TOP

Crece la preocupación por el cuarto caso de cáncer testicular en la Bundesliga

Con cuatro casos de cáncer testicular este año en la Bundesliga, los equipos no dejan de buscar posibles causas. Fotos: Getty

Crece la preocupación por el cuarto caso de cáncer testicular en la Bundesliga

El reciente anuncio de Hertha BSC de la baja de Jean-Paul Boëtius por un tumor testicular ha hecho saltar las alarmas en el fútbol alemán. En lo que llevamos de 2022, ya han sido detectados cuatro casos de esta patología en jugadores de la Bundesliga, algo que no era nada frecuente en el pasado.

Antes esporádico, ahora cada vez más habitual

Durante este año hemos visto varios jugadores con parones forzosos en sus carreras por culpa de tumores testiculares. Boëtius, el caso más reciente tras habérsele detectado el pasado miércoles, se suma a una lista compuesta por Marco Richter, su compañero en el Hertha Berlin, Timo Baumgartl (Union Berlin) y Sébastien Haller (Borussia Dortmund). El caso más conocido es el de Haller, a quien se le detectó apenas unas semanas después de fichar por Las Abejas, tanto por la magnitud del club como también por la gravedad del caso.

Aunque el testicular es un tipo de cáncer que puede tratarse con mayor facilidad que otros, la preocupación por parte de los clubes alemanes se ha elevado exponencialmente. En el pasado no era tan frecuentes las bajas por tumores testiculares en el mundo del fútbol, pero en menos de un año ya han aparecido en la Bundesliga cuatro casos en diferentes clubes.

Escucha la última edición de “El Debate” de Mi Bundesliga en nuestro canal de Spotify.

¿Es una mera casualidad o hay una razón detrás del cáncer testicular en la Bundesliga?

En Alemania se está intentado buscar una razón por la que la aparición del cáncer testicular se está volviendo cada vez más frecuente para intentar prevenirlo. Lo cierto es que aún no hay una forma concreta de hacerlo. Además, tampoco deja de ser extraño porque, según los expertos, la franja de edad más común en la aparición de estos tumores se ubica entre los 15-20 y 35-39 años, precisamente en la que los futbolistas profesionales están en activo.

No hay respuestas específicas para esta peligrosa tendencia al alza de este cáncer en la Bundesliga más allá de la propia genética, la falta de bajada testicular o infecciones a través de ETS como el VIH. Una causa no demostrada por el momento apunta hacia los golpes y traumatismos que un futbolista sufre en cada encuentro como un factor decisivo, pero es necesaria una investigación más profunda para poder afirmarlo con seguridad. Al menos, todos los equipos están concienciados de la seriedad del problema con la esperanza de que, en un futuro, deje de ser una amenaza para sus jugadores.

Publicar un comentario