TOP

Un renovado Bayer Leverkusen da pelea, sorpresivamente, en la Bundesliga

Un renovado Bayer Leverkusen da pelea, sorpresivamente, en la Bundesliga

Entre medio de los habituales FC Bayern München, Borussia Dortmund y RB Leipzig; Bayer 04 Leverkusen ha recuperado su lugar de prestigio en las últimas semanas, posicionándose en el segundo lugar de la tabla de la Bundesliga y tan solo a un punto del equipo dirigido de Hans-Dieter Flick.

Con media plantilla lesionada y un tercio de la temporada en los libros de historia, Die Werkself ha pulido ciertos detalles y afirmó otros para que los resultados lo acompañen de vuelta a la Zona Champions.

UN EQUIPO PLAGADO DE LESIONES

Como ya habíamos relatado, el entrenador Peter Bosz tuvo que hacer frente a perder varios jugadores en su equipo. En algún momento de la temporada, el neerlandés no pudo contar con alguno de todos estos nombres: Tin Jedvaj, Lucas Alario, Santiago Arias, Charles Aránguiz, Exequiel Palacios, Paulinho, los gemelos Bender, Patrick Schick, Florian Wirtz, Edmond Tapsoba, Kerem Demirbay, Nadiem Amiri y Karim Bellarabi. Un equipo entero entre lesiones, molestias y hasta el coronavirus.

El punto alto del corto plantel llegó en la jornada pasada, cuando Leverkusen tuvo que afrontar la visita de Hertha BSC con tan solo seis jugadores: Dos arqueros, dos laterales, un central y un juvenil.

LUCAS ALARIO, EL HOMBRE DEL GOL

Sin embargo, el poco recambio para el Bayer Leverkusen en la Bundesliga y las demás competiciones tomó efecto rápidamente para tranquilidad de su entrenador. La más inmediata fue la aparición estelar de Alario que, reemplazando a Schick como único delantero, está en su mejor momento desde su llegada al fútbol alemán en 2017.

Con la continuidad que requería, el ‘Pipa’ aprovechó la titularidad al por mayor: Diez goles y una asistencia en 12 partidos por todas las competencias. Solo una lesión en la rodilla lo mantuvo al margen de continuar mejorando sus números en la tabla de goleo de la Bundesliga, donde llegó a estar entre Robert Lewandowski y Erling Haaland.

IMPENSADAS SOLUCIONES EN DEFENSA

La perdida de Alario en las últimas semanas (en esta, ya regresó a los entrenamientos) no fue tan dolorosa como, quizá, las que tuvo que sortear en defensa. Sacando Wendell y Daley Sinkgraven, toda la línea defensiva se perdió algún encuentro por motivos de salud.

De todas maneras, en lo que va de temporada, el Leverkusen tiene el mejor récord defensivo de la Bundesliga; tanto en cuanto a goles concedidos (9, junto al Dortmund) como el tercer mejor promedio en tiros en contra por partido. En 2018/19, Bosz llegó a un club que concedía 1,53 goles por partido en liga. Lo redujo a 1,29 por partido en la temporada pasada, y en la presente solo tiene 0,9.

Alguien que ha logrado levantar su nivel personal es Aleksandar Dragovic. El defensor central austriaco no solo tuvo que defender el centro de la defensa, sino que también debió posicionarse en varios encuentros como lateral derecho, donde tuvo que reemplazar a Arias y Lars Bender. Tras ser considerado como transferible en el último mercado de transferencias, comienza a pedir un lugar en el once habitual.

EL BALÓN PARADO, LA NUEVA FÓRMULA PARA EL ÉXITO

Pero por, sobre todo, Dragovic comienza a ser un jugador para marcar en el área contraria. Dos goles y casi un tercero (que convirtió Thiaw en propia meta en el 0:3 del Leverkusen al Schalke 04) ponen en la mira otro punto que el Bayer 04 mejoró y es mérito de Bosz: Las jugadas a balón parado.

De los 19 goles que Los Obreros marcaron por Bundesliga, seis fueron por esa vía, lo que significa el número más alto de toda la liga. Una de las razones de la mejora es Rob Maas, uno de los colaboradores que arribaron al club en el verano pasado.

Mencionó Bosz tras el encuentro del pasado fin de semana:

“Analizamos el tema al final de la temporada pasada y nos dimos cuenta de que allí podíamos mejorar. Rob hace esto muy bien. A menudo entrenamos balón parado, pero también discutimos y analizamos dónde se crean los espacios según cada oponente”.

JULIAN BAUMGARTLINGER, EL DUEÑO DEL MEDIOCAMPO

Leverkusen puede afrontar los córners y tiros libres sabiendo que tiene cabeceadores de buena altura: Alario, Schick, los Bender, Jonathan Tah o Julian Baumgartlinger. Aunque este último no solo los hace, también los quita.

Con la difícil tarea de suplantar a Aránguiz, el centrocampista de 32 años ha estado en plena forma durante semanas con equilibrio y seguridad. Su enorme cifra de 75 % de duelos ganados en los primeros 10 partidos de Bundesliga es el más alto en la historia de la máxima división alemana. Además de la faceta goleadora ya mencionada, también está brillando como distribuidor.

El propio Baumgartlinger explica que es temprano en lo que va de la campaña de la Bundesliga para saber si el Bayer 04 Leverkusen está para grandes cosas. Pero el momento ganador y la solidez de las variantes ante tantas bajas, le dan fe a él y al equipo para lo que viene:

“No tenemos el equipo más completo en este momento. Pero si alguien cae, alguien está ahí inmediatamente para actuar y ayudar al equipo. Eso es extraordinario. Fueron, con mucho, los mejores diez primeros partidos de la liga desde que estoy aquí. Así son las cosas”.

Publicar un comentario