TOP

SV Donaustauf: la polémica ambición del amateur

SV Donaustauf: la polémica ambición del amateur

Desde hace unas semanas, el equipo de las ligas distritales ha ganado factor mediático. Se debe a la inyección de grandes cantidades de dinero a causa de la inclusión de nuevos patrocinadores, algo nada habitual en una competición semiprofesional, más amateur que otra cosa.

Plantilla del SV Donaustauf 2015/2016. Imagen: www.fupa.net

Plantilla del SV Donaustauf 2015/2016. Imagen: www.fupa.net

Nuevo poder en la región

El club pertenece a la ciudad de Ratisbona y forma parte de la Bezirksliga. Se estima que miles de euros han sido introducidos en sus arcas con “el deseo de hacer una gran diferencia en el fútbol”, explicó Lothar Rengsberger, gerente del Donaustauf; confirmando la incorporación de nuevos clientes, entre esos, 3 empresas de renombre.

“Durante años hemos trabajado en él”, dijo refiriéndose al equipo. El club busca que otros conjuntos de Regensburg, al igual que ellos, salgan de atrás y hagan carrera con el propósito de establecerse con firmeza en la competición, construyendo en base a jugadores talentosos, jóvenes y experimentados.

“Quiero ver (a otros representantes de clubes) que se nieguen cuando se ofrece un patrocinador a ayudarlos”

Los rumores

Mario Stieglmair es un ex futbolista profesional, famoso por vestirse con el SSV Jahn Regensburg, equipo de 108 años de antigüedad en la región. También es el nuevo director del equipo y el foco principal de las críticas, por las influencias y “contactos” que construyó en sus años dorados y que son ahora los inversionistas del club.

Uno de ellos es Matthias Klemens, ex presidente del Jahn, e involucrado en el nuevo proyecto del SV Donaustauf, manejando según sus declaraciones “un presupuesto razonable” junto a sus colegas. A pesar de no tener funciones oficiales en el manejo de la institución, el único requisito que exigieron para sus donaciones ha sido ver el seguimiento del uso del dinero; que ya ha dejado nuevos uniformes y césped.

Perjudicados en el proceso

Los jugadores son los que pagan los platos rotos. Stefan Stiegler, capitán hace 9 años, reprueba la nueva filosofía imperante en el club,  ahora la imagen pública importa y pierde la esencia de espíritu de equipo.

“No jugábamos por el dinero”, recuerda. Los jugadores llegaron a pagar por el servicio de lavado del uniforme post partido.  “Fue genial durante 9 años”, asomó destacando la nueva prohibición de fumar, en búsqueda de profesionalizar lo aficionado y dejando muchas dudas respecto al interés, uso y proveniencia de la nueva inversión.

Estudiante de Comunicación Social. Piloto de avión en la otra vida, futura periodista deportiva en esta. Twitter: @mariangel_ferre

Publicar un comentario