TOP

La Bundesliga no descarta implementar unos Playoffs por el título

La Bundesliga quiere copiar el modelo estadounidense para revivir la pelea por el título. Foto: Getty Images

La Bundesliga no descarta implementar unos Playoffs por el título

Al ser preguntada por la prensa, la Directora de la Liga de Fútbol Alemán (DFL), Donata Hopfen, dejó abierta la posibilidad de un cambio de formato en la Bundesliga de cara al futuro. Afirmó que »se estudiará todo lo que sea positivo para el campeonato». Un proceso que plantearía la opción de Playoffs para determinar quién es el campeón. ¿Cómo se implementaría este formato? ¿Quién saldría más beneficiado? ¿Saldría ganando el fútbol alemán con este cambio? Lo analizamos.

Una idea innovadora en el fútbol que pondría a la Bundesliga en el centro de atención

Inamovible en el deporte americano, el formato de playoffs consiste en jugar eliminatorias a uno o dos partidos entre los cuatro (u ocho, dependiendo de lo que se decidiera) mejores equipos clasificados de liga, quedando esta última como una fase regular. Con esto se pretendería darle un golpe de efecto a una Bundesliga que desde hace nueve años corona al mismo campeón. Un guión que, por otra parte, no parece que vaya a cambiar a corto o medio plazo.

El hecho de jugar eliminatorias eleva el factor sorpresa, y el mejor ejemplo es una DFB Pokal que, finalizada la presente edición, tendrá cuatro ganadores distintos en los últimos cinco años. Cualquier equipo de aquellos que se clasificasen para Play-Offs vería mucho más factible la opción de un título liguero. Ninguna edición vería la lucha por el título resuelta a mitad de temporada como todo parece indicar que será la de este año. En cambio, todas nos regalarían una apasionante fiesta del fútbol alemán en forma de semifinales y final donde todo puede pasar.

Todo esto por no mencionar que convertiría a la Bundesliga en pionera, con un producto completamente nuevo a lo que el fútbol europeo está acostumbrado. Es cierto que existen algunos intentos similares de darle emoción a los campeonatos de la regularidad, como en Austria y Bélgica, pero no han terminado de lanzarse a la idea de eliminatorias. Lo que hacen básicamente es hacer otra liguilla una vez termina la principal respetando las diferencias de puntos (los belgas los reducen a la mitad), por lo que no termina de solucionar el problema de la competitividad.

El FC Bayern, sin duda el mayor damnificado si esta idea llegase a buen puerto, no ha mostrado rechazo alguno a la idea. Incluso Oliver Kahn, CEO del club muniqués, se mostró muy a favor en declaraciones a Kicker.
«Creo que es emocionante pensar en nuevos modelos como los Playoffs para la Bundesliga. Un formato con semifinales y final significaría emoción para los hinchas, por lo que tiene sentido plantearlo.»

No es oro todo lo que reluce

Como todo, esto también puede tener sus desventajas, y hay que mencionarlas. Toda idea rompedora con lo establecido corre el riesgo de fracasar o de no tener el efecto esperado. Este cambio de formato se haría con el propósito de dar emoción al campeonato, pero no cambiaría los roles. El Bayern seguiría siendo con diferencia el mejor equipo del campeonato. Si los que le siguen no trabajan en construir un equipo ganador, el problema no desaparecería.

Con esta estructura, el deporte americano se enfrenta cada temporada a un gran problema. Aunque influye en los cruces y en la ventaja de campo, la Fase Regular no tiene la importancia de una liga convencional de fútbol. Como lo que decide el título son los Play-Offs, a veces se le achaca a los equipos cierta relajación en la fase regular porque ‘lo importante viene después’. Eso el aficionado lo sabe y tiene sus consecuencias en las audiencias televisivas y venta de entradas.

Sí es cierto que, al contrario que en el modelo americano, aquí la fase regular seguiría teniendo la pelea por el descenso y puestos europeos, que naturalmente no desaparecería con el cambio de formato. Además, si reduces los Play-Offs a cuatro, se eliminaría la hipotética pero posible injusticia de que un octavo en fase regular ganara la liga haciendo unos buenos Play-Offs. La liga premia la regularidad, pero que el cuarto en fase regular gane la liga no parece ser tampoco una injusticia inadmisible.

Por lo tanto, esta revolucionaria idea se presenta como una solución muy apetecible. Eso sí, no se debe ignorar la opinión de los aficionados. Después de todo, son los principales jueces de cada cambio que se hace en el fútbol, aunque a veces no lo parezca.

Publicar un comentario