TOP

¿La gestión de Salihamidzic en FC Bayern ha sido buena?

¿La gestión de Salihamidzic en FC Bayern ha sido buena?

El 31 de julio de 2017, Hasan “Brazzo” Salihamidzic fue presentado como director deportivo del FC Bayern München, desde entonces ha estado a cargo de las mejores y peores transferencias del club. Pero últimamente está siendo duramente criticado y muchos fanáticos consideran que es tiempo de un cambio.

¿Todo ha sido malo durante su gestión? ¿Realmente merece el odio que ha estado recibiendo? Lo analizamos.

Lo bueno

Si hablamos de lo más reciente, las renovaciones tanto de Thomas Müller como de Manuel Neuer han sido todo un acierto, no sólo de Salihamidzic, sino de toda la directiva. Ambos son jugadores insignias del club y, a pesar de su edad, siguen teniendo mucho que dar, además, al extender los contratos, se aseguran de tener más tiempo para buscar a sus posibles reemplazos.

Uno de los fichajes más llamativos (y costosos) que ha hecho Brazzo bajo su cargo es el de Leroy Sané. El internacional alemán llegó al equipo en 2020 y aunque su primera temporada no estuvo a la altura, las dudas se disiparon rápidamente y ahora es uno de los jugadores claves del club.

Jugadores como Lucas Hernández, Benjamin Pavard, Alphonso Davies y Leon Goretzka también forman parte de la gestión de Salihamidzic y todos han demostrado que no se equivocó al llevarles a Múnich.

Otro punto a favor del bosnio es que le ha dado oportunidades a jugadores jóvenes del club, otorgándole su primer contrato profesional en el FC Bayern a Jamal Musiala, Joshua Zirkzee, Chris Richards, Paul Wanner y Josip Stanisic.

Lo malo

Si hablamos de lo malo, Brazzo tiene en su historial a uno de los peores fichajes del Bayern, el lateral derecho Bouna Sarr. El senegalés llegó al club bávaro en 2020 como una incorporación bastante sorpresiva y con el objetivo de ser el reemplazante de Benjamin Pavard.

¿Otra cosa que sorprendió? Su contrato hasta 2024. Desde entonces ha jugado la discreta cantidad de 27 partidos, aportando un gol, tres asistencias y una sensación de que jamás debió haber aterrizado en el Allianz Arena. Es tan poco el impacto que ha tenido, que el club estaría buscando venderle este verano.

En cuanto a entrenadores, uno de los fallos de la dirección deportiva estuvo en contratar a Niko Kovac. El croata tomó el cargo en julio de 2018 y se despidió del club en noviembre de 2019 en la ya mítica derrota 5:1 ante el Eintracht Frankfurt.

Más allá de lo que sucedía en cancha, el entrenador fue bastante polémico por diversas declaraciones relacionadas hacia los hinchas del club y ciertos jugadores a los que dejaba en la banca, entre ellos, Thomas Müller, causando fricción en el equipo y descontento entre el público en general.

Un desacierto que, al final, Brazzo terminó solucionando al otorgarle la permanencia en el banco a Hans-Dieter “Hansi” Flick, quien llevaría al club a ganar el primer sextete en su historia.

Lo cuestionable

Si bien no se puede complacer a todo el mundo con las decisiones que tomas, Salihamidzic ha estado en el ojo del huracán desde la temporada pasada, porque, a pesar del acierto al mantener a Flick, muchos especulan que Brazzo fue la razón por la cual uno de los entrenadores más exitosos del Bayern se marchara a dirigir a la selección alemana.

Desde la segunda parte de la temporada 2020-2021, los rumores de la mala relación entre Flick y Brazzo no se hicieron esperar, uno de los temas de debate más intenso entre ellos fue la política de fichajes del club, con la que el entrenador no estaba contento.

Vive lo mejor del fútbol alemán en el canal de Spotify de Mi Bundesliga.

Salihamidzic no escuchó a Flick respecto a los fichajes que este deseaba, causando así la molestia del técnico, quien pidió públicamente nuevos jugadores para el club. Este y otros desacuerdos llevaron al ganador del sextete a despedirse del FC Bayern.

A pesar de que se tiene claro que el sueño de Flick era dirigir a Alemania y que la presión de estar semana tras semana ante los medios de comunicación le era demasiado (algo que se vio claramente en el documental del Bayern “Behind The Legend”), muchos especulan que Hansi se hubiese quedado de no ser por la mala relación con la dirección deportiva, aunque nunca lo sabremos.

La mayor crítica a Salihamidzic

En general, la mayor crítica hacia Brazzo es la negativa a gastar más dinero en fichajes, algo un poco contradictorio, puesto que los tres jugadores más costosos de la institución muniquesa han llegado bajo su gestión (Hernández, Sané y Upamecano), además de traer al entrenador más caro de su historia, Julian Nagelsmann.

Sin embargo, muchos le cuestionan el hecho de traer jugadores que no necesariamente se ajustan a los deseos del entrenador y que terminan ocupando espacio innecesario en el banquillo.

Otro punto también es que, mientras los titulares son excepcionales, Salihamidzic no ha logrado conseguir suplentes que estén a la altura del desafío, dejando a la plantilla muy corta y exponiendo al equipo en las etapas más importantes de la temporada.

Luego de la eliminación frente al Villarreal en los cuartos de final de la Champions League, muchos fanáticos se fueron contra el director deportivo, acusándole del fallo por su mala gestión e incluso enviándole amenazas de muerte a él y a su familia.

Si el descontento por la gestión de Salihamidzic ya era grande debido a los pobres fichajes realizados la temporada pasada y sus diversos conflictos con entrenadores, jugadores y agentes, ahora el director deportivo está viviendo los momentos más duros de su carrera en el FC Bayern, al menos mediáticamente.

Son miles de fanáticos los que piden su renuncia, así como incontables las críticas hacia su persona de parte de la prensa especializada e incluso algunos ex colegas han tomado los medios para dar a conocer su opinión respecto a su labor.

¿El responsable de la salida de Lewandowski?

¿La razón detrás de esto? La ya confirmada no renovación del delantero estrella Robert Lewandowski. Desde inicios de 2022, muchos daban casi por hecho que el club bávaro extendería el contrato de sus tres jugadores más valiosos, sin embargo, el polaco ha decidido no hacerlo y Brazzo podría ser el mayor responsable.

De acuerdo al agente de Lewandowski, Pini Zahavi, el director deportivo no le ofreció la opción de renovar, mientras que Salihamidzic insiste en que sí se presentó la oferta, pero esta fue rechazada.

Desde entonces, tanto el agente como el director deportivo han hecho de los medios de comunicación el escenario de una disputa que cada día parece ser más personal. Zahavi «no recomienda» al FC Bayern mantenerle, pero el club bávaro tiene todo el derecho de hacerlo por estar atado a un contrato.

Aún no existe resolución respecto a este tema y, aunque todos los involucrados son culpables, la imagen de Brazzo ha salido muy manchada e incluso existen rumores de que sus días en Múnich estarían contados, aunque es poco probable.

Lo cierto es que Salihamidzic deberá hacer un muy buen mercado de verano y lograr fichajes contundentes para intentar ganarse el respaldo de una fanaticada que parece haberle dado la espalda.

En conclusión, la gestión de Brazzo no ha sido mala, al contrario, ha logrado fichajes muy buenos, sin embargo, es posible que en el futuro no se le recuerde por haber traído a Sané, Davies o Hernández, sino como el principal responsable de la salida de dos de los nombres más importantes y queridos en la historia del Rekordmeister: Hansi Flick y Robert Lewandowski.

Periodista Deportiva | Mi Bundesliga | Motorlat | Somos Fanáticas del Motorsport.

Comentarios (2)

  • Omar Hernández

    Excelente tu reportaje. Agregaría también lo qué se suscitó con David Alaba, el cual el bosnio tuvo mucha responsabilidad.

    responder

Publicar un comentario