TOP

Hoffenheim y la “Tabla de Nagelsmann”

Hoffenheim y la “Tabla de Nagelsmann”

Muchos lo miraban de reojo cuando asumió a finales de la temporada pasada para intentar salvar a un Hoffenheim en terapia intensiva, cuyo destino parecía estar en la 2.Bundesliga. Muchos, no todos. Y la mayoría no siempre tiene la razón.

La confianza de la junta directiva del TSG, la cual tenía pensado al joven Julian Nagelsmann como proyecto de entrenador a mediano plazo cuando las aguas se calmaran, fue casi ciega y decidieron probarlo en las malas aun corriendo el riesgo de perder la categoría. Y los frutos comenzaron a llegar. Primero para lograr la permanencia, lo cual estuvo compuesto de otros ingredientes más allá de los numéricos, y después para iniciar la actual temporada a toda máquina.

Sin embargo, lo que hace más sobresaliente la gestión del joven entrenador es la que se bautizó como “tabla de Nagelsmann” y sus extraordinarios dividendos ¿De qué se trata? Si consideramos el balance de puntos que sacó el director técnico desde que asumió en febrero de este año hasta hoy, el Hoffenheim estaría en zona de clasificación a Europa.

Son 21 partidos jugados con un saldo de 10 victorias, 6 empates y 5 derrotas, lo cual dan un total de 36 puntos y una ubicación estimada de cuarto puesto, por detrás de Bayer Leverkusen (3° / 38pts), Borussia Dortmund (2° / 46 pts) y Bayern München (1° / 52 pts). En otro orden de palabras que lo hacen aún más notable, y no por ello menos cierto, Nagelsmann, en 21 partidos, con un plantel heredado al cual retocó más allá de la salida de su máxima figura Kevin Volland, lo llevó del abismo al sueño de Europa.

tsg-1899-hoffenheim-v-sc-freiburg-bundesliga

Diálogo, una de las virtudes de Nagelsmann. Aquí, en charla con Sandro Wagner, uno de los nuevos. Foto: Matthias Hangst/Bongarts/Getty Images

“A todos los desafíos que he tenido a lo largo de mi vida, siempre los tomé con respeto, nunca con miedo”. La frase de cabecera de Julian, un entrenador de carácter ganador, presente auspicioso y potencial magnífico. Ahora bien, ¿quién les quita el sueño de gloria a todos los aficionados del club? En este inicio de temporada, el equipo demostró que cumple con los requisitos para poder tener un buen andar: combinación equilibrada ente juventud y experiencia dentro del plantel, jugadores polifuncionales y que están atravesando un gran momento, la columna vertebral bien afirmada (Baumann – Süle – Rudy – Wagner) y, sobre toda las cosas, el entendimiento del mensaje del entrenador.

El presente del conjunto de Sinsheim es inmejorable: acumula tres victorias en fila (Schalke y Freiburg como local, Ingolstadt como visitante), todavía no conoce la derrota al cabo de siete jornadas y el funcionamiento colectivo es cada vez mejor. Los laterales cumplen a rajatabla el ida y vuelta que exige Nagelsmann, Rudy se hace eje en la mitad dejando rienda suelta a las subidas de Rupp o Demirbay (gran aparición del exjugador del Hamburgo) y la ofensiva está en llamas, sea quien sea el delantero de turno, ya que Wagner y Kramaric (seis goles entre ambos) no pueden ni pestañar porque detrás llegan Uth (de gran valía ingresando como suplente) y Vargas.

Todas las piezas están en sus lugares y funcionan a la perfección. Tal como lo quiere Nagelsmann. ¿Podrá sostenerse en el tiempo?

 

Imagen de portada: Alex Grimm/Bongarts/Getty Images

Argentino. Licenciado en Ciencias de la Comunicación y periodista deportivo. Analista de fútbol europeo, especialista en fútbol alemán. En el equipo de MiBundesliga desde 2013. Contacto: ezerocha14@gmail.com / Twitter: @Ezerocha

Publicar un comentario