TOP

La psique de una derrota: 6 aspectos a considerar de Bayern

La psique de una derrota: 6 aspectos a considerar de Bayern

43 disparos en un partido de 90 minutos, pero un solo gol. Dominio completo del juego, pero derrotados. Algo evidentemente estaba mal en las filas del FC Bayern München en la noche de la final de la Champions que tanto quería ganar. Muchos aún no hallan la manera de explicarse cómo el equipo que fue mejor, no fue el que ganó.

Si bien el juego defensivo del Chelsea fue prácticamente perfecto, la calidad ofensiva del Bayern no puede pasar desapercibida. La cantidad de oportunidades generadas promedian a casi un disparo cada dos minutos; un número bastante elevado. Ya habiendo concluido un partido que agarró a muchos por sorpresa, desglozamos algunos factores que fueron vitales, a nuestro parecer, en la caída de gracia del FCB.

Una antesala de mucha presión

El apoyo demostrado por seguidores, patrocinantes, la ciudad de Múnich y Alemania en general, agarró a muchos por sorpresa. El haber eliminado al Real Madrid con dos buenos partidos creó confianza en cuanta persona mira fútbol alemán, de que era la hora y escenario idóneo para que Bayern se impusiera en Europa por primera vez en once temporadas. Si bien fue recibido dicho apoyo, quizás fue mucho más del necesario. Ya las preparaciones para la celebración estaban hechas y dadas por sentado, tanto así que hoy, Marienplatz -la parte de Múnich donde el Bayern celebra sus títulos- amaneció con una fuerte presencia policial, pese a la casi inexistente presencia de personas en la calle. La cantidad de personas que viajaron hasta la capital bávara para simplemente estar allí el día de la proclamación fue gigante. Allianz Arena no fue el único recinto que se llenó de seguidores de Bayern. El Olympiastadion albergó a unos 60.000 más, al mismo tiempo que el Theresienwiese tendría una multitud estimada en los 40.000. Cerca de la Torre China del Jarín Inglés, otros 10.000 se aglomeraron. Todos los Biergarten -restaurantes típicos de Múnich, en los que suele transmitirse fútbol, con capacidad para unas 200-300 personas, dependiendo del recinto- estaban a reventar. Simplemente, se dio por hecha una hazaña que terminó no concretándose, para la desgracia y el desaire de tantísimos.

Bajas sensibles

Que Bayern tuviera que prescindir de tres titulares en el área defensiva, fue una gran problemática para el equipo. Si bien no se notó de inmediato la falta de Holger Badstuber, David Alaba y Luiz Gustavo, el pasar de los minutos fue haciendo evidente que el gigante rojo no tenía una banca lo suficientemente amplia como para no sufrir los efectos de la fatiga que exigía el demoledor ritmo que ellos mismos se impusieron. La limitada cantidad y calidad de la banca fue evidenciada con los cambios. Si bien fue un cambio táctico, la salida de Müller y entrada de van Buyten mostró que había poca oferta en los substitutos, y que los planes debían ser alterados para poder efectuar una sustitución.

Los tres puntos de quiebre

La salida de Müller supuso un punto de quiebre táctico en el juego. La formación de Bayern se volvía más conservadora y más dispuesta a defender su liderazgo, que de extenderlo.

La salida de Ribéry por una molestia en una pierna supuso un golpe mortal de lo psíquico. Pensando fríamente, no fue sino la causa la pérdida de la esperanza. Ribéry representa la creación de posibilidades para marcar, y sin él en el campo, parecía improbable que hubiera quien supliera su rol.

El tercer y último punto de quiebre vino de la misma acción que el segundo. Tras la salida de Ribéry, Arjen Robben botaría un penalti que, de haberse convertido, muy posiblemente estaría sellada la fortuna de Chelsea. Con el paradón de  Cech, los ánimos se invirtieron. Ahora sería Chelsea quien partiría con la superioridad psicológica.

 

Dándole la razón a sus críticos, otra vez

Bastian Schweinsteiger sufrió un colapso de estrés durante la final de la Euro 2008, en la cual ni siquiera era capaz de cobrar de manera decente un tiro de esquina. Torsten Frings tuvo que acercársele y decirle que lo dejara a él cobrar los balones parados. Anoche, algo similar ocurrió.

Mientras que Arjen Robben cobraba el penalti en la prórroga, Schweinsteiger caminaba al borde del área de Manuel Neuer para agacharse y voltearse. No vio nada de lo ocurrido, como si ya sabía que su compañero era incapaz de anotar. Luego en la tanda de penales, en vez de recogerse y aupar al equipo, se le veía nervioso y angustiado. Cuando falló no pudo hacer más que esconderse dentro de su propia camiseta, embargado por la vergüenza. A diferencia de Philipp Lahm -capitán- y Manuel Neuer, el subcapitán del equipo se desmoronó ante la presión nuevamente, en un escenario de matar o morir.

El mal juicio de Heynckes

Se vio obligado y deseó hacer movimientos tácticos que, usualmente, no venía haciendo. Experimentar con sacar a Müller pivote ofensivo del equipo, terminó por desarticular a un mediocampo cuyos roles se comenzaron a solapar de manera inmediata, tras su salida.

Heynckes admitió que muchos jugadores no querían cobrar en la tanda de penales, a lo cual él aceptó. Aceptó en vez de poner disciplina y motivar a lo que parecía a una escuadra desairada. Como técnico, su labor va más allá de conversar y estar seguro que todo salga acorde al plan. También es menester hacerle entender a los jugadores que es de ellos que dependen los logros. La suavidad con la que manejó la situación es bastante reprochable.

 

Del “Koan Neuer” al “Danke, Neuer”

Se habrá perdido el encuentro, pero resultó un partido formidable para el portero del Bayern. Llegó a comienzos de temporada siendo repudiado por los ultras del FCB, debido a su pasado con Schalke y declaraciones que había hecho. Con el paso del tiempo, la crítica siguió existiendo, pero más por razones de actuación que de capricho. Si bien es cierto que Neuer ha protagonizado momentos de bastante angustia para la defensa del Bayern -salidas innecesarias y malos despejes que se tradujeron en goles en contra-, en general ha tenido un buen primer año con los bávaros.

El juego de anoche fue el clímax de la temporada. No solo fue capaz de demostrar que sí es un buen portero, sino que es un hombre que sabe manejar situaciones de crisis interna y momento de mucha tensión. Fue él quien cobró un penalti cuando nadie más quería, y lo convirtió. Fue su tapada en el primer penal del Chelsea lo que dio un poco más de ilusión al campeón de campeones.

Hoy en día, reprochar su fichaje parecería algo sacado de una vendetta personal.

Director de MiBundesliga y Coordinador de Deportes en El Hatillo, Caracas, Venezuela. Conocedor y aficionado a la liga más competitiva, atractiva y única del fútbol mundial. Graduado de Universität Konstanz en Ciencias del Deporte; especializado en Sociología del Deporte.

Comentarios (10)

  • Behrengauna

    Intentaré explicar el porqué el Bayern no es el campeón de Europa:
    – Efectividad: En un mes Mario Gomez tiró a la basura 2 extraordinarias temporadas como 9 del equipo. Desde abril que anda terriblemente fallón, tanto que Huntelaar le arrebató el cetro de goleador de la Bundesliga, siendo que Super Mario encabezó la tabla de goleo casi todo el torneo. Demás está decir que, con un Gomez más fino, el Bayern pasaba sin mayor sobresalto su llave contra el Madrid, porque perdonó lo imperdonable. Y eso que este desgraciado juega bien, muy bien al fútbol. Por gil, perdió la oportunidad única de quitarle a Klose su titularidad en la Mannschaft. En cuanto Robben, yo en lo personal no lo tildo de cagón, pero sí de que le faltó grandeza, de eso no hay duda. Con este partido, su cotización habrá caído fácil sus 10-15 millones de euros, porque hoy se graduó de segundón y gafe.
    – Falta de manejo: Se podrá criticar el cambio de Heynckes (aunque si se fijan bien, Müller ya no daba más y salió rengueando al salir reemplazado) después del 1-0, pero es que es INACEPTABLE que en el PRIMER tiro de esquina a favor del Chelsea, el balón termine dentro de la valla de Neuer. El Bayern tuvo más de 20 corner, y a los ingleses les bastó con uno solo, un solo PUTO corner para hacernos daño. Es que hay hicimos gala de nuestra carencias defensivas. mierdateng, que estaba teniendo un correcto partido, sólo tenía que preocuparse de Drogba. Pero de alguna manera ese mierda tenía que hacerse notar mandándose una cagada, perdiendo la referencia del marfileño que costó el empate. El problema está es que esto no es nuevo. El Bayern siempre sufre al momento de defender resultados ajustados, incluso con equipo sumamente modestos como el Augsburg, aunque nunca se reflejó en pérdida de puntos, pero dejando la sensación que en una instancia definitoria esa falta de manejo iba a costar muy caro… y nos costó la Champions League. Ahí, la responsabilidad es claramente del DT.
    – Nerlinger: El Bayern tiene 2 falencias que viene arrastrando hace tiempo que le impiden competir al máximo nivel:
    1) Defensa mala: Me he cansado de decirlo, los centrales del equipo tienen nivel de club que juega Europa League. Esta directiva de mierda dejó ir a 2 monstruos como Lucio y Hummels para dar lugar a bodrios como mierdateng y Breno. La diferencia con David Luiz llega a ser grotesca. Que Van Buyten haya jugado hoy luego de aquel baño que le dio Milito hace 2 años demuestra claramente el fracaso rotundo en la gestión del plantel. Y lo más frustrante es que TODO EL MUNDO SABE QUE LA DEFENSA ES MALA. Hasta alemanes como Bernd Schuster ni se arrugan en apuntar con el dedo a los centrales del Bayern como el punto débil del equipo.
    2) No hay banca: Según nuestro director deportivo, el Bayern es “un equipo perfecto y sin fallas”. Pues bien, quien vea regularmente al equipo sabrán de la insalvable distancia entre los titulares y los suplentes. No sé que esperaba el subnormal de Nerlinger fichando a gente como Usami o Petersen. Olic tuvo que salir al campo por la lesión de Ribery, sino no salía nunca del banquillo. Lo grave es que su desempeño se apoya en la pobre excusa de la “sana economía del club”. Mis pelotas weon, el Bayern cada año facturas ganancias que van entre 200 a los 300 millones de euros. Es que este club literalmente caga plata como para andar fichando a jugadores de segunda división o pedir cedidos a un futbolista DE LA LIGA JAPONESA!!!!!
    Y aun así, somos mejor equipo que el Chelsea. La verdad, es que estoy hecho mierda.

    responder
    • Luis

      Tio , te has explicado perfectamente , yo llevo pensando eso desde hace mucho tiempo , no cuesta nada fichar a jugadores elites en la defensa , arriba ya lo tenemos todo pero esa defensa hay que mejorarla y el banquillo tambn , saludos desde madrid.

      responder
  • Jorge Andrés Páez

    Mi visión del juego:

    -El Bayern ayer fue demasiado predecible, referenciar a Gómez fue super fácil https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/577050_236637099780933_138181729626471_408126_1322792008_n.jpg vean esta imagen, es clarísimo como Chelsea hizo marca a Gómez con facilidad, las únicas llegadas con peligro se dieron cuando Muller ingreso al area y repartió la marca, de resto un monologo

    -Bayern si o si, debe contratar un 9 como opción a Gómez, un 9 de peso, jerarquía en la banca, no tanto una competencia a Gómez sino una alternativa, ayer Gómez se perdió a pesar de todo, las tuvo pero no remato y si íbamos al banco con mirarlo lo mejor era seguir jugándosela con él

    -¿Cuántos tiros de esquina tuvo el Bayern? Creo que 21 y ninguno fue un peligro real… las jugadas de balón parado en el Bayern no se están trabajando, no salió nada anoche

    -Lo de Robben fue grotesco, jugó para él, a consagrarse , cuando se esperaba la calma, la pausa y variantes ofensivas, se dedico a tirar al arco y buscar la individual, ya luego del penal perdió la cabeza, el norte y demostró el ego de un jugador psicológicamente desequilibrado ante la presión.

    Chelsea justo campeón, defender trae sus meritos y los apluado, Bayern necesita seguir trabajando, tiene la base, el presupuesto, hinchada, ¿Humillante? Tal vez, pero no por ello debemos caer, el futbol seguramente nos dara otra revancha.

    responder
    • Ozkar Rakzo

      Gracias Behrengauna yo también estoy hecho lo que terminaste hecho tu, pero no comparto tu opinión de que Boateng sea malo aunque si la de que hubo malos fichajes ya no digamos malos, que por lo menos hubieran jugado algo para tener más opción en los momentos desicivos y si estoy de acuerdo o sacan varo para meter más banca o definitivamente que me digan y le voy al Chelsea O.K.??

      responder
    • Behrengauna

      Chelsea no defendió bien, ni en la final ni en la semi contra el Barcelona. La verdad sea dicha: el campeón de Europa es un equipo mediocre que se coronó gracias a unas dosis INDUSTRIALES DE SUERTE. Es que no es normal, sinceramente no es normal salir airoso de casi 100 tiros a puerta en 3 partidos, 2 de ellos penales.

      responder
  • Sam

    Lo de la final de Champions fue una tragedia en toda regla. Merecimos ganar, eso estuvo bien claro, pero el Chelsea volvió a hacer su juego defensivo casi a la perfección.

    “Robben falló el penalti”, sí, es cierto, no marcó, pero el balón iba dentro. Cech es un porterazo que si os dáis cuenta es muy difícil de engañar y de hecho adivinó todos los lanzamientos del Bayern en la tanda de penaltis, y algunos hasta los rozó.

    Van Buyten tuvo el gol cuando Olic le dio una asistencia dejándole solo ante la portería vacía, pero el central no se tiró a rematar porque pensó que Olic había tirado a puerta. Nadie recuerda esa jugada pero yo lo vi tan claro como que eso era el pase para ganar la copa.

    No será por falta de ocasiones, pero una vez más el Chelsea demostró que la efectividad de una buena delantera se basta con tener un par de ocasiones para hacer un gol, mientras que el Bayern tiró más de 40 veces y solo pudo marcar Müller con un remate de cabeza más bien fortuito, ya que de haber rematado bien, Cech podría haberlo parado pues estaba bien colocado.

    Solo toca esperar que los fichajes del año que viene refuercen la defensa del Bayern y que podamos llegar de nuevo a la final de Champions, pero va a estar difícil porque no tocará jugar en casa. Esta debió ser la 5ª copa de campeones y otra vez hemos dejado la oportunidad pasar de largo.

    Temporada en blanco, de segundones, con un equipo de campeones. Esto debe cambiar el año que viene.

    FC Bayern, Deutcher Meister!!

    responder
  • Carlos

    Creo que esta de mas decir algo sobre el juego, Excelente articulo. Aun sueño con esa noche, Terriblemente es poco creible que un equipo pierda una final con tanto nivel de juego pero nos condeno el no ser efectivos. Jupp penso que con la entrada de DVB iba a recular la ofensiva londinense pero el factor suerte estuvo de su lado, 1 corner 1 gol. Bastian es un grande pero se vio que el factor presión lo hace muy vulnerable, y no quiero ni comentar algo de robben para mi sigue siendo un grande ya le tocara su turno de limpiar esta imagen que le dejo a los hinchas.

    DANKE BAYERN!

    responder
  • Esmeraldiano

    Esta generación alemana de futbolistas se está acostumbrando demasiado a perder: Semifinalistas en dos mundiales, final de Eurocopa perdida y dos finales de Champions perdidas (Se menciona porque Bayern es la base de la selección). Eso le pesa a gente como Schweinteiger. ¿Cuando habían visto a un equipo alemán titubear tanto en las definiciones por penales? ¿Será que esa memoria negativa les pesa para la Euro, sabiendo que el equipo lo completa otro que se borra en las difíciles como Özil?

    No concuerdo para nada en decir que Chelsea sea un equipo mediocre. Por algo sacó al Barcelona. Pero sí se le perdonó, y ante un equipo con tanto oficio, no se podían dejar pasar oportunidades como las que se perdieron, por el bajón de Gómez o por el individualismo de Robben. Esta es una oportunidad que difícilmente se vuelva a ver.

    Para la otra temporada hay que reforzar atrás; Boateng no suma ni como central ni como lateral, Breno ha sido una de las contrataciones más absurdas que ha realizado Bayern Munich y Van Buyten está de salida. Hay que buscar laterales, ya ni Rafinha ni Diego Contento son jugadores de nivel. No creo que pueda reprocharse lo de Usami, el método le funcionó a Dortmund con Kagawa. Hay contratar un reemplazo para Robben y un 9 de experiencia, que incluso pueda competir por el puesto con Gómez (¿Huntelaar?)

    responder
    • Behrengauna

      Comparto lo dicho. Preocupa demasiado el gusto a perder que se ha tornado frecuente en el fútbol alemán. De verdad no sé de donde sacan que la Bundesliga tiene buena salud si no gana nada hace más de una década, algo imperdonable para una liga supuestamente grande. Italia en decandencia ganó 2 Champions, la Premier hizo lo mismo el sábado.
      En general, el fútbol alemán actual está SOBREVALORADO.

      responder

Publicar un comentario