TOP

Timo Werner reabre el debate de la tecnología

Timo Werner reabre el debate de la tecnología

Solo fueron necesarios 19 segundos para que la polémica apareciera. Luego del pitazo inicial entre el RB Leipzig y el Schalke 04 vino un primer intento de ataque de los Mineros que fue repelido. La pelota quedó en los pies de Naby Keita quien mandó un pase al vacío para que Timo Werner encarara a portería. Ante el achique de Ralf Fährmann y el acecho de Naldo, que llegaba a cerrar a sus espaldas, Werner se dejó caer (sin siquiera ser tocado ni por el portero ni por el central) ante lo cual el árbitro Bastian Dankert pitó penal y amonestó al portero azul.

Apareció la esperada protesta de los jugadores del Schalke e incluso pareció haber habido una solicitud por parte de Fährmann a Werner de errar el penal como muestra de Fair Play, el goleador del líder de la Bundesliga no perdonó y mando la pelota a las redes. Un 1-0 tempranero e inmerecido que evidentemente tiró por la borda la planificación del DT del Schalke, Markus Weinzierl.

La posterior y muy trabajada victoria del Leipzig fue opacada por esta acción. Ya los actuales líderes tienen bastantes detractores gracias a su modelo de negocio para ahora agregar el Anti Fair Play a su vitrina. Versiones indican que Werner habría tratado de avisar que Fährmann no lo tocó, pero Dankert asegura no haber escuchado esto.

Luego de haber bajado la temperatura del partido, Timo Werner ofreció disculpas por este hecho y la DFB aseguró que no impondrá ningún castigo al delantero.

Timo Werner

La imagen de la polémica. Ante el achique del meta del Schalke y la presión de Naldo, Timo Werner se deja caer dentro del área sin haber existido contacto alguno. Foto: Jens Schluter/AFP/Getty Images.

Lutz Michael Fröhlich, jefe de árbitros de la DFB, emitió un comunicado con su posición respecto a toda la polémica vivida, indicando: “De haber habido comunicación con un asistente que tuviese acceso al video, Bastian Dankert hubiese podido volver a analizar la situación y con seguridad hubiera tomado la decisión correcta. El uso del video es de mucha ayuda, especialmente para este tipo de situaciones”.

Todo este episodio revive el debate sobre la inclusión de la tecnología en los partidos de Bundesliga. Hemos visto que, en el futbol a nivel global, a pesar de ser reacios a incorporar estas herramientas, poco a poco se van abriendo paso ante una necesidad de decisiones más justas que puedan determinar el resultado final de un partido.

Ya la tecnología de la línea de gol fue probada en tiempo real incluso en marcos tan importantes como la Copa del Mundo de 2014. En marzo de 2016 se aprobó por parte de FIFA y el International Football Associaion Board la incorporación de la tecnología de videos, al menos en periodo de prueba, a partir de la temporada 2017-2018.

Mucho de los argumentos que se esgrimen en contra del uso de la tecnología es la pérdida de tiempo que puede representar el revisar videos para reafirmar una decisión. Sin embargo, ya podemos ver en deportes como el tennis, basket, béisbol y futbol americano, entre otros, que esta herramienta es manejada sin ningún tipo de trauma. Lo importante, eso sí, es colocar reglas claras que permitan un mayor control en el uso de las tecnologías. En todos los casos hay un número máximo de solicitudes de revisiones permitidas por partido, y penalidades en caso que la revisión no resulte favorable a quién la pidió. Del mismo modo, solo se pueden solicitar revisiones sobre un grupo de jugadas previamente establecidas. En el caso del futbol solo estará permitido para determinar si hubo gol, expulsiones, penales y si el árbitro confundió la identidad de un futbolista.

Los más románticos cargan con que la aplicación de tecnología iría en contra de la naturaleza del deporte y que el “error humano” forma parte del juego. Habría que preguntar a los cientos de perjudicados por esta razón que tan de acuerdo están con que los errores humanos puedan determinar de manera injusta el resultado de una decisión equivocada y que, como se pudo ver este fin de semana, pueda costar una derrota. No se sabe qué pudo haber pasado de no haberse pitado el penal a Werner, pero si especulamos un poco, por estos tres puntos que perdió el Schalke podrían no participar en competiciones europeas la próxima temporada, un objetivo vital para los de Gelsenkirchen.

El futbol, así como la vida misma, ha evolucionado. El rechazo al cambio siempre será difícil de afrontar, pero si los cambios van a traer beneficios al espectáculo y al trabajo de los jugadores y árbitros, bienvenidos sean. Habría que comparar la experiencia de antes y después en aquellos deportes que han permitido el uso de la tecnología y ver si vale la pena. Si luego de haber incorporado esta herramienta no la han abolido, debe ser por una muy buena razón.

Imagen de portada: Jens Schluter/AFP/Getty Images.

Publicar un comentario