TOP

Eintracht Frankfurt asegura perdidas financieras, aunque no está en riesgo

Eintracht Frankfurt asegura perdidas financieras, aunque no está en riesgo

El director financiero Oliver Frankenbach habló sobre la situación económica de Las Águilas. A pesar de la “nítida pérdida” de 45 millones de euros a la que se encamina el Eintracht Frankfurt en esta temporada, aún no están complicados con el dinero.

PERDIDAS SIN DEMASIADAS PREOCUPACIONES

El verano pasado, los responsables financieros del club ya habían calculado que los ingresos se reducirían a la mitad; una estimación que casi se acerca a lo que sucedió en realidad. Si bien los ingresos en la pasada temporada fueron de 280 millones de euros, aún con el inicio de la pandemia del coronavirus, los de esta temporada rondarán los 150 millones de euros.

Sin embargo, Frankenbach no se preocupa ante esta baja. El Licenciado en Administración de Empresas, que trabaja en Eintracht desde 1998, explica:

“Hemos logrado configurar el club económicamente de tal manera que está muy bien preparado no solo para la temporada actual, sino también para la temporada que viene. Recibimos la licencia [para participar en la Bundesliga] sin ningún requisito ni condición [en lo financiero]. Ese es un muy buen resultado en estos tiempos, lo que me enorgullece un poco”.

EL VALOR DE LOS PARTIDOS SIN PÚBLICO

No obstante, al Frankfurt se le va agotando el colchón poco a poco. Por cada partido en casa sin aficionados, el Eintracht pierde alrededor de 2,5 millones de euros. Es decir, 42,5 millones para toda una temporada, sin mencionar la Pokal ni partidos europeos.

Dicha perdida también se suma a la devolución de 20 millones de euros en préstamos a medio plazo, utilizados para la construcción del nuevo centro de entrenamiento del club. Al final de la temporada, el patrimonio del Frankfurt rondará los 33 millones de euros, después de que el nuevo accionista Herzschlag Eintracht GmbH pudiera generar nuevos fondos propios de 22 millones a principios de abril. Para ponerlo en perspectiva: al 31 de diciembre de 2019, el patrimonio aún era de 67,9 millones de euros.

Para Frankenbach, incluso en ese escenario donde los partidos a puertas cerradas llevan a una “nítida perdida” de 45 millones, el club sobreviviría otra temporada sin hinchas. Los números lo avalan: Así y todo, al Eintracht le estaría yendo mejor que a otros equipos de Bundesliga y 2. Bundesliga, que estarían al borde del colapso y del abismo si este escenario ocurriese.

De todas maneras, el regreso de la afición es un punto central para el director financiero. Se evitarían fuertes recortes, la necesidad de sacar préstamos y/o negociar una nueva exención del salario de los jugadores. Esta temporada, ellos ganan alrededor de un 20% menos.

Escucha la última edición de El Debate de Mi Bundesliga.

SIN DEPENDENCIA DE VENTAS, PERO SÍ DE LA CHAMPIONS LEAGUE

Pese a todo, la cabeza de Frankenbach pasa por dos cuestiones fundamentales, tanto en lo deportivo como en lo financiero. La primera es de alegría para él: el Eintracht aún no depende de la venta de jugadores para paliar las pérdidas. “No estamos obligados a generar ingresos por transferencias”, afirmó.

La segunda ya no le corresponde tanto a él, sino al equipo. La posición en la que finalice el club en la presente Bundesliga no solo decidirá en que competencia europea jugará durante la próxima temporada, también tendrá su rebote en lo económico.

Frankenbach calcula que participar en la fase de grupos de la Champions League supondrían 20 millones de euros sin contar las bonificaciones, mientras en la Europa League serían 10 millones y en la Conference League alrededor de 7,5. Cuanto mejor lo haga en términos deportivos, más generosa será la consideración financiera. El Borussia Mönchengladbach, por ejemplo, ganó alrededor de 40 millones de euros en esta temporada al clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones. Sin duda, una diferencia notoria.

La posible primera participación del Eintracht Frankfurt en la Champions (ya había participado en la vieja Copa de Europa, llegando incluso a la final en 1960) cambiarían las cosas en las arcas de la institución, pero no en lo deportivo. Frankenbach ve lejos, desde su punto de vista, “competir con los habituales (FC Bayern München y Borussia Dortmund) y con los clubes subvencionados (RB Leipzig, Bayer Leverkusen, y VfL Wolfsburg)”:

“Hay una clara brecha allí. Y eso no se puede reducir significativamente participando en la máxima competencia solo una vez”.

En tiempos de crisis, el director financiero tiene cautela en ese aspecto. Pero también tiene espacio para soñar con el futuro:

“Todavía nos veo como un club entre los diez primeros de la tabla. Si seguimos haciendo las cosas bien, también podemos habituarnos a la competencia internacional”.

Publicar un comentario