TOP

Sébastien Haller confirma la necesidad de otra operación por su tumor

Sébastien Haller confirma la necesidad de otra operación por su tumor

En un comunicado por redes sociales, Sébastien Haller anunció que tendrá que someterse a una cirugía luego de la quimioterapia por su tumor testicular.

Otra dolorosa noticia

La cronología de Haller, desde el descubrimiento del tumor, no ha sido nada fácil. Luego del duro diagnóstico, que reveló que se trataba de un tumor maligno, tuvo su primera operación. A esto, le siguió el tratamiento de quimioterapia para controlar la enfermedad. Más recientemente, el atacante había hablado de una leve mejoría. Incluso comenzó un entrenamiento ligero, aunque eso no lo hizo en el Dortmund, sino en Ámsterdam con el Ajax.

Escucha el nuevo capítulo de «El Debate» de Mi Bundesliga con el análisis de toda la temporada de Bundesliga antes del parón por el Mundial.

Pero ahora, el franco-marfileño de 28 años reveló un nuevo revés en su camino hacia la recuperación. Al mismo tiempo, enfatizó en redes sociales que el paso por el quirófano después de su quimioterapia era una opción desde el inicio de su tratamiento y agradeció a quienes le dan fuerzas para seguir con este duro momento:

«Tal como se planeó desde el principio, se consideraron diferentes posibilidades después de la quimioterapia. Les digo que la lucha no ha terminado para mí. Voy a tener que operarme para acabar con este tumor que me aleja de los terrenos de juego. Gracias a todos».

Su regreso al fútbol aún deberá esperar

El comunicado de Haller confirma una triste sospecha de Sebastian Kehl, director deportivo del Borussia Dortmund, quién no pudo dar un calendario para el regreso del delantero durante la rueda de prensa previa al último partido ante el Borussia Mönchengladbach:

«Lamentablemente, actualmente no hay un plan concreto porque las investigaciones aún están pendientes. Sin embargo, uno espera que todo esto de finalmente un resultado positivo, para que pueda regresar muy pronto».

Haller ya había hablado de tener «un calendario en mente» a mediados de octubre. Pero incluso entonces, el miedo a una nueva operación estaba dentro de las posibilidades. Este miedo se ha convertido en una amarga realidad.

Publicar un comentario