TOP

Union Berlin, el sueño del fútbol popular hecho realidad

Union Berlin, el sueño del fútbol popular hecho realidad

El Union Berlin es un equipo único. Siendo propiedad enteramente de sus aficionados, honrando a las tradiciones históricas de los equipos alemanes, ha conseguido llegar a la elite y asentarse en la Bundesliga sin traicionar a sus valores y a sus orígenes. Con la permanencia matemática conseguida semanas antes de finalizar el campeonato, y con el penúltimo valor de mercado de la competición, han encandilado a propios y a extraños, sorprendiéndose a sí mismos, viéndose aun a final de temporada peleando por acceder a Europa. Un hito que, de conseguirse, sería absolutamente histórico.

Pero el Union Berlin es un equipo que trasciende lo actual, lo contemporáneo, y hasta lo histórico. Es la representación idílica de cómo debe ser llevado un equipo de fútbol. De cómo debe ser vivido. Y de la comunidad que se genera alrededor de una entidad de este calado. Es por ello que se genera una peregrinación parsimoniosa persiguiendo la voz de Nina Hagen cada 15 días a An der Alten Försterei, su fortaleza escondida entre el verde del bosque del barrio de Köpenick. En donde han conseguido vencer esta misma temporada, entre otros, a Borussia Dortmund o Bayer Leverkusen, y arañándole un empate al Bayern München. Teniendo en cuenta que le faltaba su afición en las gradas, es incluso más meritorio.

Porque es uno de los equipos de moda del fútbol alemán, por muchas más razones que las tocantes al “puro” fútbol.

De su fundación a la actualidad

El equipo aparece como Union Berlin en el año 1966. Sin embargo, sus orígenes se trasladan a los principios del siglo XX, con una partícula que ejerce de común denominador a lo largo de todas las re-fundaciones que vive la institución: Oberschöneweide. Y es que en el año 1906 se funda el FC Olympia Oberschöneweide, año en el que se fusionan al BTuFC Helgoland 1897. Debido al fracaso deportivo del Helgoland 97, el Oberschöneweider decide cambiar y se une al campeón alemán de 1905, el Union 1892.

En febrero de 1909 el equipo se separa del Union para ser autosostenible, pero decide mantener la fórmula de Union en recuerdo. A partir de ahí en adelante, pasando por la segunda guerra mundial, y hasta la construcción del muro de Berlín, el club fue disuelto en ocasiones. Sufrió escisiones de parte de sus jugadores para ir a dar con su fútbol al Oeste -donde tuvieron muy mala fortuna- y hasta vivió cambios de nombre. Llegando en el año 66 a la denominación actual del club. Y dos años después, ya con el actual nombre, lograron el que es el logro más grande del equipo, pero no del nombre del club.

En 1968 derrotan al Carl-Zeiss Jena por 2 a 1 en la FDGB-Pokal, lo que vendría a ser la Pokal del Este, por así decirlo, y se alzan con el título. Pero el mayor éxito conseguido por “un” Union de Berlin tuvo lugar en el año 1905. Co decíamos antes, el Union 92 Berlin se hace con el título de liga derrotando al Karlsruher en la final. Apareciendo, de esta forma, en el “Meisterschale”, el trofeo que se entrega a los campeones, el Union Berlin.

Nacen las rivalidades conjunto a los exitos

En los años posteriores a ese éxito inicial en Pokal, establecen una fuerte rivalidad contra el BFC Dynamo Berlin, el equipo que es considerado como el equipo de la Stasi, el servicio secreto de la DDR, favorecido por muchos, tanto económica como arbitrariamente, y que llega a hacerse con el campeonato de liga a lo largo de toda una década sin descanso. Por esto mismo, y por el fuerte sentido de pertenencia antisistema de los aficionados del Union, las batallas campales que se formaban con los aficionados del Dynamo cada vez que había un encuentro entre ambos conjuntos eran incomparables. Y aunque el fútbol se sigue viviendo con pasión, los choques que hoy protagonizan el Union y el Hertha no tienen punto de comparación con lo que sucedía en el pasado.

Una vez acaba el proceso de la Unificación, habiendo superado los problemas financieros vividos a mediados de los años 90, no consiguen acceder a la 2. Bundesliga hasta la entrada en el nuevo milenio, en la temporada 2001/2002. En 2008 acceden a la recién formada 3. Liga, tercer escalón del fútbol alemán, y acaban el curso campeones de la primera edición de la historia. Y en la 18/19, más de 10 años después, consiguen ascender finalmente a Bundesliga, habiendo quedado en ocasiones anteriores muy cerca del objetivo, siendo solamente el segundo equipo desde su vuelta a la 2. Bundesliga en 2009 en derrotar al equipo de la Bundesliga en la promoción de ascenso-descenso. Logrando el pasado curso una muy tranquila salvación.

¿Qué tipo de club es el Union Berlin?

Para entender cómo es el Union solamente hace falta hacer memoria y recordar una anécdota. En 2004, el Union necesitaba recaudar millón y medio de euros para cumplir los requerimientos de la Federación y poder continuar teniendo una licencia competitiva. Los aficionados, en respuesta, comenzaron una campaña de donación de sangre que llamaron “Bluten für Union”, es decir, “Sangra por el Union”, y así lo hicieron. Literalmente. Consiguieron recaudar el dinero que faltaba y salvaron a su equipo de un varapalo histórico.

Escucha la última edición de No Solo Bayern junto a Daniel Cadena Jordan y Nahuel Miranda.

Esto muestra que, precisamente, es un equipo “de su barrio”. De su comunidad. Ubicados en el barrio de Köpenick, como ya introduje anteriormente, el club representa los valores de su propio barrio. No por nada en esta zona de Berlín tuvo lugar la desgraciada “Semana de la sangre” en junio de 1933. Medio millar de personas fueron detenidas por parte de la SA, siendo la mayoría de ellas opositoras al nazismo, o judías, como parte de un plan iniciado en enero que trataba de acabar con la oposición que pudieran tener. No sorprende que casi un siglo después el barrio, y el club, que no es más que una extensión del mismo, aun rezuma antifascismo.

La importancia de Urs Fischer

Urs Fischer es la pieza sobre la que pivotan la mayor parte de los éxitos recientes del club. Haciendo frente al segundo presupuesto más bajo de la Bundesliga, en un club que desde 2009 solamente ha gastado 27 millones (habiendo ingresado 21, que influye en poder llegar a ese gasto), asentó al conjunto berlinés en la parte alta de la media table de la competición.

Comenzando el año pasado con un estilo algo conservador, y habiendo evolucionado esta temporada alrededor de la llegada de Max Kruse, han conseguido mejorar sus registros de un curso a otro de forma exponencial. Al término de las 34 jornadas en la 19/20, habían anotado 41 goles, encajando 58. Una cifra complicada pero comprensible por cómo funciona el fútbol alemán. En lo que va de Bundesliga 2020/21, 30 jornadas, han sobrepasado ya los goles conseguidos con 47, siendo además el 4º equipo con menos goles en contra, pues apenas han recibido 38. Una mejoría que se comprende mirando al banquillo, y además observando a Andreas Luthe y Loris Karius (que se está re-encontrando con el fútbol).

Escucha la última edición de Mi Bundesliga News donde te contamos lo más importante del fútbol alemán en 8 minutos.

En último lugar, pero no por ello menos importante, está la cuestión de que sean el segundo equipo con más goles a balón parado desde el comienzo de la pasada campaña, con 26, solamente detrás del Eintracht Frankfurt, que tiene 27. Esto se debe al trabajo estratégico de Fischer y a que Christopher Trimmel lleva 20 asistencias desde que comenzó la 19/20. No todas han venido del balón parado, pero cerca está.

Los 5 nombres clave de la plantilla

Max Kruse es el primero que debe aparecer obligatoriamente en esta sección. Con 10 goles anotados (9º de la Bundesliga) y 5 asistencias, ha cambiado la cara completamente del equipo. Su incidencia ha sido tal que cuando ha estado lesionado Fischer ha tenido que jugar a otra cosa para no notar exageradamente su ausencia. Tras él, como segundo máximos goleadores del equipo, están Robert Andrich y Taiwo Awoniyi. El primero, que no pasó desapercibido ante el Hertha, ni en la ida (expulsión) ni en la vuelta (una volea suya adelantó al Union), lleva 5 goles anotados. Al igual que Awoniyi, que ha estado ya en 7 equipos cedidos desde 2015, como “canterano” del Liverpool, y aunque ya ha brillado bastante (5 goles y 2 asistencias), debería tener incluso dos goles más, según sus “expected Goals”.

Cierran este top-5 los ya comentados Christopher Trimmel, capitán del Union con contrato hasta este mismo verano, y sin haber confirmación aun de si continuará o no, y Andreas Luthe. Sustituir a Rafał Gikiewicz, con el que habían ascendido de segunda y que se había ido gratis al Augsburg, no era tarea sencilla, pero lo ha hecho magníficamente. El ex-portero del Augsburg, precisamente, encajó solamente 36 goles en los 27 encuentros que ha podido disputar, mientras que el propio Gikiewicz (estando en un contexto “peor”) ha recibido 48 en 31 partidos.

Futuros desafíos

Aun siendo un equipo que no acostumbraba a aparecer por competiciones continentales, si el Union Berlin acaba consiguiendo acceder a la Conference League, no será la primera vez que vaya a jugar por el continente adelante, amparado por la UEFA.

En el año 1986 se clasificó a la Intertoto, cuando en aquel entonces había distintos grupos y el mejor de cada grupo recibía un trofeo. Y quedó primero de su sección particular, dejando al Bayer Uerdingen, al Lausanne Sports y al Standard Liege por el camino. Habiendo quedado fuera de puestos europeos en liga, fue invitado al torneo al haber conseguido llegar a la final de la Pokal alemana la temporada anterior. Allí fueron derrotados por el Lokomotive Leipzig por 5 a1.

Escucha la última edición de El Debate de Mi Bundesliga.

Aunque esto no fue lo más extraordinario. Mientras el Union estaba haciéndose con el título de la Regionalliga Nord, y ascendiendo a 2. Bundesliga, en el año 2001, también estaba llegando a la final de la Pokal “moderna”, aunque cayendo ante el Schalke 04 por 2 a 0. Y al igual que en el año 86, esto les llevó a acceder a los clasificatorios de la Copa de la UEFA, siendo unos recién llegados a la segunda división. En la primera fase vencieron al FC Haka finlandés por 1 a 4, pero no pudieron superar la segunda ronda previa, pues el Litex Lovech les derrotó 0-2 sencillamente.

Este curso harán historia si superan al Gladbach en la clasificación de todas formas, aunque no podrá enfrentarse al Haka. Pues el año pasado casi descienden a segunda división finlandesa. Esta no será la suerte del Union a medio o incluso largo plazo. Esto se debe a que la solidez del proyecto avala cualquier jugador que acabe abandonando la disciplina. Son fieles a la tradición alemana: el club está por encima de cualquier persona.

De la escuela del 99. Me gusta considerarme periodista y escritor, pero aun estoy en el intento. Soy un Fohlen de manual, y alemán por sangre y corazón. Además de gallego en mis ratos libres, y cuando estoy ocupado.

Publicar un comentario