TOP

El aullido del Wolfsburg enciende las señales de crisis

El aullido del Wolfsburg enciende las señales de crisis

Wolfsburg luego de perder contra el Schalke 0-3, el pasado fin de semana y caer a la octava posición en la tabla, hace que muchos ya estén alerta de la actualidad del equipo que supo deslumbrar la campaña pasada al alzarse con la Copa de Alemania y el segundo lugar de la liga. No obstante, su paso a octavos de final en Champions League, su buena gestión administrativa y las ganancias por las trasferencias le hace tener números positivos en lo que se refiere a fuera de la cancha.

Al inicio de la presente temporada, uno de los clubes que estaba en la lucha por el famoso segundo lugar del fútbol alemán era de Wolfsburgo. El equipo de la casa automotriz Volkswagen tenía una de las mejores perspectivas deportivas del continente europeo, gracias a su pasada campaña y la plantilla que poseía, en aquel entonces. Sin embargo, con el pasar de un par de encuentros llegaron las malas noticias para la afición y se anunciaba la partida de su exmediocampista estrella, el belga Kevin De Bruyne, quien se marchó al multimillonario Manchester City a cambio de la nada despreciable cifra de 70 millones de euros. A esta baja, se sumó también la ida del croata Ivan Perišić, mediocampista que decidió cambiar de aires y marcharse al Inter de Milán por €18 millones.

Este cambio no preocupó a la directiva, por el contrario solo puso a prueba su capacidad para gestionar en el mercado de fichajes de verano y situó sus ojos en una de las promesas más rutilantes del balompié nacional: Julian Draxler. El canterano del Schalke 04 fue, al igual que De Bruyne, seducido por dar un paso hacia adelante en su carrera deportiva y decidió cambiar de rumbo hacia “Los Lobos” por una cifra de 35 millones de euros.

Y con este gran fichaje más otros complementarios, se pensaba que el futuro del club sería igual o mejor que la temporada anterior. En principio sí, si se tiene en cuenta que la competencia predominante es la UEFA Champions League: en la cual pudieron acceder a la siguiente instancia tras vencer en la última jornada, de la fase grupal, al favorito Manchester United 3-2 y lograr el primer puesto del grupo B. Ahora en febrero de 2016 deberán mostrar que no fue una casualidad y deberán aprovechar el emparejamiento favorable que los enfrentará con el Gent de Bélgica. Para así lograr cuartos de final y ver qué chances tienen de lograr un título continental.

Pero lo que le pasa al Wolfsburgo, es un mal muy común en los equipos alemanes, a excepción del Bayern, el cual dice que cuando va todo bien en Europa se descuidan las competencias locales y esta no es la excepción. Actualmente, el equipo está en el mediocre puesto octavo en la Bundesliga y fue eliminado en la segunda ronda de la Copa de Alemania, al enfrentarse al Bayern Múnich en diciembre pasado y perder 1-3 como local. Una radiografía clara que algo no está bien en materia local y los vientos de crisis se ven cada jornada más cercanos.

Para Klaus Allofs, su director deportivo: “Las campañas pasadas nos había ido muy bien. Pero la fortaleza de un club y la de un equipo se demuestra también a la hora de superar crisis pequeñas y medianas”. Y los aficionados esperan que sea así, pero los cambios deben venir rápido porque aquellos que están por encima en la tabla de posiciones no serán rivales fáciles de bajar y en Wolfsburgo clasificar a competencias europeas ya es algo más que un gran triunfo, es un requisito propio del lugar donde quieren establecerse: la cima del balompié europeo.

Además, las lesiones han abarrotado el departamento clínico. Carlos Ascues, Joshua Guilavogui, Maximilian Arnold, André Schürrle y Bas Dost son los jugadores que hacen parte de lista de no disponibles, actualmente. La mayoría de este grupo hicieron parte del 11 habitual que consiguió los logros de la temporada pasada y que ahora le hacen tanta falta al entrenador Hecking para girar el rumbo de los verdes de Baja Sajonia.

Es claro que Julian Draxler no es Kevin De Bruyne. Y la expectativa sobre él fue muy grande y claramente no es el pasaporte a un futuro mejor del realizado la campaña anterior. Por tal motivo, deben crecer como colectivo para mejorar y restablecer el orden lógico, que en 2016 ha empezado de mala manera tras un balance de 2 derrotas y 1 empate. Talento sobra, pero no es suficiente para imitar el desempeño que los llevo ser considerado como uno los gigantes de la Bundesliga actual.

¿Y cómo andan las finanzas?

A pesar que al principio de la presente campaña el club tuvo que sostenerse muy fuerte por el potente sacudón que sintió debido al escándalo corporativo de la firma Volkswagen, dueña del club y participante accionario en otros clubes, el Wolfsburg de primera división no ha tenido recortes en su presupuesto, hasta el momento.

Testimonio de esto son las palabras de Allofs, que en octubre pasado, manifestó su confianza en que los recortes de inversión anunciado por Volkswagen no afectarían a su club de fútbol.

Y sí nos fijamos en la tasa de transferencia de fichajes, entre altas y bajas, generan un balance positivo con un superávit de 51, 1 millones de euros y valor actual de la marca en el mercado por 191 millones de la misma moneda.

No obstante, el futuro de la plantilla sí sintió la crisis de Volkswagen ya que se ha detenido la construcción de un centro para la cantera. Dicha subvención quedó aparcada y en palabras de Allofs expresó su comprensión por esa medida. Este centro de entrenamiento para nuevos jugadores, a modo de academia para la cantera, se tenía planeado construirla en un solar de 32 hectáreas y se barajaba que las obras podían iniciarse en 2017.

Ahora hay que esperar que la temporada concluya y vea qué logros trae, para así ver cuál será el futuro de “Los Lobos” verdes de la famosa casa automovilística.

Comentarios (1)

  • Alfonso Blanco

    El bajo rendimiento de Draxler, (muy joven y adaptandose al equipo), las lesiones de Luiz Gustavo, Arnold y Dost la baja forma de Schurlee , el pasotismo de Bendtner y el horrible fichaje de Dante (Klose era mil veces mejor), las claves de este bajón.

    responder

Publicar un comentario