TOP

DFB Pokal

La copa alemana comenzará con 32 cruces entre representantes de las diferentes divisiones de fútbol alemán.

Mañana se disputará el último honor del fútbol alemán por esta temporada, en un partido que tendrá a los dos equipos más fuertes del país en este momento, indiscutiblemente. Bayern München y Borussia Dortmund pretenden utilizar este juego de dos formas diferentes. Mientras unos buscan alzar su segundo trofeo del año, otros quieren sacarse la espina de haber perdido ambos duelos de esta temporada.

Hace no mucho tiempo escribíamos sobre un proceso de renovación del conjunto que habita el Weserstadion, al norte de Alemania, con aires de optimismo, puesto se refrescaba un plantel que se veía algo corroído por la edad. No dejando de ser cierta esta premisa, el ánimo que presentábamos tomó un giro para lo peor.

[caption id="attachment_2023" align="alignright" width="300" caption="Dante fallando su penalti contra Neuer"]Dante fallando su penalti contra Neuer[/caption] La segunda semifinal de la DFB-Pokal tuvo un desarrollo similar a la primera. Un partido muy igualado entre Borussia Mönchengladbach y Bayern München. Los dos lo dieron todo físicamente tratando de arriesgar lo menos posible, pero aún así teniendo, ambos, buenas posibilidades de marcar. Un poste de Kroos, un cabezazo de Mario Gómez, un disparo de Daems, un jugadón Ribéry-Alaba, un balón de Arango rozando el larguero, paradones de ambos porteros, etc. Un partido que por mérito probablemente pudo haber ido a cualquier lado, pero la ¿suerte? de los penaltis fue quien se encargó de poner la balanza hacia los bávaros.

[caption id="attachment_2013" align="alignright" width="300" caption="Olivier Occean se lamenta tras el pitazo final"]Olivier Occean se lamenta tras el pitazo final[/caption] Sonaba demasiado bonito para ser verdad. Un pequeño infiltrado entre tres equipos de Champions podía soñar con también estar en Europa, aún sin estar siquiera en Primera División. El Greuther Fürth demostró por qué es el líder y principal candidato al ascenso a la 1.Bundesliga. Un equipo duro de roer y no precisamente por "meter el autobús" en el campo. También demostró, por supuesto, ser un más que digno semifinalista y me atrevería a decir que hubiera sido un digno finalista o campeón. Pero el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp simplemente está así, dulce. No pierden en liga desde septiembre y no parecen dispuestos a perder tampoco en la DFB-Pokal, así sea con la fortuna divina que tuvieron anoche. Illkay Gündogan fue el héroe del partido al marcar un gol in extremis, literalmente en el último suspiro,