TOP

Bayern München prepara la segunda mitad de temporada

Bayern München prepara la segunda mitad de temporada

Sexto día de entrenamiento en Doha, Qatar. En la agradable mañana que se presenta con 17 grados, toda la plantilla del Bayern München ingresa al campo de juego del complejo deportivo seguidos por Pep Guardiola, cuando no, dialogando con sus colaboradores sobre los trabajos diagramados para la ocasión. Comienza la primera de la doble sesión de ejercicios que se llevará a cabo durante el día. Los jugadores trotan alrededor del perímetro del campo.

Algunos concentrados, otros distendidos. Se crean pequeños grupos de tres, cuatro, cinco jugadores, cuyas charlas a medida que avanzan van llegando al climax que implica la liberación de intensas carcajadas. Algo rezagados están los nuevos, los chavales del FC Bayern II que por elección de Guardiola han viajado a Qatar para entrenarse a la par del primer equipo. Ya han perdido la timidez de los primeros días aunque continúan sumidos en su mundillo hasta que un referente de los mayores, broma de por medio, rompe con esa intimidad. Quiere que se sientan como en casa. Todo es igual –o casi- a los días en Säbener Straße.

Sin embargo, es imposible obviar que se trata del último campus invernal bajo las órdenes de Guardiola. Pep ya anunció que a final de temporada dejará la entidad bávara y, días después, se conoció a su sucesor: Carlo Ancelotti. Algo difícil de digerir en los primeros instantes de haberse conocido la noticia, pero que al fin de al cabo forma parte del mundo del fútbol. De todas formas, el catalán sigue llevando las prácticas con la dedicación, concentración y vehemencia de siempre.

Los durísimos ejercicios físicos han pasado. Ahora toca un poco de técnica. Dos grupos, uno en el costado derecho practicando definición, el otro ensayando los rondos característicos. Pep se centra en este último ejercicio y, como si él mismo participara, grita “¡Läufen, Läufen, Läufen!” a Xabi Alonso que le tocó estar en el centro junto a Kimmich. Quiere que entreguen el máximo de ellos para recuperar el balón. Mientras, los demás tocan y tocan y tocan el balón a una velocidad infernal. Alonso y Kimmich al cabo de segundos interminables recuperan el balón. Guardiola esboza su característica sonrisa pícara. “¡Sehr gut, sehr gut!”, los felicita. Todo es igual –o casi- a los días en Säbener Straße.

Los jugadores, profesionales de elite, completan las órdenes del entrenador y corrigen los detalles que éste les marca como si fuera la primera práctica con Ancelotti en la que deberán demostrar los mejor de sí mismos para convencer al italiano de que merecen un puesto en el once inicial. Saben que el exentrenador de Real Madrid los está -y estará- observando durante los próximos 4 meses.

Tal como lo hizo Guardiola en 2013 cuando Jupp Heynckes aún estaba al frente del equipo, Ancelotti ya comenzó de este modo ‘indirecto’ su trabajo como entrenador del Bayern München. La junta directiva, a su vez, también inició la ‘Operación Carletto’ con la limpieza de la plantilla actual del primer equipo, que involucró a aquellos que Guardiola no tendrá en cuenta para sus últimos meses como entrenador en Munich. El marcador central Jan Kirchhoff y los jóvenes Gianluca Gaudino y Sinan Kurt no viajaron al stage en Doha y fueron transferidos.

Kirchhoff (izq), Kurt (centro), Gaudino (der.) no fueron tenidos en cuenta por Pep para la segunda mitad de temporada. Foto: Bild.

Kirchhoff (izq), Kurt (centro), Gaudino (der.) no fueron tenidos en cuenta por Pep para la segunda mitad de temporada. Foto: Bild.

Desde el primer momento, Kirchhoff nunca estuvo en la consideración del entrenador catalán al punto de haber sido cedido a préstamo a Schalke 04 apenas llegado a Munich en la campaña 2013/14. En Gelsenkirchen vio acción más seguido pero no terminó de convencer al catalán. No es de su gusto y, por lo tanto, no iba a ser tenido en cuenta para el tramo final de la corriente temporada. El Sunderland inglés preguntó por el central y su adiós definitivo del Bayern München se concretó.

Sinan Kurt padeció lo que la mayoría de los canteranos de clubes grandes sufren con frecuencia: la feroz competencia entre grandes figuras. El joven extremo alemán había llegado al U19 del Bayern la temporada pasada desde Borussia Mönchengladbach luego de haber llamado la atención de los cazatalentos del Bayern. Pocas citaciones con el primer equipo, solo 45 minutos disputados y la contratación de más futbolistas en su posición terminaron de destruir las chances de Kurt en Munich. Su destino: el sorprendente Hertha Berlin que en su momento también se hizo con Mitchell Weiser, exvolante del club bávaro que había perdido posibilidades en Allianz Arena.

El caso de Gaudino es el más sorpresivo de los tres ya que en sus primeras experiencias en el primer equipo vislumbraba ser uno de los ‘favoritos’ de Guardiola. Sin embargo, el desenlace parcial tiene una lógica detrás avalada por la junta directiva. Sus escasas participaciones en el primer equipo bastaron para enseñar el gran potencial que tiene el joven alemán. Por ello, en lugar de prescindir de él, la cesión al St. Gallen de Suiza sirve como plataforma de desarrollo profesional del mediocentro de 19 años. El interés es que vuelva con rodaje en julio para estar a disposición de Ancelotti y allí será el italiano quien juzgará si contará o no con el interesante prospecto.

Por otro lado, un rumor surgió en los últimos días acerca de la continuidad de Mario Götze en el club muniqués. Con la llegada de Jürgen Klopp a Liverpool más el hecho de que el mediapunta no ha podido consolidarse en el equipo de Guardiola se abrió la especulación de que el exdirector técnico de Borussia Dortmund le habría solicitado a la cúpula dirigencial del Liverpool que negociaran con los bávaros para llevarse a Götze a Anfield. Mario, que está en plena recuperación de una lesión en el aductor, descartó su salida del club en invierno alegando que “le encantaría trabajar” con Ancelotti. Otro –junto a Gaudino- que tendrá una nueva oportunidad.

Mientras tanto, Götze realiza ejercicios regenerativos en una bicicleta fija en el complejo deportivo de Doha. El tiempo fuera del campo ha sido duro y quiere volver cuanto antes. El resto del equipo se reparten entre los que descansan en sus habitaciones, los que bajaron a la cafetería a merendar y Pep Guardiola, que ya organiza junto a sus ayudantes y ejecutivos del club el último día en Qatar. Todo es igual –o casi- a los días en Säbener Straße.

Argentino. Licenciado en Ciencias de la Comunicación y periodista deportivo. Analista de fútbol europeo, especialista en fútbol alemán. En el equipo de MiBundesliga desde 2013. Contacto: [email protected] / Twitter: @Ezerocha

Publicar un comentario