TOP

La UEFA y una vergonzosa respuesta a las críticas

La UEFA y una vergonzosa respuesta a las críticas

La UEFA sigue en el ojo del huracán…y no es para menos. Luego de que el día de ayer el máximo organismo regulador del fútbol europeo rechazara la solicitud del alcalde de Múnich, Dieter Reiter de iluminar el estadio Allianz Arena con los colores del arcoíris para el partido entre Alemania y Francia las reacciones en contra de la medida no se hicieron esperar.

El mundo del fútbol volvió a unirse y vimos como clubes, jugadores y fanáticos de todo el mundo mostraron su disconformidad a través de las redes sociales, expresando a viva voz la hipocresía de un organismo que meses atrás declaraba que esta Eurocopa sería un torneo “para todos”.

La UEFA… ¿Se enorgullece de sus colores?

Este miércoles el organismo sorprendió en sus redes sociales al mostrar su logo rodeado con los colores del arcoíris y entregando un polémico comunicado.

Si lo que buscaba el organismo era intentar “reparar los daños”, pues la estrategia no funcionó, porque si están reconociendo que para ellos el arcoíris no representa un símbolo político ¿Por qué se negaron entonces a la iluminación del estadio? ¿Por qué hicieron el intento de investigar al capitán de Alemania por usar un brazalete con dichos colores?

Eso es lo que se le critica a la UEFA, la falta de coherencia y compromiso con los que ellos denominan sus valores. Hablan todo el tiempo del “Equal Game” y a la hora de tomar acciones la igualdad desaparece en todo sentido.

Alemania responde

Muchos serán los estadios alemanes que se iluminarán con los colores del arcoíris este miércoles por la tarde cuando se dispute el encuentro entre Alemania y Hungría.

El ministro alemán de exteriores, Heiko Mass consideró que la UEFA “envió un mensaje equivocado” y alentó a los fanáticos a lucir los colores representativos de la bandera del orgullo “en el estadio y fuera de él”. Sumado a esto, el alcalde de Múnich, Dieter Reiter anunció que varios lugares de la capital al sur de Alemania se vestirán con los colores del arcoíris y previo al partido se repartirán 11.000 banderas con dichos colores a los espectadores.

¿La oposición? Un grupo de hinchas húngaros denominados la “Brigada de los Cártapos”. Estos se caracterizan por vestir de negro y enviar mensajes racistas y homófobos que podrían causar problemas en la capital bávara.

Sea cual sea el resultado del encuentro de hoy, la UEFA no ha salido bien parada. Esto abre la puerta a muchas más críticas y cuestionamientos, no sólo de los aficionados, sino de las federaciones que forman parte. La credibilidad y confianza en el organismo se está perdiendo y nadie parece hacer un esfuerzo para demostrar lo contrario.

Periodista deportiva y redactora freelancer. Fan de la Bundesliga y los deportes del motor.

Publicar un comentario