TOP

¿Fin de la era de Thomas Tuchel en el Borussia Dortmund?

¿Fin de la era de Thomas Tuchel en el Borussia Dortmund?

El Borussia Dortmund enfrenta una posibilidad real de quedarse sin técnico al final de esta temporada. Y no precisamente porque algún club quiera o vaya a hacerse con los servicios de Thomas Tuchel, pero es altamente conocido que la relación entre el entrenador alemán y el director general de la institución, Hans-Joachim Watzke, se ha debilitado dramáticamente hasta llegar a un punto de no retorno que tiene la continuidad de Tuchel (y su proyecto) pendiendo de un hilo.

En el pasado han ocurrido situaciones delicadas las cuales han causado que la relación entre las partes se haya resquebrajado. El génesis de esta historia se remonta al encontronazo con el jefe de ojeadores Sven Mislintat y la negociación por el mediocampista español Óliver Torres. Mislintat fue quien negoció el trato, pero luego Tuchel cambió de parecer y la negociación se cayó. La primera fractura ocurrió cuando Watzke y Michael Zorc apoyaron a Mislintat, lo que ocasiono que la relación entre él y Tuchel se rompiera.

Luego, llegó el verano pasado, donde salieron Mats Hummels, Ilkay Gundogan y Henrikh Mkhitaryan a pesar que Watzke dijo que no saldrían los tres al mismo tiempo. En medio de su frustración, Tuchel indicó que esta decisión (de dejar salir a los tres) era altamente arriesgada, y las declaraciones no sentaron bien en la gerencia.

Una grave falta de comunicación se evidenció cuando, durante la pausa de invierno, se anunció la llegada al equipo del Alexander Isak. Según se dijo en los medios, Tuchel se enteró del fichaje del joven sueco después que este firmó su contrato. Este hecho se confirmó en rueda de prensa posterior. Se vivían momentos de confusión e incomodidad. La relación estaba totalmente rota.

El punto más álgido en este rifirrafe llegó luego que Watzke, previo al importante partido contra Hoffenheim donde se jugaba el tercer puesto de la tabla (y último con clasificación directa a Champions League) diera unas declaraciones para el grupo de medios Funke, donde dijo que Tuchel, luego del atentado al bus del equipo el día 11 de abril, no se opuso en ningún momento que el partido se disputara el día después y que las declaraciones ofrecidas por el técnico se produjeron solo luego de perder ese partido por marcador de tres goles por dos.

Habría sido muy grave haber tomado una decisión pasando por encima de todos” dijo Watzke. “No fue hablar por hablar cuando en la mañana siguiente al atentado, los jugadores no se sintieran con ganas de jugar. El entrenador, obviamente, tenía el derecho de oponerse, pero eso en ningún momento pasó”

El Presidente del equipo, Reinhard Rauball, salió al paso apoyando a su director deportivo, basado en la confianza que tiene luego de haber trabajado junto a él desde el año 2005. Esto se puede tomar como un claro mensaje que quien este al mando del equipo, debe seguir y respetar la línea de mando. Por su parte, el agente de Thomas Tuchel, Olaf Meinking, aseguró que la única prioridad para el técnico de 43 años es mantenerse en el club.

Thomas Tuchel Borussia Dortmund

Desde su llegada al Dortmund en verano de 2015, Tuchel ha sumado un total de 67 victorias, 19 empates y 18 derrotas en 104 partidos oficiales. Foto: Boris Streubel/Bongarts/Getty Images.

La pregunta que todos los involucrados deben hacerse es, ¿quién es el más perjudicado por toda esta situación? La respuesta es muy simple: El Borussia Dortmund. Se sabe que trabajar con Thomas Tuchel no es tarea fácil, es un dirigente de mucho carácter, con reglas fuertes, pero con capacidades únicas. Pareciera ser el más indicado para llevar a cabo un proyecto a largo plazo y exitoso. Todas estas situaciones perjudican al grupo, incluso indicándose que dentro del vestuario la situación no es la mejor gracias a este delicado tema.

La solución a todo este problema reside en que el agua pase por debajo del puente entre ambas figuras. Sino, sea cual sea la decisión que se tome, será la peor. Proponemos dos escenarios:

  • No se resuelven las diferencias y el técnico sale: Deberá llegar un nuevo entrenador el cual deberá conocer desde cero al grupo, implementar su estilo de juego y sus reglas y, si viene del extranjero, conocer y aprender de la Bundesliga. Esto podría representar un año perdido, un nuevo año en blanco, un nuevo año sin figurar. Estancamiento y retroceso, algo que en Dortmund claramente no se quiere.
  • No se resuelven las diferencias y el técnico se queda: Estas fracturas que ya existen se agrandarán más cada día, vendrán situaciones nuevas y todo repercutirá en el desenvolvimiento del club. Puede fácilmente visualizarse así una temporada similar a la 2014/2015.

Bajo la tutela de Tuchel, el equipo ha tenido resultados sumamente positivos. Si bien en la balanza está el haber caído en cuartos de final de Europa League vs Liverpool, haber perdido final de copa y de supercopa alemana contra el Bayern, amén del hecho de haber encajado dos goleadas de estruendo en las visitas por liga al Allianz Arena, debe considerarse que Dortmund está a 90 minutos de tener dos temporadas invicto como local por liga, haber sido el equipo con más goles anotados en la historia de las fases de grupos de Champions League, haber llegado a final de copa durante sus dos temporadas y ser el subcampeón con más puntos obtenidos en la historia de la Bundesliga.

Si hay cambio de entrenador o no, solo lo sabremos al culminar la final de copa ante el Eintrach Frankfurt el día 27 de mayo. La obtención de la copa ya no es garantía para la permanencia del Tuchel. Mientras tanto, el nombre Lucien Favre empieza a esparcirse como pólvora por las calles de Dortmund.

Han sido dos años de trabajo intenso, aciertos y desaciertos. Tuchel es un entrenador que entiende el futbol como solo unos pocos pueden hacerlo, y tiene la capacidad de llevar el proyecto Dortmund a otro nivel. Por el bien del equipo y sus fanáticos, debe encontrarse una solución. Sino esto siempre se recordará como una bonita historia que nunca fue.

Imagen de portada: Martin Rose/Bongarts/Getty Images.

Comentarios (5)

  • Luis Diaz

    Curioso lo de Tuchel …un buen entrenador aunque este año se ha vuelto un poco loco y ha exagerado con tanto cambio tacitico. Ahora tiene la oportunidad de que el Dortmund tras 5 años gane un título .

    El problema de su marcha, es quien le sustituye , da miedo que fichen alguien tipo Weinzierl o un entrenador que no ha ganado nada . Incluso Favre me parece poco para el Dortmund.

    responder
    • Claudio Zabaleta

      Al final, cada hombre es del tamaño del compromiso que le pongan. Favre ha obtenido muy buenos resultados y esta teniendo muy buena temporada en Niza.

      Pero salir de Tuchel, creo, sería un error. La proxima temporada podría ser el regreso al cetro, pero con estos problemas, se puede ir firmando la sexta bundesliga seguida del Bayern.

      Gracias por escrbirnos!

      responder
  • Josean

    Debería seguir, aunque este año haya estado más flojo que el anterior, el equipo es bueno ya sentado en la élite, y se supone que más del gusto y acostumbrado a Tuchel.

    Sobre Favre no dudó de su buen año en Niza, y los que ha tenido en Hertha y Gladbach, pero es un entrenador de 60 años que no ha ganado nada fuera de Suiza, y su fútbol no es muy atractivo , no le veo como ganador de títulos.

    responder
    • Claudio Zabaleta

      Concuerdo, Josean. No veo un técnico mejor preparado para dirigir el Dortmund que Tuchel. Pero eso ya escapa de nuestras manos, Watzke parece muy decidido.

      Respecto a Favre, tendría ahora su primera oportunidad de manejar un equipo un escalón por encima de los que ya ha manejado. Para el, también sería un retominteresante. Probablemente nos llevaríamos una sorpresa.

      Un saludo!

      responder
      • Josean

        Sin duda, será el reto definitivo para Favre, no puede dejar escapar la oportunidad de un equipo grande (su último tren), a ver si lo hace bien y el equipo aspira a titulos, y sobre todo deja una buena imagen en Europa.

        responder

Publicar un comentario