TOP

Anthony Modeste o Youssoufa Moukoko, la gran duda de ataque

Moukoko o Modeste, esa es la cuestión... Foto: Getty Images.

Anthony Modeste o Youssoufa Moukoko, la gran duda de ataque

Llenar el vacío que dejó Erling Håland en su marcha no está siendo una tarea fácil para el Borussia Dortmund. A Karim Adeyemi se le va escapando el tiempo de brillar entre lesión y lesión. Malen sigue muy lejos de ser ese asombroso goleador del PSV Eindhoven. Y, para más desgracia, el flamante fichaje de Haller tendrá que esperar una larga temporada tras su diagnóstico de tumor testicular. Nada le sale bien a la directiva de Las Abejas. Pero, con tantas bajas, era el momento de que otro de los fichajes, que sin hacer mucho ruido, apuntaba muy alto tras su excelente temporada el curso pasado con el 1. FC Köln, se presentase ante su nueva afición. Con 20 tantos a sus espaldas en un equipo sin las facilidades deportivas ni económicas de los grandes equipos alemanes, Anthony Modeste tenía ante sus ojos la oportunidad triunfal de asentarse en el equipo de Edin Terzić.

A una plantilla de múltiples fichajes jóvenes se sumaba un experimentadísimo delantero que, con 34 años a sus espaldas, parecía ser garantía de gol. O eso pensaron ellos. La realidad es que, desde su llegada al Borussia Dortmund, Modeste ha sido un fijo para Edin Terzić, siendo titular en todos los partidos desde que viste la elástica negriamarilla. Sin embargo, el debate interno sigue abierto, ya que parece no terminar de adaptarse al nuevo juego del técnico germano-croata y apenas lleva un solo gol con su nuevo equipo en nueve partidos. De ahí que muchos aficionados empiecen a cuestionarse la titularidad por decreto que parece haber obtenido el delantero nacido en Cannes.

Escucha la última edición de El Debate de Mi Bundesliga.

Moukoko, llamando a la puerta

Hubo muchas prisas con su evolución en su momento. Demasiadas para un chico de su edad. Youssoufa Moukoko venía de destrozar todo tipo de registros en las categorías inferiores del Dortmund, tanto que llegó a entrenar con el primer equipo con apenas 15 años. Hasta que no cumpliese oficialmente los 16, no podía debutar en Bundesliga según las normas alemanas. Dicho y hecho, ya que apenas un día después de cumplir esta edad, estaba debutando con los mayores. Aquella temporada 19/20 empezó a dejar detalles para el futuro, a pesar de que aún se le veía falto de tiempo de cocción. Progresivamente se fue incorporando al primer equipo hasta formar parte de este a todos los efectos.

Este curso solo ha disputado la primera jornada como titular, pero también ha dejado huella como revulsivo. Se echó el equipo a las espaldas ante el SC Freiburg, anotando un gol y repartiendo dos asistencias en menos de media hora, así como el único gol en la victoria ante FC Schalke 04 también viene de sus botas. El crecimiento en madurez del joven alemán ha sido palpable con el paso de los meses y, aunque no está clara su continuidad la próxima temporada, hay quien pide ya su titularidad, lo que dejaría a Modeste en una posición aún más comprometida. No es solo que Modeste no encuentre su faceta goleadora, sino que los suplentes empiezan a ganar adeptos en esa carrera por la titularidad.

Karim Adeyemi y sus problemas físicos

En apenas un par de meses como jugador del Dortmund ya se ha perdido más partidos que en toda su pasada temporada en RB Salzburg. El alemán ha dejado buenas sensaciones, pero sigue lejos de encontrar una regularidad física. Le está costando adaptarse al nuevo rol que quiere instaurarle Terzić, más pegado a la banda derecha. Acostumbrado a jugar como referencia arriba en una doble punta, el hecho de ser zurdo y tener que jugar ahora caído a un costado implica que la mayoría de sus movimientos tiendan a ser hacia dentro. Una situación que, viceversa, también le está pasando factura a Donyell Malen, otro ex delantero centro cuando se le fichó, que ahora en Alemania está siendo forzado a jugar pegado a la banda izquierda, y el ser diestro hace que sus movimientos se vuelvan previsibles y le reste eficacia goleadora.

Publicar un comentario