TOP

El gran contraste

El gran contraste

La 1.Bundesliga y la 2.Bundesliga son quienes más dinero mueven en el fútbol alemán, por mucho. Sin embargo, la diferencia entre la máxima categoría y la segunda mejor cada día es mayor.

692002047

En las últimas 5 temporadas hemos visto decrecer significativamente el número de recién ascendidos que son capaces de permanecer en la 1.Bundesliga tras su retorno a las mayores alemanas. En el 2008/09 y 2009/10, los tres equipos de la 2.Bundesliga que volvieron a la máxima categoría lograron permanencer allí. En el 2010/11 y 2011/12, ese número se vio reducido a 2 por temporada, puesto que el 1.FC Nürnberg y el Borussia Mönchengladbach, en un particularmente atractivo duelo de permanencia ante el VfL Bochum, lograron la salvación. Para la campaña pasada, el Eintracht Frankfurt fue el único sobreviviente de la camada de los que regresaban a la 1.Bundesliga.

Saltar a conclusiones sobre la realidad de cada una de las ligas basado en el performance de estos equipos puede ser premeditado. Tengamos en cuenta que en varios de estos casos -FC Nürnberg, Hertha Berlin, Eintracht Frankfurt- son clubes de tradición en la 1.Bundesliga. También, que sus contrapartes como el Greuther Fürth, Fortuna Düsseldorf, Sankt Pauli, VfL Bochum, son equipos que hace tiempo dejaron de ser regulares en la máxima liga alemana; cosa que pudiera ser indicio de nada más la confirmación de ciertas “tradiciones” modernas de quién es quién en el fútbol alemán.

80:20

La repartición de los ingresos televisivos se han convertido en una de las principales armas en el fortalecimiento del fútbol alemán, puesto que le han dado a los clubes -todos- un músculo financiero para fichar y sanear sus cuentas. El dilema viene internamente, con la relación de distribución entre los clubes de la 1.- y 2.Bundesliga. Los 18 equipos de primera, reciben el 80% del situado, y los 18 de segunda el 20%, situación que genera un evidente contraste en ingresos entre un grupo y otro.

Ello se ha comenzado a evidenciar más, paradójicamente, a medida que han comenzado a entrar nuevos recursos, dado que por cada euro que le entra a un club de la 2.Bundesliga, le entran 4€ al de primera. Incluso, los matices entre los extremos es aún mayor. Si bien es cierto que hay un control, y que el campeón no puede percibir más del doble que el colista de la Bundesliga, la regla aplica para sólo esa división. Por supuesto que un recién ascendido Eintracht Braunschweig, que llevaba 28 años sin estar en la máxima categoría va a tener un difícil trabajo adaptándose a una liga llena de conjuntos que perciben dinero exhorbitante para los estándares de este club que usamos de ejemplo.

La consecuencia es fácil de observar: Los que siempre están en primera, tienen verdaderamente una ventaja sobre el absoluto resto -convirtiéndolos en inamovibles de por sí; los equipos “ascensor”, que suben y bajan, son un área gris que es demasiado fuerte para la 2.Bundesliga, pero demasiado débil para la 1.Bundesliga; y los condenados a la 2.Bundesliga, que quedan a la suerte o a la búsqueda de dinero de afuera, como es el caso del FC Ingolstadt (Audi) y el 1860 München (un inversor de peso de origen jordano; único en su tipo en Alemania). Proyectos como el Greuther Fürth, Fortuna Düsseldorf y Eintracht Braunschweig, son excepciones a este sistema, puesto que son clubes que han sabido maximizar sus recursos, conseguido a la gente idónea y gozado de la suerte de campeón.

Dinero para fichar

Esta divergencia se puede evidenciar mejor en los montos gastados en fichajes este recién clausurado mercado de fichajes veraniego: la 1.Bundesliga volvió a romper récord de inversión en refuerzos -por segundo año consecutivo, cabe destacar-, gastando 263MM€ (algo que a su vez palidece en comparación con lo que los españoles, italianos e ingleses gastan; sólo los fichajes de Neymar y Gareth Bale equivalen a más de la mitad de lo invertido por toda la Bundesliga), mientras que en la segunda división se invirtieron 11,2 millones, el 4,36% de lo gastado por el top 18 germano.

Lo más impactante de estas diferencias se pueden ver en una cifra: pese al hecho que la 2.Bundesliga incluso fichó más que la 1.Bundesliga (220 fichajes vs. 215), el valor promedio de lo percibido por una venta de la segunda división fue de poco más de 85.000€, versus 953.700 euros de la primera; e incluso, la compra fue más notoria la diferencia: 48.947€ vs. 1.239.410€. No es poca cosa.

El gran logro de la Bundesliga, el poder haber armado un modelo rentable sin deudas insaldables, puede verse empañado por un estancamiento en el relevo de equipos. El modelo de distribución, pese a su gran justicia de garantizarle un trozo de la torta a todos por igual, peca y complica el refrescamiento en las ligas superiores. Tal desgaste generaría una crisis en la liga similar al fenómeno Barça-Madrid en España, pero a gran escala: los mismos 20 equipos en el tope (los 2 adicionales suben y bajan), los mismos 20 en el medio, y el resto peleándose por las sobras.

Director de MiBundesliga y Coordinador de Deportes en El Hatillo, Caracas, Venezuela. Conocedor y aficionado a la liga más competitiva, atractiva y única del fútbol mundial. Graduado de Universität Konstanz en Ciencias del Deporte; especializado en Sociología del Deporte.

Comentarios (2)

  • Gorkathletic

    creo que esto es en parte culpa de las demas ligas, ya que sabemos que la Bundesliga es un ejemplo en el reparto de los derechos, pero a su vez necesita ir creciendo para alcanzar a la Premier en ingresos, ya que aunque para mi es la mejor liga del mundo, los medios opinan que la Premier es mejor y pagan mas.
    espero que puedan igualarse las diferencias entre primera y segunda division, pero creo que primero debe afianzarse la Bundesliga y una vez aumentados los ingresos totales, que si no me equivoco año a año suben, repartir mas porcentaje a segunda division.
    si ahora viendo como funcionan el resto de ligas, siempre hablando de las “grandes” se da menos dinero a la Bundesliga, quiza haga retroceder, no se si me explico bien, espero que si.

    resumiendo, confio en que se igualen a un 60:40 o parecido el reparto, es logico que mas de la mitad vaya a primera division creo yo, pero hay que crecer un poco mas para que cuando se reduzca el procentaje a la primera division no se note demasiado respecto a las demas ligas

    responder
  • Sabir

    El artículo es excelente, ahora tan sólo me ha entrado la curiosidad por comparar estos datos con las ligas de otros países. Qué contraste hay entre las primeras y segundas divisiones de Inglaterra, Italia, Francia o Espana? Creo que tan sólo la Npower Championship inglesa se salvaría: en el resto de los casos es más que posible que haya unos registros similares a la 1. y 2. Bundesliga. Quiero decir, no creo que la problemática sea sólo alemana, sino que estas desigualdades están muy presentes en todo el fútbol.

    Y, también, por curiosidad, habría que ver el contraste entre la 3.Liga y la 2.Bundesliga. Más o menos abultado que con la primera categoría?

    responder

Publicar un comentario