TOP

La Bundesliga rompe récord de despidos de entrenadores

Nunca tantos clubes de la Bundesliga habían cambiado de entrenador en tan poco tiempo. Foto: Getty

La Bundesliga rompe récord de despidos de entrenadores

Esta temporada, las directivas alemanas están dando menos confianza a sus entrenadores que nunca. Tras 10 jornadas disputadas de Bundesliga, cinco clubes han destituido a sus entrenadores, un nuevo récord en la historia de la competición.

Los banquillos de la Bundesliga son más inestables que nunca

El fútbol es un deporte de resultados y muchas veces injusto con quien hace un buen trabajo en el camino pero no cumple los objetivos. Los equipos de la Bundesliga, en su mayoría, siempre se han caracterizado por pensar y edificar hacia el largo plazo, dando confianza a estructuras deportivas y sus entrenadores. Este año, de forma inesperada, todo ha cambiado radicalmente.

En apenas 10 jornadas de 34 han rodado las cabezas de Domenico Tedesco (RB Leipzig), Thomas Reis (VfL Bochum), Gerardo Seoane (Bayer Leverkusen), Pellegrino Matarazzo (VfB Stuttgart) y, más recientemente, Frank Kramer (Schalke 04). Esto equivale a que casi un tercio del total de equipos (5 de 18), ya han cambiado a su entrenador. Nunca se había visto nada igual desde la creación de la Bundesliga.

Para encontrar una sangría de entrenadores en tan poco tiempo tenemos que retrotraernos cuatro décadas hacia el pasado. En la temporada 1979/80, cuatro equipos cambiaron de técnico en las mismas instancias de competición. Curiosamente también habían ocurrido cinco despidos dos de ellos fueron del 1860 München, que eventualmente mantuvo la categoría.

Vive toda la actualidad del fútbol alemán en formato podcast en el canal de Spotify de Mi Bundesliga.

¿Es algo excepcional o un cambio de tendencia?

No deja de ser extraño ver a estos nombres fuera de sus equipos ya que la mayoría hace meses estaba muy respaldada en su puesto. Seoane llevó al Leverkusen al 3er puesto en liga en apenas su primer año, Reis consiguió una salvación tranquila en un Bochum recién ascendido y Tedesco, que llegó en mitad de la pasada temporada al Leipzig, logró la clasificación a Champions y consiguió ganar la Pokal, el primer título de la historia del club. Matarrazzo, en su lugar, consiguió salvar al Stuttgart en la última jornada en una campaña que supo a poco, y Kramer es el único de los despedidos que estaba en su primer año.

El arranque de esta temporada para todos, en cambio, ha dejado bastante que desear y, viendo la situación en la que se encuentran todos los equipos, se entienden los cambios. Bochum, Schalke y Stuttgart son los tres últimos actualmente en la clasificación, con pésimos registros en el momento de la marcha de sus técnicos. Pero lo que hace pensar que esta ola de despidos en la Bundesliga sea un hecho aislado es el derrumbe simultáneo de dos equipos como Leverkusen y Leipzig, que aspiran cada año a la zona alta de la tabla y que no encuentran la forma de rendir como lo hacían hace unos meses. Muy pocas veces se caen dos proyectos de esa forma y al mismo tiempo.

Pensando en lo positivo, mucho tendría que pasar para que la lista de destituciones aumente en las próximas semanas, y es que el resto de entrenadores sí está cumpliendo con lo mínimo que se les exige. Quizá, tras un periodo tormentoso, vuelva la tranquilidad a las áreas técnicas alemanas.

Publicar un comentario