TOP

Kevin Grosskreutz le pone fin a su carrera como futbolista profesional

Kevin Grosskreutz le pone fin a su carrera como futbolista profesional

Kevin Grosskreutz, excampeón del mundo en 2014 con la Selección Alemana e ídolo de Borussia Dortmund, decide ponerle fin a su carrera profesional como futbolista a los 32 años.

Grosskreutz y una carrera digna de admirar

Nacido en Dortmund hace 32 años, el joven Grosskreutz hizo todas las infantiles en Borussia Dortmund, sin embargo, al pasar los años fue transferido a Rot-Weiss Ahlen donde hizo su debut profesional en el año 2006. Con el ascenso logrado a la 2.Bundesliga en la temporada 2008/09, Kevin volvió a su club del cual es aficionado.

Desde que llegó a BVB, se convirtió en un símbolo de la afición. Grosskreutz demostró una entrega a la hora de atacar y defender de la cual todos los hinchas negriamarillos se mostraban superorgullos. Tal fue su nivel que se convirtió en uno de los jugadores favoritos de Jürgen Klopp con quién consiguió el bicampeonato en 2011 y 2012.

En Dortmund pasó 6 temporadas donde marcó 23 goles y dio 28 asistencias en 186 partidos. Sus niveles fueron tan en ascenso que fue rápidamente llamado por Joachim Löw a la Selección Alemana. Allí consiguió alzar la Copa del Mundo en Brasil 2014.

Un final poco acorde a lo que fue su carrera

Su ciclo en Dortmund se cerró en el mismo tiempo que el de su padrino, Jürgen Klopp. En 2015, el club decidió venderlo a Galatasaray donde apenas pasó un año hasta retornar nuevamente a Alemania a VfB Stuttgart. Con los suabos, paso la temporada 2016/17 y su contrato fue rescindido cuando se lo vio inmerso en una pelea callejera.

De allí, paso a SV Darmstadt donde jugó 27 partidos y marcó 3 goles. Para él, en ese momento fue una bocanada de aire fresco. Por más de que su nivel no era el mismo, se mantenía como un jugador de la 2.Bundesliga. Al finalizar dicha temporada, eligió pasar a KFC Uerdingen que fue su último club como profesional.

Grosskreuts dejará una huella en el fútbol alemán por lo que fue dentro del campo. Un jugador que no desbordaba de talento, pero que siendo un aficionado y sintiendo amor por su club, el Borussia Dortmund, logró llegar a lo más alto del mundo. Ahora, llegará el tiempo del descanso y a esperar por si vuelve a trabajar en el mundo del fútbol.

Kevin Grosskreutz alzando el doblete en la temporada 2011/12.

Italoargentino con sangre española y alemana. Redactor de MiBundesliga.com. @Gazpachen en Twitter.

Publicar un comentario