TOP

Jamal Musiala, la gran promesa que ya es realidad en FC Bayern München

Jamal Musiala la promesa que ya es realidad. Foto: Imago.

Jamal Musiala, la gran promesa que ya es realidad en FC Bayern München

Llegó gratis al equipo sub-17 del Bayern München y parece ser uno de los negocios del siglo para la entidad bávara. Hablamos de Jamal Musiala, la nueva joya del futbol alemán. Nacido en Stuttgart, pero criado en Fulda y posteriormente en Southampton, Musiala llegó libre al Gigante de Baviera procedente del equipo juvenil del Chelsea. Decidió seguir los pasos de jóvenes como Jadon Sancho y Jude Bellingham, que algún tiempo atrás habían decidido irse a la Bundesliga. Una decisión que, sin lugar a dudas, hoy se deben estar lamentando en Stamford Bridge.

Escucha la última edición de El Debate de Mi Bundesliga.

A su corta edad, ha batido múltiples récords relacionados con la gran explosión que ha pegado tan precozmente. Jugador más joven en meter gol con el FC Bayern München tanto en Champions League como en Bundesliga, jugador inglés más joven en meter gol en toda la historia de la Champions, entre muchos otros. Pruebas de lo inaudito que es mostrar tal rendimiento en la élite del futbol mundial siendo tan joven.

¿Cómo juega Jamal Musiala?

La posición que frecuentemente ocupa Musiala es la de extremo por izquierda. No obstante, es un polivalente jugador y lo podemos ver como mediapunta, por banda derecha o de interior. En cuanto a su estilo de juego, lo más notorio y destacable es su gran regate. Es muy desequilibrante y cuenta con un magnífico control de sus movimientos en espacios reducidos. En este aspecto, es especialmente útil la rapidez de Musiala. En suma, esa clase de perfil por el que pagas una entrada, un jugador muy divertido de ver.

Si bien la posición de interior, jugando de nexo entre la defensa y el ataque, es una que se le acomoda muy bien, posiblemente donde mejor rinda es en tres cuartos de campo. Detrás del 9 o partiendo de banda, pero con frecuente llegada al área rival. Es aquí donde saltan a relucir sus virtudes como el magnífico 1 contra 1 que tiene, o su gran pegada con la pierna derecha. 

Eso si, el trabajo defensivo que realiza Musiala no se limita a la posición que ocupa en el terreno de juego. No en vano se ubica como uno de los mediapuntas de Europa con más intercepciones, tackles y presiones por partido. En este aspecto, al no ser fuerte físicamente, su gran inteligencia es la que lo ayuda en las tareas defensivas.

Más adelante profundizaremos al respecto, pero es un jugador muy astuto y eso lo sabe plasmar en el campo. Lee muy bien el juego y lo que le pide el partido. Con y sin balón, siempre buscando posicionarse para recibir lo más cómodo posible.

Juventud y madurez en el mismo jugador

A pesar de lo mediático que se ha vuelto su nombre estos últimos meses, Musiala parece estar muy centrado en su carrera. Anteriormente, ha declarado que “es un tipo tranquilo y no le gusta ser el centro de atención”. Cuenta con un entrenador de sueño y se encargó de que su rutina de descanso fuese analizada y optimizada. Además, trabaja muy de cerca con su preparador neuro-atlético, Steffen Teppel. Junto a él, realiza trabajos orientados a la rápida toma de decisiones y la calidad de sus movimientos.

De hecho, el propio Teppel, que trabaja con Musiala desde 2019, comentó el gran trabajo que viene haciendo el apodado “Bambi”:

“Tiene un sentido increíblemente bueno sobre lo que sucede a su alrededor. Su coordinación, junto con sus habilidades técnicas y sus rápidos movimientos laterales le permiten ese nivel de agilidad en espacios reducidos. Estos son altos requisitos neuronales en los que Jamal es excelente.”

Sumado a ello, hay que destacar la frialdad que demuestra en los partidos. Frialdad para aparecer con la camiseta y el contexto en el que se le necesite. Cuenta con un carácter y una personalidad que lo convierten en un jugador aún más único. 

¿Es posible encontrarle un techo a su rendimiento?

Evidentemente, tiene aspectos a mejorar, y es su propia madurez futbolística la que lo ha llevado a autoidentificar estas falencias. En una entrevista a Sport1, Musiala comentó que “le gustaría trabajar su primer toque, velocidad de reacción y toma de decisiones frente a la presión de los rivales”. 

En adición a ello, otro aspecto muy importante que continúa teniendo pendiente a seguir trabajando es el físico. La desventaja con la que parte al momento de ir al cuerpo a cuerpo es notoria. Sus 1,80 metros son una buena estatura, pero su fino grosor corporal es el que le juega en contra. Eso si, Musiala es consciente de ello y desde hace un tiempo trabaja arduamente en conseguir este aumento de peso.

Escucha la última edición de No Solo Bayern con Daniel Cadena Jordan.

Según la revista Der Spiedgel, arrancó la temporada 2020/21 pesando 65 kg y tras 5 meses habría logrado ganar 7 kg. Este mismo medio comenta que, con regularidad, toma sesiones de pesas junto a Leon Goretzka y Joshua Kimmich. Además, el propio Musiala ha armado un gimnasio en su casa. En definitiva, se encuentra haciendo un afanoso trabajo que ratifica lo mencionado anteriormente: está muy centrado en su carrera.

Es imposible saber el techo que Musiala llegará a tocar, eso queda claro; pero lo que viene mostrando con tan solo 18 años es muy esperanzador. Tiene el talento para asentarse en la élite y algo que puede resultar incluso más importante: un gran trabajo mental. Parece haberse rodeado del círculo correcto y estar muy enfocado en su desarrollo como futbolista. Si aún no se anotaron el nombre de Jamal Musiala, háganlo, porque todo hace indicar que disfrutaremos de él por muchos años.

Publicar un comentario