando el Mundial Sub-20- arrancaba un punto a la selección dirigida por Horst Hrubesch en su debut. Un 1-1 en Praga que dejaba demasiadas dudas en torno a una Alemania que salvó el choque gracias a una brillante intervención de Marc André ter-Stegen, a la postre elegida entre las cinco mejores de la fase de grupos.

Sin embargo, el Grupo A, a pesar de las dificultades, no impidió el pase a una Alemania que se clasificó como segunda tras golear a Dinamarca por 3-0 y empatar a uno ante la anfitriona checa. Alemania conseguía el primer objetivo: el billete de clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El siguiente objetivo parecía claro: alcanzar la final y levantar su segundo título europeo en la categoría Sub-21. Pero en las semifinales apareció Portugal para bajar a Alemania de las nubes con un 5-0 que enviaba al combinado de Horst Hrubesch de vuelta a casa. Un partido sin ningún calificativo positivo posible para la selección germana, que había sido aplastada por el conjunto luso, posteriormente perdedor en la final del Europeo, ante Suecia.

Ahora, en medio del caos político, económico y social en el que está sumido Grecia, el territorio heleno alberga el Campeonato de Europa Sub-19 que se planta para Alemania como la última oportunidad de lavar la cara de un fútbol alemán que cae en picado tras las actuaciones vistas en el último mes.

Alemania llega a Grecia con una selección compuesta exclusivamente por jugadores nacidos en 1996, pero además, con dos bajas vitales en la plantilla, tras las lesiones de Timo Baumgartl (VfB Stuttgart) y Devante Parker (Mainz 05), quienes tras haber entrado en la lista definitiva para el campeonato, no podrán participar finalmente al sufrir el primero una irritación en el tendón rotuliano a causa de un golpe, mientras que el segundo será baja por lesión muscular. En su lugar, han entrado en la convocatoria Jannik Dehm (Karlsruher SC) y Niko Kijewski (Eintracht Braunschweig).

Una plantilla alemana comandada por el talento de Leroy Sané, perla del Schalke 04, que aparece como la principal figura a seguir en un combinado que, ni mucho menos, escasea en calidad técnica. Otros nombres a resaltar son, por ejemplo, el del central Jonathan Tah, propiedad del Hamburgo, aunque pretendido por clubes como Bayer Leverkusen. Además, destaca una de las mayores promesas del VfB Stuttgart, Timo Werner, autor de 9 goles en sus 11 apariciones hasta el momento con esta selección alemana Sub-19.

Alemania Europeo Sub-19 Grecia

De izquierda a derecha, Timo Werner (VfB Stuttgart), Jonathan Tah (Hamburgo) y Leroy Sané (Schalke 04). Fotos: Getty Images.

Con esto, la Sub-19 germana buscará revalidar el título conseguido el verano pasado en el Europeo celebrado en Hungría tras imponerse en la final sobre Portugal. Ahora, la selección de Marcus Sorg ha llegado a Grecia tras superar sin mayores complicaciones la Ronda Élite. Una Alemania que en suelo griego deberá enfrentarse en el Grupo B ante Rusia, Holanda y España. Un grupo complicado pero no imposible de superar para la selección de Marcus Sorg, reafirmado como próximo seleccionador Sub-21, una vez culmine la cita olímpica de Brasil el próximo 2016.

1995, cubano en Madrid. Estudiante de Ciencias Políticas y aprendiz en Periodismo. Twitter: @aleconK

Publicar un comentario